MAITÉ CAMPILLO. Año de la Revolución (historia revolucionaria)

Llevaba ya 11 días incomunicado y seguían los interrogatorios sin que nadie supiera nada de mí. Había abandonado París con dirección a Burdeos-Hendaia el fin de semana, a sabiendas (mis familiares y amigos) que debería estar de regreso el lunes para incorporarme a mi trabajo. Llevaba pues 11 días DESAPARECIDO, sin dar señales de vida, 11 días INCOMUNICADO habiendo pasado por diferentes comisarías

INSURRECCIÓN EN ASTURIES “En el 1934 tuvo lugar un acontecimiento muy especial y destacado en la historia del movimiento obrero de los pueblos del Estado español, y su ascendencia y ejemplo de cara al movimiento obrero internacional. Las huelgas (huelga del 19 de febrero en solidaridad con los trabajadores austriacos; huelga del 17 de abril contra el terror fascista; huelgas el 4 y 5 de octubre en Euskadi, León, Catalunya, Madrid), unas políticas, otras económicas, estallaron por gran parte en todo el Estado, dando lugar a enfrentamientos armados en Asturias, que desembocaron en una verdadera insurrección armada la cual sacudió los cimientos del Estado encontrando su máxima expresión de la lucha en el movimiento insurreccional armado en la Cuenca Minera Asturiana contra los explotadores sin entrañas, contra la reacción y el nazi-fascismo ascendente en la Europa de la época. El fragor de la acción, de la lucha día a día, iba galvanizando la unidad entre la clase obrera, pese a los obstáculos que oponían las tres corrientes de los dirigentes socialistas que predominaban en el partido: la derechista de Besteiro y Trifón Gómez; la centrista de Indalecio Prieto y Fernando de los Ríos y la de izquierda, en este caso, representada por Largo Caballero. Así, aunque con dificultades, por parte de los militantes de base, se estaba logrando la unidad en la lucha entre socialistas y comunistas, así como el apoyo en numerosas huelgas, concentraciones y luchas también en las cuales participaba el movimiento anarcosindicalista en defensa de los intereses comunes de clase.

Pero la cuenca minera asturiana tomada por los mineros, incluidas zonas de la capital, Oviedo; alcanzando tal envergadura que hubiera necesitado por parte de los dirigentes de los partidos obreros, sobre todo por el partido socialista mayoritario, mayor claridad, tanto estratégica como tácticamente para modular ese movimiento huelguístico insurreccional, para darle cohesión y sobre todo para lograr la solidaridad y apoyo unitario del conjunto de los pueblos, evitando de esta forma, que la represión del ejército se centrara en la cuenca minera asturiana. Pero Catalunya, la cual estaba gobernada por los nacionalistas de Esquerra Republicana de Catalunya, no secundaron la insurrección de los mineros asturianos, como tampoco lo hicieron en otros lugares del Estado, y sobre todo, tampoco fue apoyada (aunque sí por los anarquistas asturianos) por la CNT cuyos dirigentes ordenaron, a través de sus consignas, mantenerse al margen, sin soslayar las propias vacilaciones de algunos dirigentes socialistas entre los que se encontraban el mismo Largo Caballero. Siendo sofocado el levantamiento asturiano después de varias semanas de enfrentamientos armados, tomada la cuenca minera, sometida Asturias a sangre y fuego, tras bombardeos aéreos y fuego de cañones bajo la dirección de López Ochoa: ejecutando a cientos de defensores, enumerando hasta cerca de 2.000 víctimas, encarcelando a más de 4.000 trabajadores y ciudadanos en Asturies, Catalunya, Euskadi, Madrid…

Todo bajo la dirección represiva del López Ochoa y Aranda, ambos bajo la dirección militar del general Franco. Explicando el desarrollo de estos enfrentamientos armados Mundo Obrero escribía <Ha llegado la hora de la decisión. La responsabilidad de quienes den un paso atrás o comiencen a vacilar dando al enemigo la posibilidad de ganar posiciones es incalculable. Exigimos audacia, decisión, cuidado y rapidez, energía y firmeza. Cuando comience la lucha, las alianzas concentrarán en sus manos la dirección, ellos son el organismo fundamental de la lucha por el poder> A pesar de la derrota (tras la traición) al movimiento huelguístico insurreccional, los enfrentamientos y lo que conllevaban intrínseco, supuso un gran salto cualitativo de una respuesta a nivel de Estado de las fuerzas democráticas a los intentos de la reacción fascista de imponer de forma abierta y descarada, como ya se había impuesto en la Alemania hitleriana y en la Italia musuliniana, a la vez que sacaba su propia experiencia de su capacidad en el enfrentamiento cara a cara con el enemigo antagónico de clase (…) Llevaba ya 11 días incomunicado y seguían los interrogatorios sin que nadie supiera nada de mí. Había abandonado París con dirección a Burdeos-Hendaia el fin de semana, a sabiendas (mis familiares y amigos) que debería estar de regreso el lunes para incorporarme a mi trabajo. Llevaba pues 11 días DESAPARECIDO, sin dar señales de vida, 11 días INCOMUNICADO habiendo pasado por diferentes comisarías [“Incomunicado” Ángel Campillo y el nacimiento del PCE (ml)-FRAP, prologo de Periko Solabarria].

1934 AÑO DE LA REVOLUCIÓN (vean el perfil ideológico de un histórico dirigente de la CNT, Ángel Pestaña, hace 83 años; de cuando existían sindicalistas de clase, y los anarquistas tenía suficiente fuerza como para organizar huelgas y luchas masivas) “Lo primero que interesa a las clases productoras es resolver la crisis económica que España atraviesa. La solución definitiva de esta crisis no se alcanzará hasta llegar a la socialización de la riqueza. Pero como hasta que la socialización llegue, la gente no puede estar sin comer, el Partido Sindicalista plantea el dilema siguiente, y lo plantea como de inmediata realización. O se da ocupación convenientemente remunerada a todos los trabajadores manuales, técnicos y de profesiones liberales que haya en el país, o se les asigna un subsidio que les permita mantenerse. No dar ocupación al individuo que la solicita y además de no darle ocupación negarle una ayuda para que pueda subsistir, es un crimen monstruoso, una iniquidad insoportable, una infamia que el Partido Sindicalista combatirá sin tregua ni descanso. Claramente, concretamente, pues, reclamamos: o trabajo para todos o subsidio que les ahorre el hambre y la miseria que envilece y anonada”.

`PORQUE LAS COSAS HAN CAMBIADO Y FRANCO HA MUERTO´ Maniatada por sicarios va la política de mano del señorito (parásito), de dentro, fuera, y entre amapolas rojas. A lo “obrero” como a lo banquero van ninguneando las bases explotadas al compás del desarrollo a lo bestia del capitalismo. Gestores gachupines, chupatintas, meapilas y culeros comemierda regados por la moneda, entre múltiplos y dividendos; eleva anclas el reparto (a favor del dolar-euro) FMI y economía alemana.

Hay muchas maneras de matar, decía Bertolt Brecht: Pueden meterte un cuchillo en el vientre, quitarte el pan, no curarte de una enfermedad, meterte en una mala vivienda, empujarte hasta el suicidio, torturarte hasta la muerte por medio del trabajo,

llevarte a la guerra, etc.

Performances lavatodo centrifuga reformas y reformadores al borde del rescate. Las arcas de Botines siguen ampliando el escuadrón “patria o muerte ($)”, eslogan difuso que florea para amordazar, y les salió un aluvión nacional de oro en el culo entre los fondos del tesoro. Seguros de vida hasta después de muerte; coreografía esperpéntica. El parlamento forma parte de la democracia como palacio de ventas. La oligarquía bancaria dirige la orquesta; ensambla trofeos a favor de los agitadores del capitalismo. Países fiscales. Jaque mate vía umbilical hacia el Pentágono cortando el gaznate a los desposeídos -¿Qué zorba es esa compañer@?… Retumban los tambores de la rebelión. Brinca el eco entre los pueblos sometidos y el planeta despereza. Somos viento de futuro. Banotes de madera y piedras se revelan contra sus tropas que gritan al pueblo en honor al gran patrón: “Se puede morir por las ideas pero nunca matar por ellas”… Ya tu sabes. No desperdicies tu último cartucho ni energía en hacer justicia. No es cristiano. Si te matan y aún no estás muerto del todo pide que te rematen de un tiro en la nuca, más preciso y certero, para que acabes a gusto y puedas dormir su paz eterna.

Agarrados al biberón gatean a sus anchas entre yates, tanques y desfiles militares de guerra como el que tira una colilla. Gente pidiendo por las calles y entre tachos de basura. Una familia, solo una familia, toda una familia tan real como feudal pasa por

arriba y por abajo del forro la ventanilla hacienda sobrevolando los minutos tiempo pasado e historia. Sobre dobladillo tapan rentas y ranuras. Fuga de capital entre pecho y doblones entre espalda a forma de Canal de Suez y estrecho de Gibraltar a medida ancha; patrón imperial. El abanico (babero) de la gran banca gotea forrando bolsillos; oro entre zapatos para impedir huellas. La miseria económica que humilla a la clase obrera se pone de moda a forma de siglo XXI. En política capitalista, social y cultural avanza en antagónica desigualdad: Suiza es clave en la acción como sortilegio de la niebla nubarrona blanqueando y desviando plusvalías. Son los Obdulio`s de la eterna metáfora (e irrumpe un grito) ¡SUELTEN LO QUE NO ES SUYO CARAJO!

NOTA

Paso a paso tras las huellas de la traición; suspensión… deseo, madurez, supervivencia, un pudo ser pero no fue, y las banderas palidecieron de color. Un día entre la noche y la mañana se impuso el conjuro como apagón anticipando la explosión: CRISTALES ROTOS… Y los clásicos del marxismo-leninismo gota a gota pensando salen del marco que les tenía constreñidos. Tiempo de dolor, derrota, y paseo hacia la muerte. Tras la salida de la cárcel en uno u otro momento descubrirá la trama. Topa con rincones oscuros inexplicables cabos suelos e hilos bien atados. Conocerá el ‘desaliento’ que no se apoderó en ningún momento de él como para minarlo en la incomunicación tortuosa durante semanas desaparecido. Descubrirá traumáticamente que hay pasos en la vida que pueden marcar toda ella y teñirla de impotente color. Trago inconsciente sorbiendo el fino cerco del veneno, anzuelo dirigido desde aparatos represivos internacionales y de Estado; hilos internos bien coordinados, minando el cuerpo compacto de la brava y combativa militancia, capaz de enlazar en emblemática escala ascendente con la Insurrección de Asturies (revolución pendiente). El guerrillero (el militante), día a día mentalizándose, formándose, preparándose ideológica-física y psicológicamente. Consciente ya (¡qué negros y siniestros contrasentidos!) del machetazo de que cada paso lejos de acercarte, te va alejando no sólo de la insurrección urbana y levantamiento guerrillero entre montañas fomentado, hasta soñado e idealizado. Y la Huelga General Revolucionaria pierde toda referencia. La trama atrapa y asfixia amordazando avanza el acoso entre reuniones ampliadas y Congreso. Va sibilinamente destapando su totalitarismo déspota e intolerancia (“izquierdista”), máscara trampa y ratonera. Despersonaliza sin concesiones intimidando y ninguneando la militancia destacada como fuente ideológica de lucha. Clava sus garras por la espalda. Cerca la conciencia de clase desorientado directrices de Partido, su vanguardia y Frente de masas. Entre luces y sombras y activas encerronas cierra episodios históricos postraumáticos. Tergiversa la lucha política objetiva amparándose más que en el marxismo-leninismo en una hipotética Albania, ajena a su contesto real histórico. La muralla se desquebraja. Dando la espalda a los últimos fusilados por la dictadura, cientos de detenidos y un activismo suicida quebranta (“oportunamente”) la organización como vanguardia.

Cada vez más atrás la ciudad de la selva: Partido, Frente, y política de alianzas. Cada vez más atrás la huella; su vanguardia guerrillera borrándose frente a la historia. Hasta asumir la monarquía y fascismo internacional; sistema inalterable de la dictadura, más que como un campo de huesos y un río de sangre, con esas tumbas colectivas de casi tres mil muertos y esos valles repletos de seres humanos en cal viva, con esos bombardeos y pueblos destruidos por el nazismo que no sólo europeo el gringo se ganó sus bases norteamericanas con sus campos de tiro y su Rota por donde desembocan los barcos más criminales que apuntalan el mundo. Todo ello como regalo de la “democracia”, del más zorro que su padre, Santiago Carrillo y cía dentro de sus filas con sus “Isidoros socialistas”… Como si de un jardín de flores frescas se tratara hicieron que el pueblo se redimiera ante ella. Ante el sistema más alienante de la historia en el que sucumbieron TODOS los

partidos. Apuñalando la historia revolucionaria de antes y después hasta llegar medio moribunda la bestia, encarando decenas de penas de muerte su Paz de ultratumba, y sus fusilamientos pos-democracia un 27 de septiembre.

SOLO LOS QUE SE LIBERAN CONOCEN LA LIBERTAD (canta Rafael Amor). El ‘incomunicado’ detuvo sus plantas aparentemente abstraído tras aspirar profundamente, sus ojos se abrieron; un gemido sostenido surge entre pecho y corazón hacia la cima más alta que perpetua la espera. Pero el guerrillero impaciente e indefenso tendrá que abandonar su propósito de escalarla. Conciencia y realidad se disparan: Partido y Frente disuelto en la “nada”. Un oscuro y tétrico molde intenta engancharse a los rieles del tren blindado, que representó su imperturbable base militante, pese a las cientos de alimañas que siguen cegando su paso por la historia. Todo intento de querer flotar sobre el polvo ardiente “asumir su pasado como propio” es campo inexpugnable, lodo moldeado por el sistema para seguir perpetuado ratoneras.

PD.

[Dedicatoria: A todos los que lucharon contra la dictadura, en particular a aquellos que entregaron su vida en defensa de la libertad… “Incomunicado” Ángel Campillo (historia revolucionaria) Perfil internacionalista de un guerrillero en las mazmorras franquistas].

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: