Los fabricantes de la vacuna para el “SARS-CoV-2” exigen al Gobierno inmunidad legal ante posibles efectos adversos

La industria fármaca y los laboratorios que la alimentan, es un negocio tan impresionante que da para invertir en los medios de desinformación masiva con generosidad. Sus beneficios le permite comprar «opinión pública» a través de mil formas de publicidad (directa, entrevistas, reportajes….) y esto le concede una impunidad manifiesta. Pero van a más.

En las últimas horas, se ha sabido que los laboratorios y las empresas biotecnológicas, que trabajan en los diferentes proyectos de la «ansiada» vacuna contra la Covid 19, temen las consecuencias que podría acarrearles la posible aparición de efectos adversos inesperados, en los receptores de las vacunas. Efectos que podrían descubrirse una vez obtenido el visto bueno para la comercialización, tras la administración masiva del producto, y tal y como ocurrió con la llamada Gripe A, quieren estar al margen.

Para protegerse de tal eventualidad, la industria pide a los gobiernos inmunidad legal. Es decir, que si a una persona le ocurriese algo, incluida la muerte, tras vacunarse, no pueda demandar, protestar, ni denunciar. La idea es que el dinero de las multinacionales no tenga que hacer frente al pago de indemnizaciones ni siquiera a asumir responsabilidad alguna. Ser, en suma, intocables.

En esta realidad de que los poderosos sí viven al margen del resto, de hecho en EE.UU este especie de blindaje existe, oficialmente, para casos de pandemia.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: