EDITORIAL. La marquesa que violenta (de facto) la historia

A propósito del FRAP y Doña Cayetana…

La cita de Cayetana Álvarez de Toledo sobre la militancia del padre de Pablo Iglesias en el FRAP, y el uso que la Gran prensa patria hizo del tema, dejó claro, aparte de la falsedad de los “hechos imputados” a Javier Iglesias, que para la derecha en sus mil formas, el uso de la violencia es patrimonio exclusivo del Estado, y que observar la naturaleza y la legitimidad (también la de origen) del tipo de Estado que la practica no está en lo previsto.

Por ejemplo, Doña Cayetana justifica el uso de la violencia en Venezuela porque para ella y sus intereses, se trata de un Estado bolivariano-comunista-terrorista,etc. De hecho, viajó a Caracas a apoyar a conspicuos golpistas como Leopoldo López, al que, casualmente, sigue protegiendo la Embajada de España, dándole alojo y demás. Sería algo así como una violencia en defensa propia, a la que está abocada la población cuando el gobierno es ilegítimo. Por cierto que Venezuela ha pasado decenas de veces por las urnas, pero eso es anecdótico para esta grande de España de la que no se sabe en qué votación conquistó (sic) el marquesado. El caso es que eso de la violencia en defensa propia no es aplicable cuando gobiernan (también de facto) los suyos, su clase.

El FRAP nació en el franquismo para luchar contra la dictadura. Sus acciones armadas se efectuaron antes incluso que la muerte de Franco diera paso a ese post-franquismo que, por lo demás, blanqueó tanto botín oligárquico obtenido a costa de tanta sangre vertida por nuestro pueblo. Sus militantes asesinados, en cambio, -tres de ellos fusilados en septiembre de 1975-, no fueron citados por la portavoz del PP. Años atrás el propio PCE dio vida a los maquis como grupos de legítima defensa contra el fascismo. ¿O es que la lucha armada contra los nazis a lo largo y ancho de Europa también fueron actos terroristas?¿Los partisanos italianos?¿La resistencia francesa?¿los judíos en el ghetto de Varsovia?¿la gente que se defendía, organizadamente o no, de los soldados alemanes?

Por tanto, la violencia política viene determinada por el momento histórico y como respuesta al uso que de ella hace la clase social dominante. El fascismo, Doña Cayetana, por su propia naturaleza, no suele dejar muchas opciones. Aunque entendemos que para su abolengo siempre es una opción que no hay que cerrar. Normal que persiga cada dos por tres blanquearlo. Le va en su interés. De facto.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar