La muerte en prisión de Joseba Asensio «Kirruli» y el despropósito del gobierno de Felipe González el día de su funeral

(Memoria Histórica)

Un día como hoy de 1986, Joseba Asensio ‘Kirruli’ moría por desasistencia sanitaria en Herrera de la Mancha. La policía cargó contra el féretro en Bilbao y dejó treinta heridos. Dos secretas se infiltraron en el homenaje y realizaron veinte disparos al aire al verse descubiertos.

Tras su detención, pasó diez días de torturas en la Dirección General de Seguridad de Madrid a manos del condecorado Billy el Niño. El torturador murió a los 74 años, impune, con cuatro condecoraciones y una pensión vitalicia. La justicia y la memoria no son iguales para todos.

 

Imagen

 

Denunció las condiciones de insalubridad de las cárceles. Llevó a cabo seis huelgas de hambre. Nueve días antes de morir, el médico le diagnosticó gripe y catarro. La autopsia explica que su pulmón tenía el tamaño de una nuez. Joseba Asensio tenía 27 años el día de su muerte.
Imagen

 

En 1977, en el último Aberri Eguna prohibido del franquismo, Joseba Asensio había corrido delante de la policía en Gasteiz. Tres años después fue enviado a prisión. Pasó por cinco prisiones en seis años. Iba a morir cuando apenas le quedaban unos meses para recuperar la libertad.

 

Imagen

 

El teniente de alcalde Josu Barandika atiende a una de las hermanas de Joseba Asensio.

 

Imagen

 

Varias mujeres se enfrentaron a la policía durante las cargas.

 

Imagen

 

Karmel Etxeberria, dirigente de HB, acompaña a uno de los agredidos por la policía.

 

Imagen

 

En la imagen, el parlamentario vasco Txomin Ziluaga abatido por las cargas.

 

Imagen

 

Por aquellas fechas, a las puertas de las elecciones generales, el Gobierno de Felipe González exigía a los tribunales el cierre de ETB2, nuevo canal autonómico de televisión. A la derecha, un policía de paisano armado en el centro de Bilbao durante el homenaje a Kirruli.

 

ImagenImagen

 

Tres parlamentarios vascos (Ziluaga, Erkizia y Aizpurua) y un teniente de alcalde de Bilbao (Barandika) sufrieron las cargas. La policía se apoderó del féretro de Joseba Asensio y lo trasladó al cementerio de Derio.

 

Imagen

 

Tras los disparos de los infiltrados, la policía cargó y arrojó botes de humo. Se levantaron barricadas en el Casco Viejo de Bilbao y los heridos se refugiaron en la parroquia de San Nicolás. El párroco intentó en vano dialogar. «No hay nadie capaz de hablar con un hombre solo».

 

Imagen

 

Un día como hoy de 1986, Joseba Asensio ‘Kirruli’ moría por desasistencia sanitaria en Herrera de la Mancha. La policía cargó contra el féretro en Bilbao y dejó treinta heridos. Dos secretas se infiltraron en el homenaje y realizaron veinte disparos al aire al verse descubiertos.

 

(Jonathan Martínez)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: