Los premios Goya no son lo mismo cuando gobierna el PSOE

En la gala de los Premios Goya, el cine español ofreció lo que es, una industria asustada y muy dependiente de las ayudas, subvenciones y empresas tipo Netflix. Esto, unido a que cuando gobierna el PSOE lo está haciendo el partido de la mayoría de los presentes en la entrega de los premios, deja el espectáculo muy lejos de reivindicaciones sociales y políticas. Es cierto que los trabajadores de esta industria han dado señales inequívocas en muchas ocasiones de cierto compromiso, pero anoche no fue el caso. No había pegatinas de No a la Guerra porque en Yemen los bombardeos los hace Arabia Saudita a la que le vendemos armas y corbetas. No hubo menciones a los presos políticos catalanes porque uff, eso es complejo y no concita el apoyo de la España profunda (y superficial) y para qué meterse en líos. Tampoco condena al intento de golpe de Estado en Venezuela, porque aquí lo guays, progre y moderno es la equidistancia, esto es, ni Maduro ni Trump. Total, que no cupo más que el chiste fácil y dejar pasar el directo. La idea es que nadie se enfade y que el año próximo vaya a verlos el Borbón y su séquito, al fin y al cabo, la alfombra ya está desplegada.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. La ideología nefasta del psoeCIAlismo es la que domina en ese espectáculo. Y se les nota muchísimo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*