MAITÉ CAMPILLO. ¡Libertad para Mas Mas y todos los demáaaass!

¿Qué hacer con el Penal de Libertad?… “Al Penal de Libertad lo borraría del mapa. Tierra arrasada para que crezcan nuevas plantas hasta hacer del Penal un lugar productivo” (Dijo Jorge Benigno Torres ‘el gordo’, tupa recluido en el Penal varios años durante el sangriento periodo de terrorismo de Estado uruguayo).

 

Nunca Mas… ¡Penal de Libertad Nunca Mas!!!
Mas`actitud de conciencia. Mas` unidad en lucha. Mas` justicia y libertad ¡Mas Mas! Apellido que suma, multiplica y acumula. Antoni Mas Mas ‘el gallego’ de complexión fuerte, alegre y resuelto, el que emigró a los 5 años junto a sus padres a Uruguay en 1952 desde isla de Mallorca. La familia Mas Mas huía como tantos miles de la represión y miseria que fue sembrando el terror impuesto por la dictadura, más tarde y ya en otro país lejano a su isla, el propio Antoni toparía con circunstancias de opresión similares, él mismo, sufrirá consecuencias drásticas y por ende sus padres, de otro fascismo tan despiadado como del que huían. El isleño Antoni se convertiría en ‘el gallego’, uno de los militantes activos del Movimiento de Liberación, lo que le impediría finalizar su carrera de medicina. En 1970 se encuentra estudiando en Montevideo cuando entra en contacto con tupamaros; se integra y convierte en símbolo guerrillero. Tenía 36 años cuando ‘fue liberado’, tras pasar en la segunda detención 13 años en diversas cárceles uruguayas, mismas mazmorras que impidieron salir libre a uno de los líderes del MLN-T. Adolfo Wassen Alaniz muere dentro de la cárcel (la tortura prolongada no llegaba sola), a la conferencia tras la aplicación de la ley de Amnistía acudiría por él su joven y apuesto hijo. Antoni Mas fue acusado de ser el autor material del ajusticiamiento de Daniel Antonio Mitrione, por entonces agregado “agrícola” a la embajada de EEUU en Montevideo, asesor del ejército uruguayo en los métodos de tortura.

Mas Mas` y aún más en tesitura de luchador. Encarcelado por primera vez queda alojado en el segundo piso junto a los presos de máxima peligrosidad. No deja de seguir militando dentro del penal, la militancia sigue activa entre las ocho de la mañana, hora en que los sacan de las celdas, hasta las diez de la noche, hora en que volvían a recluirlos. Participa de la gran fuga:106 guerrilleros, presos políticos en la penitenciaría Punta Carretas (Punta Brava en otros tiempos, barrio residencial de Montevideo, donde ubicaron la cárcel de máxima seguridad) y cinco comunes. Acción heroica de los Tupamaros que marcó una etapa histórica determinante, pudo haber sido más determinante por supuesto ¡Mas Mas! En la vida político-económica uruguaya ¡Mas!, mucho más. Pero la unidad ideológica empezó a manifestar sus vísceras y contemplar otros intereses sobre el objetivo final. Logran fugarse a través de un túnel de unos 45 metros, fue en la madrugada del lunes 6 de septiembre de 1971; se encontraban como parte de la cúpula Raúl Sendic y Adolfo Wassen Alaniz del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T). El túnel se construye desde la cárcel a una finca particular minuciosamente coordinado desde dentro y fuera del penal. La operación se ejecuta bajo el nombre clave de «el Abuso». La forma en que se produjo la fuga generó sorpresa y admiración en Uruguay, y el mundo, apelada popularmente como la fuga del siglo. Queda registrada en la Guía Guinness de los récords mundiales. Y, aunque la ‘bestia militarizada’ no requiere para seguir ejerciendo de bestia de ejemplos de insumisión y resistencia, las consecuencias políticas fueron drásticas.

Daniel Antonio Mitrione (‘el verdugo’ del imperio) nace en Italia un 4 de agosto de 1920. El más que siniestro personaje inspira a Costa Gavras, en su famosa película ‘ESTADO DE SITIO’. Y es precisamente en un diminuto país del continente americano, fundamentalmente en Montevideo capital uruguaya, un 10 de agosto de 1970, donde centra su paranoia represiva cebándose contra líderes obreros sindicales y políticos que se destacan entre guerrillas y gobiernos revolucionarios, que es ajusticiado por el MNL-T. (‘el gallego’), es decir, Antoni Mas Mas` el mallorquín, integraba y lideraba en ese entonces el comando ‘Los bravos’, que secuestra a Daniel Mitrione. Antoni Mas… <Era además de muy buen compañero, muy humano; era también muy joven, no había llegado a la madurez necesaria, quizás, que tuvo Sandino cuando se convirtió en guerrillero, pero era disciplinado, consecuente, fiel a sus ideales>. En las horas decisivas en que se producía la fuga, los Tupamaros organizan una asonada en el Cerro y la Teja (operación Tero), con el propósito de distraer la atención de la fuerza pública. Los militares todavía no habían terminado de procesar la fuga de las 38 guerrilleras, ocurrida el 30 de julio de la Cárcel de Mujeres (operación Estrella). La fuga de presos políticos ‘Tupas’ desencadena la furia de los militares diezmados internacionalmente por la acción revolucionaria “el Abuso”.

Antoni Mas vuelve a ser encarcelado en 1972, esta vez acusado de ajusticiar al siniestro más siniestro entre los personajes de la CIA: Daniel Antonio Mitrione agente del FBI, asesor de seguridad de los EEUU en Américalatina, especialista en técnicas avanzadas de contrainsurgencia. Daniel Mitrione recorría el continente de punta a punta viendo agonizar los pueblos en sus manos. Asesorando y enseñando las nuevas técnicas avanzadas de tortura para prolongar la agonía al limite antes de morir. Nazi por excelencia y mercenario del imperio Daniel Mitrione llega a Uruguay vía Brasil, tras asentar allí sus siniestros conocimientos llevados sin escrúpulos a prueba, entre mendigos y prostitutas. Impartió dotes entre los más sanguinarios torturadores, saciando personalmente el sadismo que imponía el aprendiz de Mengele. Disfrutaba saboreando el límite humano al martirio ante confesar o morir. EEUU no olvida el acto guerrillero, y es que siempre hay guerrilleros como Antoni Mas Mas (o Raúl Sendic) que se escurren de las manos del autentico criminal: “Trabajamos a menudo con antiguos tupamaros, que suponen una parte importante del gobierno del Frente Amplio. Pero hemos trazado una línea… y no tratamos con individuos que creemos razonablemente que han estado implicados en el secuestro o asesinato de ciudadanos estadounidenses como Daniel Mitrione” (Explica un telegrama diplomático de marzo de 2007) El guerrillero mallorquín tupamaro, ya en los primeros “interrogatorios”, admite haber ajusticiado a Mitrione y se responsabiliza a sí mismo de otras acciones similares para salvar a los compañeros.

Mas` utópico y leal que nunca, capaz de la acción más arriesgada como de la actitud más tierna ¡Mas Mas! Antoni Mas remontando más que nunca el ascenso de su mirada… Mas` y los latidos de su corazón alertan, se sobrepone dolorido, roto e inflamado a torturas. A Mas` se le aplica la técnica del doblegamiento, para destruirlo moralmente según las técnicas aconsejadas por Daniel Mitrione ¡Mas Mas! Llama guerrillera encendida. Su semilla produce efecto contra el doblegamiento y se ensañan con él. Los carceleros no cesan de golpear la puerta de su celda con objetos metálicos durante toda la noche (para no dejarle dormir). Le ponían inyecciones alucinógenas y luego otras de efecto contrario, y golpes, muchos golpes, para equilibrar la tortura psíquica con la tortura física. Finalmente logran enfermarlo psíquicamente, epilepsia, esquizofrenia… En éstas condiciones, tras 13 años de encierro, ‘es liberado’… Le espera un hermano a su llegada a Barajas (vía Mallorca) que no había ‘emigrado’ con sus padres a Uruguay, si de emigración se podría hablar en una época que más que hambre era represión, la negación al puesto de trabajo por sospechas de ideas políticas ajenas al nuevo Estado del crimen ¡Mas Mas, respuesta contra los pervertidores del lenguaje, historia y lucha que sangra desde abajo!

Antoni Mas <Se convirtió en el trofeo para la tortura de la dictadura>, pasa 13 años encerrado entre mazmorras (1972-1985), en ese tiempo en circunstancias aparentemente “similares” el expresidente de la República, el mismísimo perdonador de los pecados, el Pepe (Mújica Cordano) alentaba a Antoni cuando lo devolvían casi muerto de vuelta a la celda de excrementos y orines… ¡Aguantá, gallego, aguantá! (?). El isleño Tupamaro sale de la cárcel el primero de abril de 1985. Con la cabeza estropeada tras trece años de incesantes torturas y padecimientos palpitantes. El mallorquín ‘Tupa’ es hito y luz guerrillera que recorre el testigo de liberación e independencia de América-latina ¡Mas Mas… ‘el gallego’! Tomó su último tren en siglo XXI, no tan lejos de nuestros días, un 28 de agosto del 2003; un fulminante infarto de corazón le alejó de nosotros. Inseparable en memoria de lucha guerrillera uruguaya, ejemplo de internacionalismo proletario que hizo trizas las fronteras a la vida.
NOTA… por José «Pepe» Alanís
¿Cómo callar la muerte del loco, enamorado, rechiflado y tierno el ‘gallego’ Mas Mas?, poeta además, romántico y galáctico, lírico, trágico… Seguirás palpitando en las anécdotas, a mi hijo le he comentado más de una, me ha mirado con enormizados ojos y me ha preguntado ¿es cierto viejo? Claro que es cierto, y vaya uno a saber todo lo que ignoramos del ‘gallego’. Así se lo dije a mi hijo, y ahora te lo cuento a vos ”gallego”. No, claro que no es tarde, sí habré de contarles las que sé y las que me contarán otros compas… Y algún día ocurrirá de que los Menos Menos terminarán por entender de que tu mismo apellido Mas Mas, multiplica, suma, reúne, y que necesario que así sea! (…). La gente habla de la gente aunque todo sonaría mejor si –el hablar de la gente- no fuera una gratuidad de chamuyo mediocre y ramplón; dicho esto porque también del ‘gallego’ han sabido hablar los que se cobijan en las sombras, y han tocado de oído de cuando en vez. Para muchos ‘el gallego’ se nos ha muerto, es increíble, hace unos días hablábamos con Bolívar Fernández y rememorábamos algunas anécdotas de las horas pasadas. Bolívar me contaba de que una vez un tal teniente Farías, llamado ”la chancha” (oriundo de Paysandú), alto, corpulento y con ínfulas de ”pesado” insultó al ‘gallego’ llamándole asesino, cobarde, y otros apostrofes por el estilo… ‘El gallego’ con un salto felino arremetió contra la ”chancha” como para devorarlo. Impresionado el teniente puso pies en polvorosa y saltó desde el segundo piso al alambrado horizontal que acostumbran a colocar entre un piso y otro para atenuar posibles caídas. ‘El gallego’ corría en forma circular como león herido, profiriendo amenazas y juramentos contra el provocador, hasta que los guardias lograron reducirlo. En el penal de Punta Carretas hablaban un día del ‘gallego’ de situaciones, casos, hechos variados, donde él había participado, uno de los casos fue de que al ‘gallego’ lo traían de la tortura maltrecho, dolorido, hecho un pingajo y lo arrojaron dentro de un calabozo lleno de orines, los milicos golpearon la puerta del calabozo, hicieron correr el cerrojo con violencia y se retiraron mascullando maldiciones; fue entonces que desde el silencio del cautiverio, se oyó lastimera y clara la voz del ‘gallego’ que decía… !Libertad para Mas Mas y todos los demáaaas!!!

NOTA… sobre la fuga del siglo ‘el Abuso’. Para su realización toman una serie de medidas, el intento de apaciguar la tensión con la guardia que custodia el Penal, participar en todas las actividades deportivas en el patio de la cárcel que aparente un clima “armonioso” e ir estudiando mientras tanto el tipo de material del penal con que estaban construidos los tabiques que separan las celdas, mientras se iban forjando las herramientas al calor del temple militante que reinaba entre ellos; se quitaron los alambres a las camas y trenzaron hasta obtener un pequeño barreno, se serruchaba siguiendo el contorno de los ladrillos dejando el justo espacio para pasar de uno en uno, se utilizan dos argollas que atravesaban las paredes de la celda, construcción antigua que las utilizaba para sujetar las camas, y a los tupamaros, les sirvió para sacar intacto el bloque que se había recortado y volver a colocarlo, se revocaba con el mismo yeso que caía de la propia pared, cualquier utensilio les servía para sacarlo y evitar que los guardias advirtieran los cambios que se iban operando en complicidad durante meses de silencioso trabajo.

Había que ir pensando en la salida. Los presos políticos ocupaban la 2ª planta y toda la tercera, en la planta baja se encontraban los presos comunes. Se trataba de buscar alguno de ellos que tuviera “mentalidad de fuga”, que no fuera un chivato, y permitiera usar su celda como vía de escape. Lo consiguen. Utilizando el mismo método; perforando hacia abajo, van avanzando. La tierra será el obstáculo mayor. Como deshacerse de ella fue un dilema complicado luego de perforar durante toda la noche (los inodoros dada su antigua instalación se atascaban con facilidad), tras cavilar durante horas llegan a una original solución… reemplazar la lana de los colchones por la tierra sobrante, luego pasó a las almohadas, por lo que durante todo el tiempo que duró la operación ‘el Abuso’, tras horas de perforación y tensión nerviosa, los compañeros duermen descansando sus huesos sobre la húmeda tierra.

Queda lo más complicado de la operación que es el muro exterior, era de piedra de pura roca. Esto hizo retrasar los preparativos de la ansiada fuga, no había herramientas suficientes, ¿quién podría dentro del penal plantear dinamitarlo? También quedaba lo más delicado como enfocar el criterio de salida ¿cómo seleccionar a los compañeros?, todos no podían salir… y se empieza a enumerar jerarquizando a los compañeros que tuvieran mayores condenas, seguido los dirigentes, y conocidos por la población al margen de tener o no funciones de dirección dentro de la organización. Cuando llegan al muro empiezan los inconvenientes, la oxigenación del túnel en el que se debía trabajar. Para ello usaron un fuelle. Y como forma de medición un pajarito que había en una celda; bajaban la jaula y cuando veían que el pajarito manifestaba algún síntoma de ponerse mal daban rápidamente aire con el fuelle. Pero el tiempo pasa y el pajarito muere. Hubo pues que recurrir a un sistema de alarmas inventado, sogas de las que se tiraba para dar la señal, así transmitían los avisos para que la gente saliera… ¡pero no hicieron caso, estaban muy entusiasmados porque habían llegado al muro!!!

Y se volvió a presentar el problema de la tierra ¡La tierra, siempre la tierra, pero la tierra como el hierro se funde con el fuego humano! No había más colchones ni almohadas, estaban al completo y, ¡ocurrió algo no previsto, el túnel perforado se encuentra con otro túnel!!! Que habían construido los anarquistas a principios de siglo para una fuga del penal, partía de la carbonería “El buen rato” que estaba situada en la acera de enfrente. Lo usan para almacenar la tierra sobrante y, entre tanto y tanto, fue llegando el momento de la fuga. Empezó a las 12.30 de la noche y termina a las cinco de la madrugada. De los dirigentes que salieron esos días con penas de hasta cuarenta y cinco años de prisión, estaban todos menos Henri Engler y Mauricio Rosencof (autor de las obras que he estado representado los últimos años). Las despedidas entre los que lograrían la libertad inmediata y los que debieron quedar, se hicieron durante el recreo, no hubo abrazos solo palabras: “nos veremos” “esperamos que nos vengan a buscar” “libertad o muerte”. DE PASO POR EL TÚNEL DE LA LIBERTAD se colocan unos cartelitos cuyo texto decía: “el tupa es como el oso, cuanto más fuga más sedicioso” “esto es un Abuso”, el que se distribuyó más profusamente fue el que recordaba la consigna usada en la marcha de los cañeros a Montevideo, venía muy al caso… “¡Por la tierra con Sendic!!!”.
PD.
SE TRATABA DE UNA SOCIEDAD EN PROCESO MUY DIFERENTE. Al que han llegado algunos como Pepe Mujica y Eleuterio Huidobro, que nada o muy poco tienen que ver con los ideales de los cañeros encabezados por Raúl Sendic. Conocí personalmente a algunos de los dirigentes del Frente Amplio, antes de que llegaran al poder político por supuesto; en plena lucha (entre cárcel, tortura, hospitales, psiquiátricos…) y a través de algunas de las obras de teatro que he representado de alguno de sus miembros. Pero llegó la hora de la verdad, y el Pepe Mujica dijo <no me pregunten con quién sino para qué> optando sin repudio como Huidobro por la integración en el ‘Dios Estado’ vía directa al capitalismo “¡ya que el objetivo justifica la más que descomunal apertura!”, a través de campañas electorales de reconciliación nacional con los milicos y el poder económico establecido con el imperio, jueces, ejército… “Pues si bien es cierto que Medina (a forma de ejemplo) es uno de los Generales sanguinarios de la dictadura, por qué no puede ser por igual clave en la transición democrática”, paseemos con él, lavemos su cara, démosle cremita para que se curta al sol, ¡ala!, ha inaugurar parques para niños ¡eso!, que reparta comida entre los más hambrientos, paseemos con el por las calles anchas!!! Yo no entendí, sigo sin entenderlo, cómo después de machacarlos hasta volverlos locos, y hasta la muerte en muchos casos, podían reconciliarse con semejante engendro humano y seguir haciendo negocios con el amo de la CIA. No entendimos (en el vínculo familiar) más allá del respeto y la dignidad de tantos compañer@s que lucharon por una sociedad de justicia social, libertad, independencia imperialista y del capital nacional. Se que esos eran ideales por los que lucharon Antoni Mas Mas y Raúl Sendic (y tantos otros), líderes de dignidad indiscutible. Quedan en nuestro recuerdo como ejemplo de internacionalismo, combatientes, guerrilleros que lo dieron todo en lucha contra el fascismo.

Lo que de vida consciente queda de Antoni Mas regresa a la isla un 2 de abril de 1975, hasta su fallecimiento el 28 de agosto del 2003 en María de la Salut. Un fulminante infarto acaba con la vida del Tupamaro mallorquín, emigrado a Uruguay, y, no pudo evitar implicarse en defensa de su libertad e independencia, frente al enemigo a la vista. 70 años del nacimiento del guerrillero ‘Tupa’ hijo de Antoni Mas, albañil de Pollença, y de Isabel Mas, de María de la Salut. Antoni Mas Mas nace en 1947 en el pueblo de su madre, y en 1952 cuando contaba cinco años emigra a Uruguay junto a sus padres y su hermana menor Francisca de dos años. Los padres lo pasaron muy mal durante su encarcelamiento, quedaron deshechos frente a la sádica tortura <Regresan a la isla, poco después de su hijo (y mi prima, dice Isabel “Antoni falleció aquí, creo recordar que el padre regresó a Uruguay y murió en ese país», concluye Isabel Ribas>.

PUNTO FINAL
Documentos obtenidos por la historiadora Clara Aldrighi, en el Archivo Central de Estados Unidos probaron que el Escuadrón de la Muerte, grupo paramilitar y parapolicial que actuó en Uruguay entre 1970 y 1973, usó un arma donada por la Agencia para el Desarrollo Internacional de EEUU (USAID) y con ella asesinó a un estudiante en Montevideo, en 1971. Según la investigación publicada por el diario uruguayo La República, quien proveyó el rifle Winchester modelo 70 calibre 225 (entre muchas otras armas que ingresaron a Uruguay) fue el agente de la Central de Inteligencia Norteamericana, CIA, Daniel Antonio Mitrione, conocido como el «maestro de la tortura», por haberla practicado en detenidos en forma sistemática y haber enseñado sus métodos a represores uruguayos. Daniel Mitrione había sido destinado por el FBI a Uruguay en 1969, fue secuestrado por el grupo guerrillero Tupamaros el 31 de julio de 1970, acusado de ser agente encubierto de la CIA e instructor en técnicas de tortura. Para entregarlo pidieron al presidente Pacheco Areco la liberación de 150 guerrilleros, tras la negativa del gobierno y de EEUU a negociar, Daniel Mitrione fue ajusticiado el 10 de agosto de ese año, su cadáver fue encontrado con cuatro disparos, sin signos de tortura, en el baúl de un auto estacionado en una calle de Montevideo: “Los documentos en Washington comprueban que el papel de los instructores estadounidenses seguía siendo clave, al igual que en 1968; es más, sus funciones se habían vuelto mucho más complejas por el auge de las guerrillas. Por esa razón, los esfuerzos de EEUU para que en Uruguay no se instalara un ‘gobierno hostil a los intereses de EEUU’ se desplazaron de la asistencia policial a la militar, a través del Programa de Asistencia Militar (MAP)”, explicó la historiadora.

Secuestro y ejecución de Daniel Mitrione, fue centro de la trama de ‘Estado de sitio’ del reconocido director (griego) de cine Costa Gavras. Según el periodista Roger Rodríguez, quien investiga el tema desde hace años, la «rara» bala que mató, el 24 de julio de 1971, al estudiante Heber Nieto, coincide con aquel rifle introducido en Uruguay por Mitrione.


Maité Campillo (actriz y directora de teatro Indoamericano Hatuey)

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: