Justicia afirma que Juicio y «caída» de Temer no resuelve la crisis politica

El TSE de Brasil advierte al presidente Temer que esa corte judicial ‘no es un juguete del gobierno’ ante el inminente juicio que podría anular su mandato.

A siete días para la votación de un veredicto que podría poner fin al Gobierno de Michel Temer, el titular del Tribunal Superior Electoral (TSE), Gilmar Mendes, lanzó esta advertencia contra el mandatario.

“El tribunal no es un instrumento para la solución de la crisis política, el juicio será jurídico y judicial”, dijo Gilmar Mendes en una conferencia pública en Sao Paulo.

La declaración del juez Mendes se produjo luego de que asumiera el domingo como ministro de Justicia Torquato Jardim, un ex juez electoral, cuya designación fue interpretada como parte de la estrategia de Temer para mantenerse en el poder y enfrentar la investigación que la máxima corte realiza contra el mandatario, tras haber sido grabado avalando sobornos, según la Fiscalía, con el empresario Joesley Batista, dueño del frigorífico JBS.

El nuevo titular de Justicia consideró ‘impensable’ que alguno de los siete magistrados (que integran la corte) no solicite más tiempo para estudiar la supuesta ilegalidad de la campaña, lo que alargaría los plazos procesales.

 

Eso refuerza la tesis de Temer, quien apuesta por que el juicio se alargue, ganar tiempo para recomponer su base política y avanzar en las profundas reformas que se tramitan en el Congreso, según el Gobierno, para atajar la crisis económica.

A partir del 6 de junio, la corte juzgará si la campaña de Temer y la destituida presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), en 2014 fue financiada con dinero de la corrupción, lo que podría desalojar al gobernante, ya amenazado por otras serias sospechas de corrupción que investiga el Supremo.

Temer enfrenta desde hace dos semanas intensas protestas que exigen su renuncia, y a las que se han sumado la oposición por completo con el respaldo de vastos sectores de una base oficialista, que desde el estallido de la crisis, ha sido abandonada por cuatro pequeños partidos.

Cabe señalar que también el jefe de su partido, Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Renán Calheiros, se sumó el martes pasado a las voces que demandan la salida del poder del presidente.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: