La propia nieta de Carrero Blanco cree que pedir cárcel por los tuits sobre su abuelo es «un disparate»

«Me asusta una sociedad en la que la libertad de expresión, por lamentable que sea, pueda acarrear penas de cárcel», dice Lucía Carrero Blanco en una carta remitida a El País. Cassandra es una tuitera transgénero de 21 años que la semana pasada denunció a través de la red social Twitter que la Fiscalía le pide «2 años y 6 meses de cárcel, más 3 años de libertad vigilada» por publicar chistes sobre Carrero Blanco. En septiembre, la joven recibió una notificación para ir a declarar al juzgado central de la Instrucción número 5 de Murcia el 4 de enero.

A la nieta de Carrero Blanco que escribe la carta los tuits de esta joven le causan repugnancia y le entristece que alguien pretenda burlarse de un asesinato. Pero considera la petición de pena de prisión de «desproporcionada» y «atemorizadora». Añade en su misiva que considera «un error peligroso tratar de que la ciudadanía sea respetuosa a base de amenazas y sanciones desmedidas».

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email