EDITORIAL. La izquierda reformada. Lesbos, arde Europa

ESTADO ESPAÑOL. La izquierda reformada

La izquierda institucional, esto es, la izquierda reformista que sueña que desde las instituciones puede cambiar la sociedad, parcheo tras parcheo hasta la toma del cielo sin asalto, es temerosa ante cualquier movimiento disonante que le haga perder votos y, por tanto, diputados y posibilidad de tocar sillón. Desde que Unidas Podemos entregara, cual cáliz de salvación eterna, sus escaños al hermano mayor para formar gobierno, se ha ahondado en una imagen que padecían hace tiempo: sus líderes son sumamente mediocres. No hace falta siquiera que venga el fascio en sus distintas acepciones a descubrirlo, ya lo sabíamos. Lo que iba a ser horizontal se volvió vertical, lo que iba a ser transparente se volvió opaco, lo que iba a ser casi revolucionario se volvió modosito, lo que iba a ser austero se volvió Galapagar, lo que iba a ser fresco y novedoso se volvió pro-sistema, lo que iba a ser generosidad y entrega se volvió lucha por un sueldo institucional. Podrán decir que son las cosas del poder, el contagio de lo políticamente correcto, pero hay más, la sensación de que vociferando en platós de televisión o preocupándose por el look, están en su salsa rosa (rosa como el logotipo del PSOE, curioso).

INTERNACIONAL. Lesbos, arde Europa

La quema (¿intencionada?) del campamento de refugiados de Moria en Lesbos, Grecia, no sólo descubre la realidad de una Europa insolidaria sino que también a los gobiernos (sean estos de centro derecha, centro-izquierda o extremo-centro) que no quieren saber nada de la miseria que crean. La devastación que las llamadas potencias occidentales provocan en decenas de países y regiones, es solo comparable con el encogimiento de hombros ante las personas que huyen del hambre y las guerras. La daga de la extrema derecha que sigue creciendo electoralmente con el discurso xenófobo y clasista, condiciona los movimientos de los gobiernos, pero también lo hace el engañar a la sociedad al decir que con ayudas de ONG, «emigración regulada», lucha contra las mafias que lucran con los emigrantes, ayudas financieras a gobiernos para evitar que dejen salir a sus connacionales, subiendo la altura de las vallas, aumentando la policía marítima, devolviendo «en caliente» a los emigrantes en cuando pisan territorio europeo o con campos de refugiados como el de Moria, vamos por buen camino. En absoluto, mientras haya imperialismo y, por tanto, saqueo, no hay solución. Los dirigentes lo saben, por eso miran para otro lado.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: