La República en Catalunya

Hacía mucho tiempo que la palabra república no aparecía con tanta insistencia en los medios de la derecha. Era como si un acuerdo de élites mediático-políticas hubiese llevado a ocultar la palabra, para que el común de los mortales asociase la monarquía (o en su defecto el «juancarlismo, ¿se acuerdan?) como el único régimen posible, que trajo la democracia, la libertad y todas esas palabras que usa el régimen para no aplicarlas.

Que el proceso independentista catalán se haya decantado por ella y no por seguir a Casa Real alguna para seguir siendo súbditos, tiene preocupados al borbonismo patrio con forma de Ibex. Para muchos republicanos que siempre han abogado «por la tercera», no es este el escenario soñado, era una república proletaria en todo el estado y que pusiera punto y final al golpe fascista de Franco en 1936, para retomar lo que teníamos: un sistema democrático. La república catalana no estaba en ese guión ligado al internacionalismo, aunque demasiadas veces tapado por el españolismo (al fin y al cabo un nacionalismo más y encima borbónico). Sin embargo, que varios millones de personas puedan pasar a ser una república debería preocupar más a los borbones y su cohorte que a los republicanos que han sido y son. No es lo ideal, puede que gane la derecha la presidencia de la república (esas cosas pasan) pero la desestabilización (con su consiguiente nerviosismo) del régimen es algo que desde la izquierda republicana no debería desdeñarse. Tanto, que fuera de Catalunya habría que preguntarse qué hemos hecho en estos últimos tiempos para avanzar hacia una República.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: