Las Kellys denuncian: «Las trabajadoras de hotel nos hemos agrupado porque los sindicatos no han hecho bien su trabajo»

La presidenta de la Asociación Las Kellys y portavoz en Lanzarote, Myriam Barros, y la secretaría y portavoz en Mallorca, Nani Sánchez, explican en esta conversación -realizada hace unos días en la emisora mallorquina Onda Mediterráneo – porque reclaman «estudios ergonómicos y de tiempo en cada hotel «y también porque» defendemos nuestra autonomía «como colectivo al margen de las organizaciones sindicales mayoritarias. En este sentido, consideran que «en el sindicalismo mayoritario hay personas muy válidas», pero «desgraciadamente la negociación final no depende de ellas».
¿Cómo surgió la Asociación Las Kellys?

Myriam Barros.  Las camareras de piso de la Asociación Las Kellys empezamos a contactar a las redes sociales y más adelante creamos un sitio web donde trabajamos e informamos de las acciones que realizamos. Nos asociamos para defender nuestra autonomía y modo de organizarnos. No queríamos formar parte de ningún sindicato mayoritario, porque hasta ahora lo que han realizado estos sindicatos ha sido totalmente insuficiente. Si no, no nos deberíamos unir de ninguna manera con el fin de defender nuestros derechos.

Cómo es el día a día de una camarera de piso?

Nani Sánchez.  En mi caso, me levanto a las 6:15 de la mañana. Llego al hotel; me cambio y entre las 7.30 horas y las 8.30 limpiamos las zonas comunes: recepción, bar, cafetería, piscina y spa, si los hay. A las 8.30 horas que tenemos 10 minutos para merienda ya las 9 estamos en planta para limpiar las habitaciones.

De cuántas habitaciones estamos hablando?

Nani Sánchez.  La gobernanta nos indica el número de habitaciones que tenemos que limpiar, pero no hay una ley que fije cuántas habitaciones hay que limpiar cada mujer. Las estipulan los hoteles. El mínimo pueden ser unas 20, y de ahí para arriba.

Las habitaciones son adecuadas para la limpieza?

«Tenemos que sacar medio cuerpo fuera del balcón para poder limpiar el vidrio en condiciones, con el riesgo que ello conlleva. Asimismo movemos carros de 90 kilos cargados de ropa»

Myriam Barros. No. Y esto afecta a nuestros riesgos laborales. De hecho, en materia de riesgos laborales estamos cada vez peor; enfermamos. Los hoteles se modernizan sin tener en cuenta que los materiales o los espacios debemos limpiar personas. Imagina que tienes que limpiar 30 habitaciones. Esto serán unos 60 camas; 30 mamparas de baño del suelo hasta el techo; un suelo que patina; unos balcones infinitos; los jacuzzis … En concreto, las tapas de los jacuzzis pesan una barbaridad: debemos trabajar aguantando la tapa con una mano y limpiando con la otra. Parece que hagamos equilibrio.

Nani Sánchez. Por otra parte, los balcones donde antes había unos barrotes de acero o aluminio ahora hay vidrio. Tenemos que sacar medio cuerpo fuera del balcón para poder limpiar el vidrio en condiciones, con el riesgo que ello conlleva. Asimismo movemos carros de 90 kilos cargados de ropa; albornoces; zapatillas …

Y con todo, hay que acabar a una hora determinada …

Nani Sánchez.  Efectivamente. Recibimos las instrucciones de trabajo a primera hora y no podemos marchar hasta que las habitaciones no estén limpias.
Pedimos que se reconozcan enfermedades asociadas a su trabajo …

Myriam Barros. Sí. La única enfermedad reconocida es la del túnel carpiano. El resto, como las lumbalgias, dolores cervicales, de hombros, de rodillas o articulaciones no están reconocidas como enfermedades laborales. La consecuencia? Cuando tenemos que tomar la baja por estas enfermedades la muta nos deriva a la seguridad social y nuestro salario disminuye.

Nani Sánchez (a la derecha) con otros miembros de Las Kellys de Mallorca. La activista recuerda que solidarizamos con todas aquellas personas que «están sufriendo la precariedad en el mismo trabajo» 

Hablando de médicos, el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, ha asimilado el trabajo de un hermano médico con el de las camareras de piso. ¿Qué opinas?

Myriam Barros. Esta comparación ha sido un despropósito. Las palabras de Casado demuestran que no sabe de qué habla. Él no puede compararse en ningún momento el trabajo de una camarera de piso, que se deja el cuerpo en la limpieza de entre 40 o 60 habitaciones, con el trabajo de un médico, que puede que no se levante para pasar consulta. Además, Casado asegura que las camareras de piso no trabajamos los fines de semana. Las camareras de piso o las personas que nos dedicamos a la hostelería no vemos un fin de semana ni en pintura.
También habla de un respeto absoluto al sector sanitario …

Nani Sánchez.  Sí. No podemos hablar en nombre de los médicos para que no somos ellos, pero sabemos que el sector sanitario es uno de los más afectados por los recortes en estos años. Nos solidarizamos con todas aquellas personas que están sufriendo la precariedad en el mismo trabajo. Dicho esto, las palabras de Pablo Casado a las camareras de piso son un insulto.

Todo el mundo es capaz de limpiar en hoteles?

«Todo el mundo sabe limpiar, mejor o peor. Pero limpiar en un hotel es otro nivel. Como dirían los niños: es nivel Diez. Es una carrera maratoniana desde que comienzas a las 7.30 h hasta que te vas a las 15.30»

Nani Sánchez.  No. No todo el mundo vale. Todo el mundo sabe limpiar, mejor o peor. Pero limpiar en un hotel es otro nivel. Como dirían los niños: es nivel Diez. Es una carrera maratoniana desde que comienzas a las 7.30 h hasta que te vas, a las 15.30 h -esto en el caso de que partas a la hora que toca: si te faltan habitaciones, tienes que quedar a terminarlas. Las camareras de piso trabajamos estresadas, porque no sólo hay que limpiar las habitaciones. La gobernanta es detrás y si te ha quedado un cristal mal, tienes que limpiar de nuevo. Si ha quedado una raya, la tienes que volver a hacer. Es la presión: que no me quede nada, que todo esté impoluto, sin gotas de cal. Los grifos brillantes; las bañeras relucientes … Y este constante «haz vía, que necesito la habitación para el nuevo cliente».

Os médicas para soportar esta presión que explique?

Myriam Barros. Yo no, pero mis compañeras sí. Las compañeras de 40 o 45 años toman pastillas para los dolores constantes. El trabajo nos produce dolores físicos y problemas mentales. Algunas compañeras mezclan antiinflamatorios con antidepresivos, mezcla que puede ser peligrosa. La carga de trabajo supone mucho estrés, con este ritmo laboral parecemos deportistas de élite.

Nani Sánchez. Yo sí que tomo pastillas, por desgracia. No m’automedico, sino que sigo una prescripción médica. Empecé a los 16 años, y ahora tengo 45. Imagínate … Si no me médicas, no me podría levantar de la cama. Y no sólo para levantarme, sino para poder dormir: es imposible dormir sin pastillas con los dolores que sufro.

Puede haber diferentes condiciones laborales entre las camareras de piso de un mismo hotel?

Myriam Barros. Y cuando. En un hotel puedes encontrar una planta de trabajadoras totalmente externalizada; la siguiente contratada por el hotel y regida por convenio provincial; la otra con contratos de cinco horas … También hay casos de camareras contratadas por media jornada que trabajan lo mismo que las de jornada completa. Ellas entran a las 8 de la mañana. Deberían partir a las 13 horas, pero salen a las 16 horas, para que reciban la misma carga de trabajo que las contratadas a jornada completa: es imposible limpiar 30 habitaciones en 4 o 5 horas. En fin, estamos desprotegidas y con una reforma laboral que nos ahoga cada vez más.

«Pedimos estudios ergonómicos y de tiempo en cada hotel; obligatorios y revisables periódicamente. Estudios que determinen la carga de trabajo: tipo de mobiliario; peso que tenemos que mover cada día para retirar las camas o las mesitas de noche» / Laura Guarda

¿Qué supone la externalización?

Myriam Barros.  Las trabajadoras externalizadas realizan el mismo trabajo que las contratadas con el hotel y en la misma jornada laboral, pero cobran la mitad. A la vez, no pueden pedir una baja, porque los contratos son semanales: cuando son de baja extingue el contrato. En muchos casos no disponen de representantes sindicales, para que las empresas donde se les externaliza no los tienen. En fin, quedamos totalmente desprotegidas.

Los sindicatos mayoritarios han recogido sus demandas?

Myriam Barros.  En absoluto. Las trabajadoras nos hemos agrupado y luchado por nuestros derechos porque los sindicatos no han realizado bien su trabajo. No decimos que no hayan trabajado. Simplemente no han arreglado nuestra situación con lo que han hecho. Al contrario: estamos peor que hace diez años. Por ello, las camareras de la Asociación Las Kellys mantenemos nuestra autonomía respecto partidos y sindicatos. Hemos vivido incidentes porque se ha pretendido absorber el movimiento. Las Kellys mantenemos la posición: todas las camareras de piso caben en la asociación. Algunas pertenecen a sindicatos mayoritarios; otros a minoritarios y otros a ningún sindicato, porque ya no creen.

¿Cuál es la relación de estos sindicatos con Las Kellys de Mallorca?

Nani Sánchez.  Por ahora, no se han puesto en contacto con nosotros. Es cierto que hubo una concentración el día 15 de junio convocada por CCOO y UGT. Nos unimos como Asociación Las Kellys. Pensé que me dejarían hablar. No sabían ni qué era la Asociación Las Kellys.

Habla de suplantaciones. Son frecuentes?

Myriam Barros.  Son diarias. Hemos sufrido suplantaciones en Tenerife; en Mallorca, por parte de Podemos con una proposición no de ley (PNL); en Málaga, con CCOO; en Madrid, por parte de Podemos … Las Kellys estamos aprendiendo a convivir con las suplantaciones. Somos una asociación apartidista, que no apolítica: creemos que hay que hacer política, pero no de la mano de partidos o sindicatos. Las Kellys haremos sindicalismo, pero solas.

Una suplantación puede ser el anuncio falso de una reunión con Las Kellys?

«Las Kellys estamos aprendiendo a convivir con las suplantaciones. Somos una asociación apartidista, que no apolítica: creemos que hay que hacer política, pero no de la mano de partidos o sindicatos»

Nani Sánchez.  Exactamente. En el caso de la PNL de Podemos en las Islas, sucedió algo así. Yo me enteré el mismo día que la PNL se presentaba. La presentación fue a una hora un poco extraña: en general, las camareras de piso estábamos trabajando o ni siquiera disponíamos de tiempo para ducharnos y acudir a la presentación. Las Kellys que acudieron fueron los enlaces sindicales de CCOO.

¿Cuál es la relación entre el libro ‘Las que limpian los hoteles’, de Ernest Cañada, y la Asociación Las Kellys?

Myriam Barros. La Asociación no tiene nada que ver con este libro. El libro recoge testimonios de camareras de piso afiliadas a CCOO y UGT. Una de estas camareras es la persona que creó un grupo de Facebook con el nombre de Las Kellys, desde donde la Asociación surgió después. Pero nosotros no tenemos nada que ver. De hecho, nosotros creemos que los sindicatos deberían dedicarse a resolver los problemas de las camareras de piso y dejar de financiar libros que no arreglarán nada y simplemente explican lo que todos ya sabemos: que estamos explotadas.

Una de sus exigencias es que se realice un estudio para cada hotel. ¿En qué consiste?

Nani Sánchez.  Pedimos estudios ergonómicos y de tiempo en cada hotel; obligatorios y revisables periódicamente. Estudios que determinen la carga de trabajo: tipo de mobiliario; peso que tenemos que mover cada día para retirar las camas o las mesitas de noche; cálculo de las distancias que hay que recorrer de una habitación a otra o de un edificio del hotel a otro. A veces, por ejemplo, tenemos que limpiar un número de habitaciones repartidas en tres plantas. Si el ascensor está ocupado por los clientes, puedes llegar a esperar hasta veinte minutos que el ascensor llegue vacío. Pierdes este tiempo, pero las habitaciones las tienes que limpiar igualmente. Exigimos estudios que contemplen todas estas características para conocer cuántas habitaciones hay que limpiar cada mujer de manera idónea y ajustada al tiempo real que disponemos.

 

ladirecta

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: