La “obra de teatro” del PNV siempre es la misma; tras anunciar su ausencia, Urkullu acude a la conferencia de presidentes

Introducción

Es lo típico del PNV, el partido que sirve a la perfección a la burguesía vasca y la española. Nada que sorprenda su actitud. Ya sea para aprobar los presupuestos del Estado o cualquier otra cosa, el partido liderado por Andoni Ortutzar siempre amaga hasta el último momento poco menos que con alzarse en armas y tirarse al monte, pero finalmente lo que hace es venderse un miserable plato de lentejas que anuncia a bombo y platillo como si fuera el alimento indispensable para alimentar de por vida a todos sus gobernados y gobernadas.

En realidad, lo que habitualmente consiguen son migajas del pan (competencias) que el Estado hace muchísimos años debería haber entregado y, ¡qué extraña paradoja!, quienes tanto dicen que “la ley está para ser cumplida” nunca cumplieron.

La mayor parte de las migajas del pan, además, acabarán en la boca de la oligarquía vasca, no en la de la clase obrera.

La noticia

El lehendakari Íñigo Urkullu, que había amenazado con no ir se ha presentado por sorpresa, dicen que después de cerrar un nuevo acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez sobre la senda de déficit y la capacidad de endeudamiento de las instituciones vascas.

Han explicado desde lehendakaritza que ha habido un acuerdo sobre la senda de déficit y la capacidad de endeudamiento «después de días de conversaciones y escritos», tanto entre el consejero y la ministra de Hacienda como entre el lehendakari Íñigo Urkullu y el presidente Pedro Sánchez.

Aseguran que han acordado un objetivo de déficit del 2,6% para el País Vasco en el 2020, «después de valorar el impacto de la disminución de los ingresos». Esta cifra tendrá que ser ratificada por la comisión mixta del concierto económico, que se reunirá durante la primera quincena de septiembre. Con respecto a la deuda pública, se sitúa en el 15,9% para este año.

De modo que el president catalán Quim Torra ha sido la única ausencia de la citada conferencia. Al parecer, éste pidió participar telemáticamente, como otros presidentes, porque estaba centrado en la gestión de los rebrotes en Catalunya. Pero el Gobierno “socialista” a dar curso a su petición.

Por otra parte, Torra envió una carta a Pedro Sánchez en la que señalaba de esta manera al ilegítimo jefe del Estado, el rey Felipe VI, por su presencia en la conferencia: «No nos corresponde contribuir a limpiar su imagen organizando actos vinculados a una gran crisis que ha afectado a tantísima gente en nuestro país, así como en España».

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar