La extrema derecha engrasa armas mientras la izquierda sigue pendiente de organizarse

No va quedar ciudad donde la extrema derecha no salga con sus avalorios a pedir «libertad». Una palabra que dicha por su tropa no deja de sorprender y resultar hasta extraña. De Vox para acá y antes, el fascismo no ha dejado de crecer, en ideología en la sociedad, en redes sociales e influencia y, por ende, en diputados y concejales. Su camino parece obvio y no se detienen. Incluso el PP, del que se desprendieron apenas técnicamente, (siguen compartiendo ideario y objetivos), ha comenzado a aceptar que, a la vista de las encuestas, solo podrá gobernar si suma con Vox, porque la mayoría absoluta es imposible. Ese andar expedito lo facilita el hecho de vender como «izquierda» o, en su rebaja de primavera, «progresista», al actual ejecutivo, y de inventar un monstruo donde no lo hay. La aparente dicotomía, PP+Vox o PSOE+UP, se resuelve así de un modo facilón. Usted no quiere fascio, pues vote al otro dúo, y así que vayan pasando la décadas (siempre dentro del sistema, al que no se menta por ser innegociable).

Sin embargo, el capitalismo borbónico, aquejado ahora de Covid, sonríe. Todo lo que sea parchear, hacer leyes, reformar, dar una ayuda o subvención, consensuar dentro del sistema capitalista, es dado por válido. Otra cosa sería, por ejemplo y para acudir a noticias internacionales de actualidad, romper relaciones diplomáticas con Israel (por matar niños palestinos), con EE.UU/Colombia (por intentar invadir a Venezuela), con Marruecos (por su política represiva contra el pueblo saharaui) o con Arabia Saudita (por ser una de las dictaduras más abyectas del mundo). Pese al desplome que se avecina de la macro y microeconomía, la llamada izquierda institucional en el gobierno tiene -como se dice ahora- otra agenda, pegada a la sacrosanta Constitución, de sumisión a las directrices de la UE, y la bandera de la paz social, en cuatro palabras: de rescate al régimen. La extrema derecha lo tiene fácil.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: