La Justicia da por finalizada la causa del asesinato de Jimmy a manos de individuos fascistas: No hay culpables

EI titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Madrid acordó archivar la causa abierta por la muerte del  seguidor del Deportivo Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, por no haber podido identificar un culpable. El juez cierra, pues, la pieza separada por homicidio y lesiones y mantiene abierta la de riña tumultuaria, en la que están imputados 102 hinchas.

En su auto, el juez señala que “no existe prueba que permita acreditar, sin género de dudas, la autoría de las personas que intervinieron en la muerte de Jimmy”. Tampoco es capaz de determinar “quien o quienes han sido los autores” de las lesiones sufridas por otro hincha del Deportivo, Santiago, también arrojado al río Manzanares.

El juez considera que los vídeos de la pelea aportados en el proceso no resultan concluyentes y tampoco ve creíble la principal prueba presentada por la Policía, la declaración del testigo protegido G303, quien acusó a cuatro personas como responsables del homicidio. También desestima las peticiones de nuevas pruebas solicitadas por la Fiscalía y las acusaciones y la declaración de ese testigo protegido, que está imputado.

Jimmy falleció el 30 de noviembre de 2014 tras ser apaleado y lanzado al Manzanares en el transcurso de una pelea entre ultras en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón horas antes de un Atlético-Deportivo. Se puso entonces en marcha la Operación Neptuno, durante la que se practicó, en los primeros días, la detención de 41 seguidores del Frente Atlético y 18 más de los Riazor Blues. Tres de los detenidos en Madrid ingresaron en prisión acusados de homicidio, a los que se sumó un cuarto, apresado en Valencia. El caso, desde entonces, pasó por varios jueces. El cuarto de ellos decidió dejar en libertad, en mayo de 2015, a los cuatro acusados por falta de pruebas. La Audiencia Provincial confirmó la decisión. Poco después fueron detenidas 19 personas; a tres de ellas se les imputó un presunto delito de homicidio.

En septiembre, un testigo protegido identificó a los cuatro presuntos autores del homicidio. En febrero de 2016, un juzgado de menores de Madrid condenó a Álvaro G.C. a dos años de internamiento y dos de libertad vigilada. Esa resolución fue revocada por la Audiencia Provincial y absolvió al menor por considerar que no fue el autor material de la muerte de Jimmy.

A raíz del suceso, LaLiga, el CSD y, a regañadientes, la Federación impulsaron medidas para erradicar la violencia, entre ellas el cierre de estadios, la retirada de puntos, descensos, sanciones por cánticos ofensivos y la creación de un registro de ultras. César Augusto Lendoiro, entonces embajador de LaLiga, fue destituido por acudir al entierro de Jimmy. En los últimos meses, sin embargo, se ha producido un rebrote de violencia, cuyo último episodio fue el ataque de ultras del Sevilla a hinchas de la Juventus. Catorce de ellos fueron detenidos ayer.

 

as

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: