MAITÉ CAMPILLO. ¡Corpus Christi (en un acto) con eucaristía y procesión!

“Las casas civil y militar informan que, según comunican los médicos del turno, su Excelencia el Generalísimo Franco acaba de fallecer por paro cardíaco como final del curso del shock tóxico por peritonitis”

Crear y no ser uno mismo, ¡es imposible!

(Porque la vida no puede vivirse con la incertidumbre clavada a la raíz de los huesos como espina emponzoñada) Los caminos se entrecruzan y revuelven sobre sí mismos en tropel de humanidad y máscara; lo superficial es lo profundo. Oí decir a un célebre monaguillo que empezó a los siete añitos de pinche de cura, y ya tiene 52, entre una falsa necesidad y falso oficio ¡Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi florecido y jueves “gordo”, segada la tradición resucitaron por arriba el carnaval, para ampliar oferta turística como en día de Ascensión… Tum, rapatum, tum, tum! Sigue en pie de fiesta Pablito velando misiones, visiones, y cuerpos misioneros del rebaño en reliquia de celebraciones. A seis curas ha servido “ahí es na”, cinco de ellos ya finados. Mandato divino que lleva incondicional vendiendo lotería Santa Rita-rita y organizando cenas por donde se filtran grandes sumas a porfía aparte de misas y rosarios. Barrio de verano sudoroso en trofeo voluntario, es el barrio de Pablito el monaguillo, muy dado a fiestas con y sin santos claro que mejor, con que sin porque donde hay, se fía, y si no…

Comienza la fiesta y hay que divertirse a toda costa. Adelantan horas las celebraciones entre vinillo y petardos, brotando a tutiplén el hormigueo en bares y corrillos chispa a chispa, reventando en carcajeo lagrimoso por animoso a bombazo

limpio, a forma de traca atronadora rondando los minutos sin desmayo, y dale que te dale las alfombras cubren el asfalto. Desalojan todo tipo de vehículo, la calle queda limpita más que en invierno aunque llueva a diario. Niños y niñas a la calle como caracoles tras la lluvia ¡A jugar que amanece! Lástima que solo sean tres jueves al año, si hasta la calle más grande parece, da mucho gustito verla limpia y hasta olerla, que rico, sin tachos de basura chorreando peste, ni tubos de escape pedorreando insecticida. Apuesto porque todos los días haya una representación de carnaval pedagógico de barrio, cívico, social… ¡Ah! ¡Pero si estábamos hablando de la procesión de mi barrio, perdón compay-comay, es el estrés de los contratos basura, la degradación me sube la bilirrubina lo siento!

Es el sentido de la tierra y el cuerpo como principio de vida inclinado hacia la fiesta (hoy convertida en industria turística a forma de espectáculo a toque de pandereta ajena) alejándola de todo origen sea carnaval sea procesión. La calle se llena de arena fina como lluvia de arcoiris, ¡y no es un fenómeno óptico! Claro que los pétalos de flores son otro cantar, demasiado lujo para… (irrumpe la voz del pregonero): ¡Nosotros que trabajamos, todo el año sin cesar, bueno es que nos divertamos, cuando llega… ! Tiza en mano van dibujando el motivo rellenando entre polvo y polvo, a destajo, colores verde moringa, sal marina en tierra, rojo pimentón de la Vera-comunidad extremeña, envasa Portugal, comercializa Catalunya en Sabadell, y llega a los hogares a forma de lágrima enlatada en polvo, a precio de plata, que es precio del oro al mirar atrás. No puede faltar para ensalzar al astro felino de verano, el amarillo cúrcuma y el del azafrán, a forma de contrastar revitalizando la expansión de los rayos.

Un dato curioso a tener en cuenta es la conformidad y armonía que reina entre vecinos oiga. En todas las alfombras aparece la misma cara. Jesús y Cristo, juntos, más que siameses, como única cara en doscientos metros de calle, mismo corazón, melena, nariz y frente; cáliz de vino y ostia grandota deslumbrante se llevan la palma de la autoría colectiva en ‘barrio de verano’. Estación ardiente, vamos llegando… De esa fiebre radica el ardor colectivo, a punto de prender fuego contra ateos, rojos y demás herejes; quieticos ahí, chisss, ni lo intenten, nadie puede salirse del guión, o será acusado y juzgado, chisss, ni flores solo flores, ni por ser primavera antes de la hoguera de Sanjuán, ni porque acabe de caer la primera palmatoria contra las nieves. Ni un paso más sin procesión sobre asfalto, ¡pase el rebaño! Olvidar + Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol = 365 días, y reza la pancarta: ¡GRACIAS A LAS ALFOMBRAS DE TU CALLE OLVIDARÁS LA PRECARIEDAD COLECTIVA!

Y doblaron las campanas… Fue decretado un riguroso duelo nacional; empezó la procesión, Pablo, el monaguillo mayor mentado con otros dos pibitos de 9 y10 años a su cargo, el cura, el sacristán, corte de beatos, el alcalde jovencito ya todo un “señor” tras el cura paso a paso, concejales a forma de siameses de unos y otros partidos, y la “oposición” montones de cucas haciéndose las muertas (de risa) entre alcantarillas al

son de trompetas, tambores y gaiteros; el mando acharolado al lado del cacique no puede faltar en la comitiva, una vecina desde el balcón mirando al venado marino, digo al marido, grita ¡Pablitoooo, ponte tieso, parece mentira… que se te va a caer el botafumeiro! Y el cura se queja del tufo que suelta el ímpetu de la salsa marinera ¡Quita el humo pa`ya hombre, que me vas a asfixiar… caguen deus, Pablito! Pum-purrun-pum-pum, empieza la banda de cornetas y tambores con sus tum, tum, rapatum, tum, les siguen los gaiteros yiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii… Silencio.

El cura del barrio llegado hace un tiempo de Ciudad Bolívar enviste con expresión ordinaria, prosaica; se para en una casa con púlpito a la puerta adornado de flores. Empieza su discurso acatando su integra producción artístico-polémica, enternecido por la lluvia de pétalos que le caen sobre la cabeza desde la azotea de la casa. Emocionado pide a sus feligreses que se manifiesten “pacíficos y democráticos”, para erradicar de una vez la dictadura del gobierno de Maduro, totalitarismo socialista que adscribe al Estado el control total de la economía ¡Nunca antes tantos venezolanos han tenido que buscar comida en la basura! ¡Nunca el pueblo de Venezuela sufrió tales envestidas: masacres, delincuencia, presos políticos…! (dijo), para terminar hablando de los niños y niñas que le rodean a coro vestidos de segunda (perdón) primera comunión.

El loro de mi calle de nombre Rosendo se encara con el endemoniado… ¡Mentiroso, mentiroso, mentiroso, ugrrr! El mando acharolado se mosquea… el jovencísimo alcalde le tranquiliza señalando al loro con el dedo (que balancea su desafío saltando entre palitos), ¡tranquilo que no es para el cura es pa`el monaguillo! (Jajajaja) Ríen juntos los siervos del rey. La procesión avanza sobre alfombras rastreando el sudor de aromas y colores que desmoronan al paso ¡Rosendo en lucha insiste! Lanza un palito extensible desde su jaula a mi ventana desenvolviendo la pancarta mientras suena el tum, tum, rapatum, tum, tum. Desde uno de los balcones surge una voz ronca, ruda… ¡¡Ooooooh la saeta al cantar al cristo de…! Grita el sacristán ¡Virgen María santísima! ¡Que eso es en Semana Santa, Mariajuana! Se refiere a la que vende la mariguana en el barrio, cuando “canta” desafina como una sirena llamando a la fábrica, oxidada por la falta de uso, y retumba la calle, es como la llamada al templo del aderezo; los pinches motorizados a sus ordenes esperan la distribución de la merca.

El gaitero toca un solo para no aburrirse. Los perros aprovechan para bañarse en la playa. El cura se tapa los oídos. Pasan una a una desfilando las ánimas con cara compungida de desconsuelo, tristes, vestidas de negro entre estandartes y cirios de a metro. El loro Rosendo me mira, desgrana confidente la semilla artística de la obra que ante aplastante realismo representa como actor principal. Canta desafiante en el momento que es trasladada a mi mente su canción, hay telepatía entre ambos, hallé la clave de su interpretación ¡A las barricadas!, que entona con su pico. La semilla vaga y se expande por guasa (silencio y mutis por el forro, ¿repelús?… va de retro!, unos y otros, ¿pero que es ésto, qué os pasa?, ¡¡exorcismo!!, dicen al ver el vídeo del cura ex-bolivariano, otros, ¡por rojos, por herejes, Franco no a muerto!), germina, crea raíces bebiendo del jugo de la tierra vía satélite, para dar origen una planta nueva por encima del árbol del cáliz y la ostia.

Se oye una voz tras la procesión ¡Santa Rita-rita lo que se da no se quita!… ¡Mentiroso, mentiroso, mentiroso, ugrrr! Avanza entre calles el pregón de Rosendo agitando alas: “Es expulsado ‘por ética en educación’ de un estadio, un espectador por enarbolar la bandera (“ilegal”) de la República. Según sus majestades incita a la violencia y a la alteración del orden público. No nos preocupan, dijo la casa real, pero sí nos molestan, por falta de educación. Por lo que se abre al ciudadano un expediente de acuerdo al artículo de la ley contra la violencia en el deporte” (Apagón general. Rosendo levanta el vuelo para dar paso al “apóstol Martí”, termina su última frase saliendo de escena) ¡Cura espía, cura espía, no eres hijo de María, ugrrr!

“Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse como quienes van a pelear juntos” (Martí). Verdadera acción orgánica atravesando tendido eléctrico hacia la creación artística sin sustituto comercial. Y es que el proceso de construir una acción es para el actor fundirse con el personaje de su obra ¡A las barricadas! Y la canción tomó cuerpo. Característica distintiva para un creador (artista) la habilidad para ver el mundo de una manera autentica, fresca, diferente ¡Hay que pillar el momento al vuelo, saborearlo dando vuelta al día! Y donde vías de hierro, caminos en el aire entre Sancho y Quijote; sirva la leyenda a forma de metáfora. La lujuria se desencadena como el ladrón al poder. Llega con el verano apoderándose de las hogueras. Se agotaron los jueves en serie, la soldadura, los golpes de taladro y martillo, los clavos y el madero ¡Se acabaron las procesiones! ¡Airea el bañador sobre el mástil de la sombrilla libre de cintura para arriba y hasta abajo!

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: