JULIO ANGUITA. Vísperas de barbarie

El capitalismo globalizado está en crisis. Y ésta es de mayor alcance e importancia que las clásicas de sobreproducción. Mientras tanto, el proyecto alternativo desde la izquierda ni está ni tampoco se le espera, por ahora. Dos son las causas fundamentales de esta crisis: la hegemonía de los valores y proyectos económicos del sistema ha alcanzado sus límites planetarios; ha llegado a todas partes y no hay plus ultra. Pero además, la finitud de los recursos naturales, conjuntamente con las consecuencias medioambientales de la civilización industrial, señalan el peligro de extinción de la vida misma. Efectivamente el capitalismo globalizado ni puede conquistar más espacios físicos ni tampoco puede continuar depredando sin límite.

Pero, y obedeciendo a su impulso genético, el capitalismo no puede existir sin incentivar constantemente la producción, el comercio y las finanzas. Obedece a su naturaleza. Ante los nuevos retos, el sistema se ha proyectado hacia inversiones no tocadas sino muy superficialmente hasta hoy: agua, pensiones, sanidad, educación, seguridad, aire, tierra, investigación, alimentos, etc. Los Estados son despojados de sus funciones y competencias y el mercado se transforma en un nuevo Leviatán aún más inmisericorde. Una nueva Lex Mercatoria (TTIP, TICSA; etc.) ha suplantado a las legislaciones nacionales, los Derechos Humanos y los Pactos Internacionales sobre los mismos.

El panorama mundial nos ofrece desigualdades crecientes, explosión demográfica en las zonas marginales y marginadas del planeta, envejecimiento poblacional del primer mundo, guerras parciales de la ya empezada III Guerra Mundial, refugiados, pateras, éxodos permanentes, etc. Y junto a ello la impotencia de las instituciones internacionales que nacieron para corregir horrores y guerras de todo tipo. Presidiéndolo todo el enorme cinismo de las élites económicas, políticas y mediáticas. Toma cuerpo una humanidad fallida.

El capitalismo y su centro de poder político, EEUU y satélites, ha empezado a responder en tres direcciones. Para empezar ha renunciado al mito del libre comercio internacional porque ya hay otros que exportan más. Un nuevo proteccionismo disfrazado de patriotismo es el nuevo santo y seña. La guerra explicitada sin complejos, es sopesada, nuevamente, como la solución más radical. Las decisiones de Trump sobre la ruptura unilateral de los tratados sobre desarme van en ese sentido. Y la tercera no es otra que la apropiación manu militari de los recursos ubicados en otros lugares y países (Venezuela es el caso más reciente) y la cambiante designación del enemigo a batir: el eje del mal.

Esta nueva fase de las relaciones internacionales tiene su correlato fiel en los nuevos fenómenos sociales, políticos y culturales que surgen en las poblaciones víctimas de las políticas neoliberales. El negro, el emigrante, el “otro” son el eje del mal doméstico. Se potencia el culto a la fuerza y al simplismo mental. Todo ello inmerso en el líquido amniótico de la cultura del espectáculo permanente. Vísperas de barbarie

 

eleconomista

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

9 comentarios

  1. LA MALINCHE -por un proceso constitucional Republicano

    ———–POR FIN COINCIDO EN ALGO CON ANGUITA ………………

    “” VISPERAS DE LA BARBARIE “””

    ——LA MALINCHE ————- ” EN ÉPOCAS OBSCURANTISTAS “””

  2. LA MALINCHE .-EN ÉPOCAS OBSCURANTISTAS

    !!!!!!!!!!!!!!!!!!! PALABRAS MAYORES ..EN TIEMPOS OBSCUROS !!!!!!!!!!!!!

    —–DIRIGIENDOSE AL BUNKER-CATÓLICO-ULTRAMONTANO-FACHA ……………………

    “” Y HACE UN CLIMA EXCELENTE “””….muy fresquito , pero muy sano ……….,

    ha afirmado ………….UN COMUNISTA -ROJO-CON RABO-Y OLOR AZUFRE ………

    REFIRIENDOSE A SIBERIA .-

  3. Completamente de acuerdo, Julio. Enormemente expresiva, por su carga semántica apegada a la realidad, la lamentable realidad actual: ” Se cultiva el culto a la fuerza y al simplismo mental”. No se puede decir más en apenas 11 términos.

  4. NO SE PUÉ TENER MAS RAZON NI EXPLICAR MAS CLARITO EN TAN POQUITAS PALABRAS

  5. El incremento de la desigualdad hasta el extremo es una consecuencia INEVITABLE de un capitalismo que la social-democracia no va a detener y que SÓLO sigue DOS reglas:
    1) Producir cada vez más (incremento del PIB) al menor coste posible (insostenibilidad ecológica, peores salarios, inestabilidad laboral y recortes sociales).
    2) Repartir la plusvalía entre menos personas cada vez: incremento de la desigualdad (Coeficiente Gini).
    A largo plazo siempre acaba entrando en crisis y sólo puede sobrevivir endeudándose y provocando guerras.
    No existe el capitalismo con ‘rostro humano’ y los partidos socialdemócratas sólo alargan procesos que son inevitables.
    No se puede reformar el capitalismo: o se le acepta o se lucha contra él.

    The increase of inequality up to the limit is an UNAVOIDABLE consequence of a capitalism that social-democracy won’t stop and that JUST follows TWO rules:
    1) To produce more and more (GDP increase) at the least possible cost (environmental unsustainability, worse salaries, work instability, and social cutbacks).
    2) To distribute surplus value among fewer and fewer hands: an increase in inequality (Gini’s coefficient).
    In the long term, capitalism always ends up in recessions and crisis and it can only survive by getting into debt and provoking wars.
    Human-faced capitalism doesn’t exist.
    Capitalism can’t be transformed. Either you accept it or fight against it.

  6. Antes o después nos veremos en una de estas tres situaciones extremas:
    1 ) UNA DICTADURA FINANCIERA: la más probable a corto plazo.
    Está representada por el capitalismo financiero global y es a la que nos dirigimos a toda velocidad.
    Surgirá con claridad cuando estalle la burbuja financiera; las clases medias y altas de todo el mundo seguirán cayendo al pozo una tras otra y el mundo acabará dividido entre un 1% de propietarios mundiales y un 99% de esclavos.
    Su prioridad para su dominación será la economía (capitalismo financiero salvaje y procesos de endeudamiento) apoyada por una cultura individualista, privatizadora y antisocial (legitimada por una democracia-farsa inculcada a la población mediante lavados intensivos de cerebro) y por políticas policial-militares cuando sea necesario.
    2) UNA DICTADURA NACIONALISTA: más probable a medio plazo.
    Está representada por neo-fascismos que surgen y se expanden al recoger el descontento de las clases populares en cada país al ver como empeoran sus niveles de vida.
    Tras un conflicto mundial entre naciones, el mundo se habrá dividido entre un 1% de naciones poderosas y un 99% de colonias.
    Su prioridad para su dominación será la política (estado militar-policial), sustentada por una economía basada en las transferencias de recursos desde las regiones esclavizadas a la nación dominante y por una cultura basada en una superioridad nacional donde ciertas religiones pueden ayudar a su legitimación
    3) UNA DICTADURA POPULAR: más probable a largo plazo.
    Estaría representada por el socialismo real que necesariamente acabaría enfrentándose al capitalismo salvaje primero y al neo-fascismo (si es éste el que se impone sobre dicho capitalismo de casino).
    Tanto la división global entre individuos como la división entre naciones se vería reducida al mínimo a costa de frenar las iniciativas individuales que no tengan como fin el bien colectivo y a costa de frenar los sentimientos de superioridad nacionales.
    Su prioridad para su dominación sería la cultural (educación de la población en las virtudes de lo colectivo frente a la cultura individualista privatizadora o nacionalista), apoyado en modos de producción de riqueza basados en el interés colectivo y en formas de distribución equitativa de la misma y sustentado también en última instancia por un rígido control global sobre los brotes privatizadores o nacionalistas que surjan.
    Si la democracia no es posible y tengo que elegir, me quedo con la tercera.

    Sooner or later we’ll find ourselves in one of these three extreme situations:
    1) A FINANCIAL DICTATORSHIP: the most likely in the short term.
    It is represented by global capitalism and it is the one that we are heading for at full speed. It will clearly arise when the financial bubble bursts; middle and high classes all over the world will keep on falling into the ditch one after the other and the world will end up divided between 1% of global owners and 99% of slaves.
    Its priority for domination will be economy (wild financial capitalism and processes of permanent debts) supported by an antisocial individualistic culture linked to privatization (legitimized by a sham democracy drummed into people’s brains through intensive brainwashing) and a military-police oriented policy whenever they consider it necessary.
    2) A NATIONALIST DICTATORSHIP: more likely than the previous one in the mid-term.
    It would be represented by some neo-fascisms which arise, grow and spread thanks to the anger of lower classes in each country when they see how their living conditions get worse and worse.
    After the unavoidable world conflict among nations, the world will be divided between 1% of powerful nations and 99% of colonies.
    Its priority for domination will be politics (a military police state) underpinned by an economy based on a transfer of resources from those enslaved areas to the dominant nation and by a culture based on ideas related to national supremacy and where some religions might help to legitimize it.
    3) A POPULAR DICTATORSHIP: more likely in the long term. It would be represented by real socialism which necessarily would end up facing wild capitalism first and neo-fascism later (as long as the latter prevails over the former).
    Both global division among individuals and division among nations would be reduced to the minimum at the expense of braking individual initiatives which are not aimed to achieve the collective good and also at the expense of stopping those feelings of national supremacy.
    Its priority for domination would be cultural (education for the population about the advantages of a collective mindset against individualistic or nationalist cultures), supported by new ways of production and fair rules of distributing wealth and, ultimately, also based on a global and rigid control over those shoots in favor of privatization or nationalism that might arise.
    If real democracy is not possible and I have to choose, I will take the third one.

  7. Me quedo con la tercera

  8. Redstar te ha salido competencia en inglés…parece que no es bilingüe como tú. Sky 77761 no te entendemos ni papa.

  9. Buen y acertado análisis.

    Redstar, creo que de cumplirse la primera de las SITUACIONES EXTREMAS, la segunda no se daría. Puesto que en el mundo futuro (ese que nos “viene” impuesto por ese 1%) las guerras nada que ver con las NACIONES. Al capitalismo financiero se la suda la NACIONES.

    Yo ante carencias democraticas también me inclino por la TERCERA. Pero a esos degenerados niveles llegados, la popular incapaz de armarse para “imponer” sus dictados sociales. Ya que los medía dominantes tienen a unos HDLGP “periodistas”, la MAYORÍA, por destacarse (a puñaladas por el dinero. Como alguien dijo; el pan entre hermanos pero el dinero: A PUÑALADAS).

    Ejemplo de ello los tenemos en la RED. Por estos lares el paradigma es el CNI juliona/juliano.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*