La Plataforma por una Banca Pública argumenta su rechazo a la fusión Bankia/Caixabank

La Plataforma por una Banca Pública rechazó hoy la posible fusión de las entidades españolas Caixabank y Bankia, esta última rescatada por el Estado en 2012, en el punto álgido de la crisis financiera.
En un comunicado difundido este sábado, la organización ciudadana defendió que la existencia de Bankia como banco público, con una gestión independiente y profesional, garantiza una mayor competencia en el sistema financiero.

‘Este último (en referencia al sistema financiero español) ostenta un grado de concentración superior al del resto de países de la Eurozona y también se caracteriza por la menor presencia de la banca pública’, advirtió.

A su juicio, esa entidad, en la que el Estado invirtió 24 mil millones de euros en sanearla, es un activo de los ciudadanos que no puede ser objeto de privatización y debe ofrecer servicios básicos bancarios en todo el territorio nacional.

Su actividad debe encaminarse a contribuir a la reconstrucción de la economía española y a crear puestos de trabajo, no a generar más desempleo con los despidos, argumenta en alusión a que la eventual operación desemboque en el cierre de cientos de sucursales.

Considera la Plataforma que por encima del objetivo de aumentar la rentabilidad de la banca privada, está la defensa del interés general que una Bankia estatal puede ofrecer, al financiar las inversiones allí donde se necesiten.

Con la prevista fusión, equivalente a una absorción de Bankia por la otra entidad, se pierde la posibilidad de que España tenga una banca pública que contribuya a promocionar todos los territorios, agrega.

En esa línea, reclama que mantenga su carácter de banco del Estado, incluso ve congruente adquirir la totalidad de acciones privadas por su reducido coste actual (alrededor de mil millones de euros) respecto a los beneficios que podría generar su continuidad.

‘Las crisis bancarias demuestran los peligros de mantener el exclusivo criterio de máximo beneficio a corto plazo. Tales crisis suelen tener un coste elevado para el sector público’, avisa.

Denuncia que el sistema bancario en esta nación ibérica está excesivamente concentrado, con el 80 por ciento de los activos en poder de los cinco mayores bancos.

La Plataforma lamenta que la proyectada fusión -que daría lugar al primer banco español por activos y sería la operación de mayor envergadura en el sector en las últimas dos décadas- debilite la posición patrimonial del Estado.

‘No se puede arrebatar a los ciudadanos, y sin debate previo, la oportunidad de tener una eficiente banca pública como la que existe en los países más desarrollados de Europa, que garantice una cierta competencia dentro del sistema bancario’, concluye.

PL
Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: