JULIO ANGUITA. La ratonera

La ratonera, la obra más importante de Agatha Christie, que desde 1952 se sigue representando ininterrumpidamente en Londres, es la historia de unos personajes que, aislados por las inclemencias del tiempo, van siendo asesinados uno tras otro sin que nadie pueda escapar del edificio en el que tienen lugar los hechos.

Mariano Rajoy, la Justicia española, el Parlament y el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, han caído en una ratonera montada por la impericia y falta de talla política del actual presidente del Gobierno. Es más que probable que Puigdemont sea elegido de nuevo Presidente de la Generalitat. Sobre él cae la amenaza de ser detenido si pisa suelo español. ¿Cómo se resuelve ese problema que conducirá, sin duda, a una mayor radicalización en la confrontación catalana?

Mariano Rajoy no quiso abordar el problema catalán políticamente. A través del Fiscal General del Estado instó a los tribunales a intervenir y la Audiencia Nacional con su autonomía (lo de la independencia del Poder Judicial es, hoy por hoy en España, una figura tan solo retórica) y su sensibilidad ideológica poco atemperada por la prudencia, hicieron el resto. La utilización del artículo 155 como mera excusa para aplicar medidas no contenidas en el mismo, acabó por crear la atmósfera de Santa Cruzada que propició la imputación de rebelión y sedición junto con una inusitada celeridad para encarcelar al vicepresident y a otras personas más que formaban parte del Gobierno catalán. La Orden Europea de Detención contra Carles Puigdemont puso finalmente la guinda al pastel.

Que la imputación fue un despropósito se encargaron de evidenciarlo el Tribunal Supremo que marchó por otros derroteros y la Justicia belga que se mostró renuente a la petición basándose en serias y consistentes dudas sobre el procedimiento que se le podría aplicar al expresident y sobre todo porque calificar de sedición y rebelión los hechos ocurridos en Cataluña era algo bastante incomprensible para la Justicia belga y para el sentido común, añado. La retirada de la Orden por parte de la Justicia española fue una clara evidencia de la ligereza con la que se plantearon las acusaciones previamente.

La Justicia española sigue su curso y podrá detener a Puigdemont si pisa territorio español para ser investido por un parlamento democrático tras unas elecciones democráticas. ¿Qué hará el Gobierno entonces? ¿Qué resortes puede mover? Y sobre todo, ¿qué harán los votantes catalanes y el Parlament elegido por ellos? ¿Qué hará el propio Puigdemont?

Todos ellos, junto con la Justicia, han sido atrapados en la misma ratonera que la escritora Agatha Christie narró en su obra hace ya más de medio siglo.

eleconomista

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. José Carballo Hernández

    Que el gobierno central ha fallado en sus cálculos de eso creo que hay pocas dudas. He escuchado en algunos vídeos al señor Anguita y en uno de ellos expone lo que a su juicio tendría que haber hecho el gobierno. En el dice que si el gobierno de la Generalitát de Cataluña quiere la independencia y el pueblo catalán lo apoya, pues nada, independencia, pero el gobierno catalán debe de saber que habrá boicot comercial, que las líneas de transporte se pueden cerrar y habrá aranceles que pagar, que la red de transporte en dirección a Europa pueden ser trasladadas a otros territorios y que todo eso tendrá un precio en en comercio y por ende en el nivel de vida de los catalanes. Hasta ahí todo muy bien, solo que el señor Anguita, se lo he observado varias veces de la geoestrategia, del interés geoestratégico de España en el contexto internacional no habla ni una sola síilaba. El señor Anguita debería de saber que darle la independencia a Cataluña es poner la primera piedra para la desaparición de España como país, pues no debemos olvidar la reivindicaciones del País Vasco, que esta vez, si que tendría una coartada perfecta para exigir también su independencia de España. La independencia de Cataluña seria el precedente a utilizar por el gobierno vasco en el momento que le interese, y con esto estaríamos sin salida a Europa por tierra. Luego qué señor Anguita? Y no quiero tocar la cascada reivindicaciones territoriales que se pondrían en Marcha en el país, o mejor dicho lo que quedara de el. Hay un detalle que nadie toca, mejor dicho, dos. Primero, esta situación fue creada por los Gobiernos de Felipe González, José Maria Aznar y Zapatero. Ellos provocaron este problema cuando en sus ansias por gobernar para poder seguir adelante con las políticas del pelotazo entre amiguetes, no dudaron ni un momento en llegar a acuerdos bastardos con los sucesivos gobiernos de la Generalitat que violaban flagrantemente la Constitución y en los que el rey Juan Carlos como garante de la Constitución también puso su granito de arena bendiciendo estos acuerdos con su firma en lugar de negarse a firmar y denunciar públicamente lo que violaba sus competencias y el estaba obligado a defender. Estos si que tendrían que terminar en prisión por alta traición a España. No hace falta resaltar que los sucesivos gobiernos de la Generalitat se comportaron como auténticos desleales chantajistas y faltos de toda ética, ellos iban a lo suyo que es la situación en la que nos encontramos. Desde esta perspectiva es comprensible incluso que Rajoy tenga la actitud que tiene por ser consciente de los acuerdos de José Maria Aznar en cuyo gobierno el disponía de un importante ministerio. Resumiendo, hemos llegado al punto de inflexión en el que ya no es posible ponerse de acuerdo para preservar la unidad del País y por eso se ha utilizado el Art. 155, a mi juicio de manera demasiado benévola, pues segundo punto. No se puede olvidar e ignorar ,que la inmersión lingüística en Cataluña ya viene desde hace como mínimo 35 años. en ese sentido lo primero que hay poner en un primer plano es que este daño no se puede revertir en un par de meses ni en un par de años. ahí está el gran fallo del Gobierno de Rajoy y quienes les apoyaron, en actuar con intereses partidistas que no son los intereses nacionales, pues los intereses nacionales exigen en una situación como la que hemos llegado de una respuesta contundente del Estado y eso en la práctica hubiera significado quitarle las competencias autonómicas a Cataluña duran al menos diez años hasta lograr revertir la inmersión lingüística y todos los detalles secesionistas asociados a ella. Desmontar todo el aparato secesionista creado para tal fin y sus autores ejemplarmente castigados. Solo así se puede volver a restaurar la situación anterior a este problema. El señor Anguita debería de saber que la legislación de Bélgica es una legislación diseñada de acuerdo a los problemas secesionista que la misma Bélgica tiene entre francofono y Walones que amenazan continuamente con romper la unidad de Bélgica. Sería una auténtica vergüenza para España y el gobierno que un individuo como Puigdemont llegara a volver a ser Presidente de la Generlaitat después de todo lo que ha hecho en España y sus ininterrumpidas tiradas contra el país desde el exterior.

  2. Desiderio Ladino

    Se nota de qué pie cojea el sr. Carballo Hernández.

    Y se ve que, aunque dice que ha visto algunos vídeos del Sr. Anguita: o bien no se ha enterado de nada (cosa bastante elemental dadas su formas gramaticales de querer cuadrar los círculos) o bien no ha leído antes nada de lo que se suele publicar en esta web de InSURgente. Ya que no ha sabido digerir nada de lo que se piensa y se escribe desde estas páginas de izquierdas.

    Lo primero que debería de plantearse antes de nada es qué es España. Y desde cuándo lo es.

    Ni siquiera los historiadores (que no son los que hacen realmente la Historia, pero sí que ayudan a construir el relato de lo que solemos entender por escribir la historia) se pueden poner de acuerdo en qué es España y cuándo nació.

    Puede parecer muy simple que España es España desde el despertar de los tiempos. Y creer como en el breve cuento de Augusto Monterroso que “cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí”. Pero, no con España se hace trampa, como en el resto de los cuentos que se nos cuenta para inventar las historias de los Estados nacionales.

    Si Cataluña, cuando sea, consigue ser de hecho una República independiente, quizás sea a partir de ese hecho cuando pueda nacer de verdad otra España. Pero, por ahora, lo que existe es una España francobourbónica que viola de manera sistemáticamente las leyes más elementales de la propia convivencia.

  3. Desi Cienfuegos

    ¡Ay; Julio! Con tanto empeño nos enseñaste a estudiar la Constitución española que muchos -y muchas- nos creíamos que ese texto tenía algún valor. Pero, ya ves en que quedan nuestros derechos cuando tanto el espíritu como la letra son violados de manera sistemática por las propias instituciones monárquicas.

    Hoy lo veo de otra forma. Y sé que tus desvelos no sirvieron nada más que para hacernos creer que este régimen se podía transformar desde dentro. Y sí, por supuesto, que ha de ser desde dentro desde donde se reviente y se haga volar en mil millones de pedazos tantas mentiras como contiene este Establo de Derechas donde sólo se nos permite tabularnos para rebuznar como asnos: ¡a imagen y semejanza del gañán Aznar!

    Ese gañán que puso a este Reino en la geopolítica internacional con sus veleidades criminales en el trío de las Azores. Y que nos mostró el grado de su estulticia educativa cuando en el rancho del magnate Busch se “atrevió” a poner sus patas encima de una mesa. Fiel reflejo de lo que las mediocres élites criminales españolas entienden por educación, respeto y hasta “libertad”.

  4. A mi entender Anguita, no va tan mal desenfocado, pues la solucion del problema Catalan , esta en manos de la buena voluntad de los politicos, sobretodo el gran traidor de esta Constitucion 78, el camaleonico P$OE, este partido en la clandestinidad franquista era REPUBLICANO FEDERALISTA y con el tiempo se ha pasado al monarquismo, este es el gran problema del presente, LA MONARQUIA BORBONICA que impide una FEDERACION REPUBLICANA de ESPAÑA, y con ella la SOLUCION de esta vergonzosa situaccion, impidiendo el Regreso de su Presidente del exsilio en Bruxelas con su deplorable prision y la de los demas mienbros de la Generalitat en prision, en que pais pasa esto? Solo en la España franquista autoritaria monarquica y antidemocratica. Salud y Republica LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*