Maragall y Torrent denuncian en Europa el espionaje político mientras el régimen mira para otro lado

El presidente del Parlament, Roger Torrent, y el diputado y líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, han enviado varias misivas a autoridades internacionales y organizaciones de derechos humanos para denunciar el caso de espionaje político del cual han sido víctimas, con la intromisión en sus móviles del programa de ciberespionaje Pegasus, un producto al alcance exclusivo de gobiernos.

Torrent y Maragall se han dirigido al relator de las Naciones Unidas sobre la libertad de expresión, David Kaye; a la comisaria por los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatović; y a Amnistía Internacional para informarles de las escuchas.

Los dirigentes independentistas sostienen que «el espionaje a ciudadanos y representantes políticos constituye una agresión inaceptable a los derechos fundamentales» y alertan de que «el hecho de que las instituciones del Estado puedan pasar por alto estos hechos sin tomar las medidas oportunas, nos obliga a emprender todas las actuaciones que tenemos a nuestro alcance para impedir que este tipo de prácticas resulten impunes».

Además, avisan a Mijatović de que podría haber sido espiada porque compartió una reunión en Estrasburgo con Torrent el 14 de mayo del 2019, cuando su teléfono fue intervenido.

Torrent y Maragall anunciaron una querella contra el que era director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el 2019, Félix Sanz Roldán, y han pedido al Ministerio de Defensa, de quien depende ahora el CNI, que colabore en la investigación. El Gobierno tachó estas prácticas como «graves».

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar