La Deuda y los cuentos para no mencionar su pago

Según cifras oficiales, publicadas por la prensa económica hoy, la deuda pública ha pasado de suponer un 36,3% del PIB (toda lo que se produce al interior de nuestro marco estatal) en 2007 a rondar el 100% actualmente. Evidentemente no se ha disparado en cubrir servicios sociales, que cada vez están más recortados, sino en rescates de bancos, autopistas y otras lindezas patrias. Por supuesto que también se van “los dineros” en pagar/premiar a los gestores gubernamentales de esos rescates y, en general, a los que han venido viviendo del cuento de entretenernos a base de cuentos. Ya sea cobrando en A o en B, o en R y en R.
En cualquier caso, esto de la «deuda odiosa» no sólo ocurre en España. Bueno señalarlo porque no habría política de liberación social si se limitase a quitar a Rajoy y no estuviera dispuesta a enfrentarse a los “hombres de negro” enviados por la Europa imperial, tal como se vio el año pasado en Grecia. Negarlo es marear la perdiz. E ir gastando semillas en sembrar politiquería y desmoralización. Las partidas se ganan desde mucho antes de que parezca que se pueden ganar. Desde luego, no contándonos tonterías porque resulte muy difícil llegar a la portería de enfrente.
¡NO AL PAGO DE LA DEUDA! Ni siquiera esto es todo, pero es parte inexcusable. ¡Cómo meter goles si borramos las porterías donde meterlos o nos inventamos otras… de cuento!
Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar