LA VECINA COMUNISTA. Se llaman EH Bildu, podrían llamarse EH Abstentzioa

En aras de intentar quedar bien con Dios y con el Diablo (la confrontación incluso pacífica con el enemigo histórico fue totalmente abandonada), en los últimos tiempos Euskal Herria Bildu no ha hecho otra cosa que recurrir a la abstención. Facilitó la puesta en marcha del Gobierno “progre” liderado por el partido que creó los GAL y que, como ministro del Interior, mantiene a un ex juez de la Audiencia Nacional señalado por la Justicia europea por encubrir casos de torturas.

Mientras tanto, dicho Gobierno, cuyas políticas siguen diseñadas para favorecer al gran capital en detrimento de la clase obrera, no les ha concedido ni una sola migaja. Los presos siguen pudriéndose en las cárceles, incluido una pieza clave en la disolución de ETA (Josu Urrutikoetxea) y, por supuesto, el MVLN quedó absolutamente desmantelado. Tampoco hubo contrapartida política. ¿A qué se debe, pues, tanto a poyo a cambio de nada? ¿O es que sólo buscaban que, asumiendo las reglas de juego del enemigo, les dejaran participar en esto que mal llaman democracia?

En Nafarroa también recurrieron a la abstención para facilitar el Gobierno del PSN que no tardó en propiciar la prohibición de exhibir la ikurriña en los edificios oficiales, entre otros agravios.

En cuanto al estado de alarma se refiere, también la formación liderada por Arnaldo Otegi se abstuvo, al igual que en las cinco prorrogas de la misma. Choca cómo incluso ERC, que ahora es su socio (ya no lo es la CUP), ha votado en esta ocasión en contra. EH Bildu ha vuelto a abstenerse en una prorroga del estado de alarma que nadie que en verdad sea de izquierdas puede apoyarla. Y es que para estar en contra de ella sobran los motivos.

Está claro que la formación socialdemócrata le ha cogido el gusto a esto de la abstención. Casi casi (o sin casi) podía abandonar su actual denominación y adoptar el de Euskal Herria Abstentzioa; no desentonaría lo más mínimo con su actual accionar político.

 

Escrito por

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar