MAITÉ CAMPILLO. «Bolivia, cerco y traición»

Qué es este nudo en la garganta, como dicen? Ya nadie sabrá nunca nada de aquel
pueblo. Quedarán las maldiciones del 98, tal vez las espléndidas fanfarronerías de Don
José Ortega, las lamentaciones de Cernuda. Pero, ¿cómo era aquél pueblo que León
Felipe llevó a los versos y que todavía tengo en los ojos?

(Pitágoras) La libertad dijo un día a la “ley”, tú me estorbas!!!

El golpe de estado en Bolivia deja una vez más al descubierto la tapadera capitalista
de la que se sirven para que su sistema económico prevalezca. Lo que ha llamado la
izquierda entendiendo como revolución la boliviana, ecuatoriana y más ejemplos, no
es sino una tergiversación política dentro del “orden de las democracias”, donde lo
políticamente correcto es inconcebible. Fulminan toda realidad en fogón de los
desheredados agrandando la distancia kilométrica de sus calles empobrecidas, ajenos
los pacificadores mediáticos a su miseria, a los sectores más diezmados del pueblo
trabajador que vota ajeno a la trama y sus descalabrados desenlaces, que imponen los
representantes de las oligarquías internas e imperialismo cuando mandan parar. Y, en
Bolivia el yanqui, mandó parar con el beneplácito de la burguesía parásita y sus
multinacionales internas y externas flotantes todas ellas en el ámbito nacional
boliviano. En una palabra y para no irnos por los cerros de Úbeda: REVOLUCIÓN
EXISTE SOLO ALLÁ DONDE SE LLEVA A CABO. Construye, consolida
cimientos y pilares anti-capitalistas sólidos vía al socialismo, que para nada es
sinónimo de capitalismo ni se le parece lo más mínimo ni en el fondo ni en la forma,
su antagonismo existe, sus metas como su objetivo son polos opuestos entrecruzando
flechas, sus matanzas en el mundo están al orden del día; las democracias que
gobiernan son la dictadura del capital su reparto no forma parte de nuestras cosechas.

 

El trasfondo que está sufriendo Bolivia por lo ajena que se encontraba a la gran
sombra en noche socialista, costará a los sectores más concienciados del pueblo
trabajador superarlo, dada sus esperanzas puestas en forzar la luz de sus vidas años
esclavizada. Farsa en la vida cotidiana de un país que apostó por un cambio de base.
Pero el socialismo de MAS -gobernando Bolivia 14 años con Evo Morales como
Presidente de la nación- no ha sido sino una tapadera, destapada, que de socialismo
había poco o nada en la dirección de su Movimiento al Socialismo. (Tras su vuelta
del exilio, el escritor Max Aub, narra las impresiones que le causó la España
franquista, le dolió la soledad, ajeno, incapaz de rencontrarse, de reconocer en ella lo
más mínimo de lo que significo la cultura vivida con los pueblos en lucha y aquella
República, dispuesta en vía de revolución y socialismo): “Mi primer día madrileño
empezó en la madrugada, cuando eché a andar hacia San Francisco el Grande. No
tenía idea de lo que quería ni es el Puente Segovia -lugar de muerte- sitio para ver
surgir el día. No. Sencillamente no podía dormir porque no podía poner en claro la
razón de mi instancia. ¿Mi libro sobre Buñuel? Sí, desde luego: era la razón, la razón
de la razón. Pero uno no se deja llevar nunca por la sola razón. El hombre no es un
ser razonable o no lo es más que en parte y con artificio”.

 

Lamentablemente no todo lo que se define como izquierda es izquierda. Por el
contrario el campo capitalista con su fascismo en máscara populista como en máscara
del crimen es harto evidente. No. No se es izquierda cuando uno no es sino lo que
decide y ordena el capitalismo -al margen del primer impulso que a forma de sueño
pudiera haber abrazado, supongamos, en el mejor de los casos. Uno no es nada
porque la vida no vale nada -como dijo Pablo Milanés en uno de sus momentos más
lúcidos- si no es para perecer porque otros puedan tener lo que uno disfruta y ama;
porque la vida no vale nada si uno no es dueño siquiera de uno mismo cuando a otros
se está matando y yo sigo aquí cantando cual si no pasara nada. Sobre todo y a pesar
de todo un pueblo es un pueblo lo demás es capitalismo eso es lo que pienso yo. Uno
no es sino su propia realidad, capacidad y aguante, no entretenimiento y engaño para
llevarlos al matadero del silencio de los corderos, porque uno es lo que es no lo que
dice ser frente a la humanidad expoliada, culturalmente desnutrida de todo derecho
enfrentada a la destrucción del planeta, su ecosistema del viva la muerte a favor de la
esclavitud y no de la libertad de sus derechos inalienables. Porque la vida no vale
nada si escucho un grito mortal y no es capaz de tocar mi corazón que se apaga (La
palabra nos llama su ronroneo vuelve en boca de Max Aub): “¿Qué me decía a mí
mismo? Jamás puede el ser humano decir las cosas con propiedad absoluta; siempre
queda un margen y sentía como uno de mis pies -o de mis manos- estaba cogido en
esa trampa del decir y del decidir. ¿Era “España” esa oscura niebla que iba tiñéndose
no sé de que colorcillo rosado?”. Y, es que la sangre roja vertida una vez más la iban
matando vía hacia la dictadura capitalista camino de las democracias, del pacto por la
libertad en casa de la OTAN en nombre del Pentágono. ¿Cuántas veces fue matado
aquél pueblo/cultura que en su recuerdo narra?.

 

A los auténticos líderes los siguen fusilado y desapareciendo como parte del viñedo
de las uvas de la ira, el masacrado mil veces vilipendiado no consentido sino
perseguido hasta el infinito, al que nunca han permitido la visión real de su futuro
fabuloso ni la construcción de su visión científica del socialismo nada para mi todo
para todos, y entre tanto y tanto como dijo Carlos Puebla: al que asome la cabeza
duro con él, porque la vida no vale nada si yo me quedo sentado después que he visto
y soñado que en todas partes me llaman e ignoro que el asesino cogió por otro
camino y prepara otra celada. Hacer reformas sociales sin abolir ni siquiera destituir
mandos fascistas no es ser un socialista. Quizá un buen reformista lavando cara,
revitalizando imagen a las fuerzas retrógradas fortaleciéndose, gracias a sus servicios
y disposición como portavoz servil de una farsa: las modernizo, las hago más
dinámicas arraigadas al capitalismo para mejor combatir al pueblo. Lo que se ha dado
en Bolivia ha sido un golpe “blando contra un gobierno de hermandad blanda”. Si
hubiera sido un gobierno duro el golpe igual no se hubiera dado o hubiera sido
lógicamente duro. El golpe se venía gestando desde hace tiempo, y yo me pregunto,
¿nadie del equipo de gobierno ni siquiera su Presidente ni el MAS se habían dando
cuenta de ello? Supongo que sí. Quizá no dieran muestras visibles -como así ocurrió
en la República del Estado español, cuando el Frente Popular ganó las elecciones de
febrero- pero un servicio de inteligencia simplemente con el control de llamadas a
ciertos personajes hubiera detectado los movimientos de generales, de los fascistas de
la región de Santa Cruz, de los diputados de la oposición, y sobre todo, de la oficina
de intereses de EEUU.

 

La clave ha estado en el ejército de casta fascista profesional que se perpetuó
robusteciéndose 14 años de gobierno popular, manteniendo indeseables generales y
oficiales apoltronados históricamente fieles a la CIA en intereses del imperio y
oligarquía nacional, que lógicamente más pronto que tarde darán la patada cuando
vean la ocasión propicia a sus intereses una vez lavada la cara nacional de la mugre
en que la dejaron junto a su policía por igual de casta fascista, equipada con los
últimos adelantos represivos -¿para qué quería Evo esta policía?, y vuelvo a
preguntarme, ¿a quién temía Evo con tan preparada y sofisticada fuerza militar al
pueblo desarmado? En catorce años apenas han salido de sus cuarteles formándose
eso sí para el golpe. Ni un destacamento de estas fuerzas para ayudar a planes
económicos, abrir zanjas, pozos de agua, campañas de desarrollo agrícola de
producción, construcción de escuelas u hospitales, etc, etc. ¿Para qué tanto parásito
social en un país que “pretendía” elevar a potencia un pueblo humilde, o no,
¿fortaleciendo miles de parásitos acuartelados ajenos a la producción, a los que hay
que unir policías, curas y monjas de todos los santos y etnias buscando su propio
reparto y engorde en asentamiento social?. No. La vida no vale nada si se sorprende a
otro hermano cuando supe de antemano lo que se le preparaba. La vida no vale nada
si cuatro caen por minuto y… Justo ahora, tras las últimas elecciones, es cuando se
levantan agresivos los fascistas de Santa Cruz, la policía que tan modernamente se ha
reforzado puntualmente dispuesta, preparada a la carga se une a los que nunca
dejaron ser sus amos fascistas y amenaza con matar a quién abrillantó su imagen.
¿Acaso el Presidente Evo Morales y su amplio equipo de gobierno vivían en una
burbuja acuartelada sin poder decir siquiera esta boca es mía?

 

Hace un tiempo la UNESCO declaró a Bolivia libre de analfabetismo gracias a la
aportación de maestros cubanos. Pero no la declaró libre de fascismo. Tampoco la
declaró libre de pobreza y eso como el agua es básico para la vida, insisto -¿cómo es
posible, es ciega la UNESCO?. Bolivia es uno de los países de América con más
necesidad de salir de la pobreza, claro que sanear finanzas enriqueciendo la economía
popular es dar al pueblo lo que es del pueblo, además de autoridad y estima, sentido
de ser y existir. Derechos pisoteados durante siglos por buitres nacionales y
extranjeros matando lo que debería ser motor y base que rigiera su destino, los
diezmados, los oprimidos (Aub una vez más entre líneas e inquietudes): “¿Qué
sentía? ¿Cómo esclarecer mis sentimientos?. Sí: no era España lo que veía, no era mi
“España”. Pero lo sabía con certeza de antemano y hacía mucho tiempo. ¿Entonces?
¿De qué tienes ansia? Te deshaces en deseos, te consume la furia del amor hacia un
pasado que no fue, por un futuro imposible. ¿A qué has venido? No lo sé. No lo sé.
Recuerdo que crucé la calle del Arenal, que atravesé la Puerta del Sol… No sé donde
estaba cuando me apoyé en un árbol, y en el amanecer ya vivo, sentí que lloraba”.

 

En diciembre del año pasado el Vicepresidente Álvaro García Linera anunció que
durante el periodo de 14 años del MAS, la economía boliviana se había multiplicado
por cuatro, pero claro, primando las ganancias privadas. Citó en nombre del gobierno
que la deuda externa cambió del 51,6 del PIB al 23,1 % (y es cierto que disminuyó la
pobreza pese a seguir siendo de los más pobres de América del Sur). Pero desde que
cayeron los precios de las materias primas entorno al 2014: gasto social, empleos y
salarios han ido a la baja repuntando la pobreza más drásticamente. La oposición
creció mientras tanto. El Gobierno le entregaba beneficios a las empresas mineras y
oligarquía terrateniente por medio de beneficios fiscales y permisos para penetrar en
áreas naturales e indígenas protegidas. ¿Cómo se puede explicar esto, qué vía es esa
vía, acaso popular, revolucionaria, socialista, o fulminantemente capitalista? Se
consolidó al capital agro-industrial tanto nacional como extranjero integrando de
manera subordinada a los campesinos ricos junto con el ejército, que también fue
cortejado por el Movimiento al Socialismo. Y, precisamente, los representantes
políticos de esta lacra oligárquica encabezan el golpe y empieza la desbandada de los
dirigentes del MAS. La desbandada se dio nada más levantar corneta sin llegar
siquiera a los labios su boquilla. Parece ser que la oficina de intereses que tienen los
yanquis en La Paz ya habían untado con un millón de dólares a los principales
generales del ejército y de la policía. Automáticamente dimite Morales como
Presidente y el Vicepresidente. El resto de ministros, presidentas del senado y del
congreso no tardaron en desaparecer, presentando su dimisión también alcaldes y
concejales del MAS. Reaparece la Presidenta del senado pero ya los militares habían
proclamado nueva presidenta, Jeanine Áñez, una senadora narco-porno-racistafascista`muy cristiana ella, fíate de la biblia y no corras!!!.

La Central Obrera Boliviana (COB), tan fuerte que podría paralizar el país, tras los
funerales masivos de jóvenes asesinados por los milicos y policías ORDENA
PARALIZAR LAS PROTESTAS Y LLEGAR A UN ACUERDO CON LOS
GOLPISTAS. Lo mismo hizo Evo y dirigentes de su partido. El senador del MAS,
Oscar Aguilar declara:

“Nuestro objetivo es pacificar el país, no es bloquear esta gestión de transición de
Jeanine Áñez”.
Las presidentas del Senado y de la Cámara de Diputados, con mayoría en las dos
cámaras del partido de Morales, Eva Copa y Sergio Choque, declaran en una rueda de
prensa:
“Pedimos a todos los movimientos y otras organizaciones movilizadas a deponer
posiciones, no podemos estar viviendo días de luto, tenemos toda predisposición y
voluntad de trabajar juntos y llevar adelante una nueva elección.
Ya lo dijo Evo Morales desde México convocando una “gran reunión nacional”,
incluyendo a los golpistas”, se me ha erizado la piel al leer la declaración de Evo al
que pregunto -¿para pacificar el país?.

La COB que respaldó el gobierno del MAS, abandonó su amenaza de huelga general
mientras el ejército sigue a tiros por las calles, respondiendo a esto el dirigente del
sindicato Carlos Huarachi:
“Les pido a los oficialistas y opositores, dense la mano” (?).

 

PD. Los que huyeron como cobardes o se escondieron sin dar la cara, han desmovilizado
al pueblo dejándolo a expensas de la represión selectiva de policías y milicos: no se
sabe exactamente cuántas personas han asesinado ni herido, secuestrado ni
desaparecido. Bolivia hoy es un país militarizado. Sin prensa libre, sin apenas lucha,
por lo que la represión -sin un pueblo organizado ni armado- puede ser brutal sobre
las personas más concienciadas y luchadoras, será cruel y larga. Los días pasan
mientras los años de bonanza y flores a Evo Morales se van esfumando como agua
pasada. Ahora la clase obrera, campesina y estudiantil tiene la palabra, el puño y la
fuerza, o debería tener junto a lo más consciente del pueblo para acabar con el
fascismo porque son mayoría, solo hace falta organizarse “aunque Dios” no lo
permita ni llegue a su cita con la historia real. “Mi esperanza divina” sería dar vuelta
a la tortilla e intentar lo que se tendría que haber hecho desde un principio, la
revolución, pese a quién pese caiga quién caiga, aunque el mundo esté en manos del
gringo y la CIA, aterrice con buenas nuevas mediáticas de “libertad” no es sino el
enemigo a muerte de los pueblos del mundo.

Maité Campillo (actriz y directora d` Teatro Indoamericano Hatuey)

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email