La Ertzaintza maltrató y detuvo a un enfermo mental y a su madre; hoy han multado a quienes grabaron su “hazaña”

Introducción

Como ya publicamos en su día en éste medio, un chico con problemas psicológicos que estaba en la calle ha fue detenido y agredido por agentes de la Ertzaintza (policía vasca), todo ello a pesar de que su madre, que también fue detenida, vejada y agredida, salió a explicar a los agentes su situación. Ciegos de abuso e impunidad, los policías hicieron caso omiso a las explicaciones y siguieron a lo suyo.

Ante la imposibilidad de ocultar la brutal actuación de sus agentes (los vídeos del hecho se publicaron de manera masiva), al día siguiente el jefe de la Ertzaintza salió al paso asegurando que el caso ya estaba siendo investigado en casos internos, que es lo mismo que decir que los autores de la “hazaña” saldrían impunes. De hecho, a día de hoy (tampoco hay tanto que investigar, está más claro que el agua lo que pasó) continúan sin anunciar nada de nada.

Lo sangrante del caso es que, además, hoy la Ertzaintza ha procedido a entregar notificaciones de multas y denuncias a los y las vecinas que protestaron contra la brutal actuación policial y grabaron los vídeos.

Aquí les dejamos esta nota de la Coordinadora de Grupos de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala * E.H:

 


“En el barrio de San Francisco-Bilbao, además de maltrato… venganza policial”

Desde que hace dos semanas se viralizase y difundiese en medios de comunicación un vídeo de una actuación de la Ertzaintza en el barrio de San Francisco, sus prácticas (y las de la policía municipal) de corte autoritario, racista y conculcadoras de derechos, no sólo no se han modificado, sino que han aumentado.

En la calle y desde los balcones, seguimos recogiendo muchos testimonios de maltrato policial que están llegando a un nivel muy preocupante. Por si esto fuera poco, las policías han emprendido una auténtica persecución contra vecinos y vecinas que vienen denunciando estos hechos o que salen a los balcones a recriminar actuaciones violentas contra ciudadanos y ciudadanas indefensas.

De esta forma, estas dos semanas hemos recibido el testimonio de decenas de personas que han visto cómo las policías han acudido a sus viviendas, las han identificado y han tomado actas de denuncias y posibles multas alegando obstrucción a la actuación policial, insultos, injurias con publicidad, difusión de imágenes… casi siempre de forma amenazante, con falsas acusaciones y siempre avisando que tengan cuidado porque, como pueden comprobar, les tienen controlados… Se han dado casos de la entrada de policías en un domicilio cerrando la puerta y amedrentando a sus habitantes. E, incluso, se ha abierto alguna actuación de carácter penal.

Todo ello por salir a los balcones y defender los derechos humanos de todas las personas. Por ejercer su responsabilidad ciudadana alertando de actuaciones injustas y violentas, por mostrar la solidaridad hacia otras vecinas y vecinos que son continuamente vejados y maltratados.

Se han llegado a organizar, como ha pasado esta mañana, auténticas redadas policiales con decenas de agentes y de coches, tanto de la Ertzaintza como de la Policía Municipal, sembrando mucho temor en el vecindario y generando una situación de acoso y alarma.

Creemos que estas actuaciones responden claramente a una política de amedrentamiento de la población y, especialmente, de venganza frente a las denuncias que se han hecho públicas, acosando, persiguiendo, multando e incluso iniciando procedimientos judiciales a personas que, supuestamente, han grabado imágenes de maltrato policial o han salido al balcón para defender los derechos humanos.

Esta situación era desgraciadamente previsible, tras los comunicados amenazantes que dos sindicatos de la Ertzaintza emitieron tras los hechos relatados y la apertura de una investigación interna en el cuerpo policial. Todo ello nos lleva, una vez más, a preguntarnos en manos de quién se confía la seguridad de la ciudadanía, especialmente en situaciones de alarma social como la que vivimos en esta coyuntura, en la que se aprovecha para dejar impunes actuaciones autoritarias, de control social, de maltrato hacia las personas en situación de mayor vulnerabilidad y de amenaza contra quienes expresamos nuestra solidaridad hacia ellas.

Ante esta situación, demandamos:

Un posicionamiento público, así como la comparecencia en su correspondiente sede institucional, de la Consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, así como de la Concejala de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Bilbao, Amaia Arregi, para que den cuenta de esta grave situación creada en el barrio de San Francisco y de sus iniciativas para revertirla.

Al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco y al Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Bilbao, que ordenen el cese de toda actuación contraria a los derechos humanos, de carácter racista o amedrentadora. Que investigue dichas actuaciones, implemente medidas preventivas y sancionadoras si fuera necesario.

A la jefatura de la Ertzaintza, que haga público el desarrollo de la investigación interna en relación a la actuación denunciada del 29 de marzo, y que la extienda a todo el dispositivo policial en nuestro barrio y, especialmente, a aquellas actuaciones que responden claramente a un abuso de la autoridad y de amenaza hacia la ciudadanía.
Al Ararteko y a las organizaciones de defensa de los derechos humanos, que amparen al vecindario, a las personas que están sufriendo maltrato y abuso policial, así como a las personas que están alertando de estas actuaciones y están siendo amenazadas y denunciadas.

Hacemos un llamamiento a los partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales y, en general, a la ciudadanía, para que denuncien estas actuaciones y se movilicen en la defensa de los derechos humanos. La situación de alarma creada por el covid19 no puede ser excusa para el abuso y maltrato policial. No lo podemos consentir.

 

Noticia relacionada:

 

Coronavirus en Bilbao: La Ertzaintza detiene y maltrata a un enfermo mental y a su madre (vídeos)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: