La sede de Podemos en Cuenca apareció con esta pintada: “traidores de la clase obrera”

Si Podemos se empeñó en buscar la tan cacareada y llamada “centralidad”, con la que se pretendía estar con Dios y con el Diablo a la vez con claros fines electoralistas, está claro que lo ha conseguido. Pero no precisamente porque se lleve votos de la izquierda y de la derecha, sino porque, al parecer, cae mal a bastante gente de un lado y del otro. Otra manera menos interesante de estar en el centro.

Sabido es que alguna de sus sedes ha aparecido con pintadas elaboradas por manos fascistas. Pues bien, el pasado viernes la sede de Cuenca de Podemos amaneció con una pintada en los cristales de su fachada. Decía la inscripción: “traidores de la clase obrera”, e iba acompañada por el emblema comunista de la hoz y el martillo.

Hoy mismo, miembros de la formación liderada por Pablo Iglesias han presentado una denuncia, como ya lo han hecho en otras ocasiones que han sufrido pintadas de signo distinto.

Llama la atención las declaraciones realizadas por Eduardo Pérez, portavoz de Podemos Cuenca y miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Castilla-La Mancha. Peréz expresó que en anteriores ocasiones las pintadas han sido “menos graves”, como “banderitas de España” y “alguna que otra amenaza”. “Esas veces han sido más pequeñas, no han trascendido”. Y asegura que la aparecida el pasado viernes ha sido “la más grave”.

Han leído bien esta noticia. A Podemos no le parece tan grave que les amenacen unos fascistas; lo grave para ellos es que, con razón o sin ella, desde la izquierda se les acuse de traidores.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Unos pijos metidos en política no pueden ser traidores a la Clase Obrera porque nada tienen que ver con ella.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: