La “Paz” en Colombia: Un cineasta filmaba un documental sobre la violencia y fue asesinado

Lo han confirmado hoy las autoridades locales, pero fue ayer cuando el director y productor de cine colombiano Mauricio Lezama fue asesinado en el departamento de Arauca.

Dicho cineasta realizaba, en esa región de la Orinoquía colombiana, un documental sobre las víctimas de la violencia en el país, cuando fue asesinado por desconocidos que se desplazaban en una motocicleta.

Imágenes que circulan en las redes sociales certifican que el joven director de cine quedó tirado en la vía pública, tras morir de forma instantánea debido a varios impactos de bala.

El inspector de la policía de la zona, José Gregorio Ortiz, informo que el crimen se produjo en el corregimiento La Esmeralda del municipio de Arauquita.

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó el asesinato del realizador colombiano (una condena estéril, como tantas otras), sobre el que realzó que trabajaba como consejero de cine en Arauca y promotor de derechos de la juventud, la cultura y la paz.

El hecho tan atroz provocó que numerosas personalidades e intelectuales repudiaran el homicidio y destacaron que Lezama estaba realizando un documental sobre las víctimas de la guerra con los recursos que obtuvo en un premio que le fue otorgado recientemente por el reflejo de testimonios regionales.

La senadora Sandra Ramírez, del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, condenó de igual modo el asesinato y preguntó: ¿Por qué persiguen y asesinan a quienes quieren contar el conflicto? ¿Qué ganan con matar a un artista?

Hay veces en que se puede llegar a pensar que la dirigencia de la FARC es idiota (está claro que no lo es), porque esas dos preguntas realizadas por la citada senadora es evidente que son estúpidas. ¿Por qué preguntan tanto, pues, cuando de sobra conocen la respuesta? ¿Acaso sienten la necesidad de ocultar su inocultable fracaso?
La congresista opinó que es grave la ausencia del Estado en la Colombia profunda, con lo que han coincidido diferentes organizaciones defensoras de los derechos humanos en el país sudamericano.

No hace falta ser congresista ni defensor de los derechos humanos para llegar a conclusiones tan “sesudas”. Eso lo sabe todo el mundo desde hace ya mucho tiempo.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: