JULIO ANGUITA. ¿Y usted qué vende?

Corría el año de 1986 y en la rueda de prensa previa al acto político en el que yo iba a intervenir como candidato electoral, un periodista me preguntó: ¿Y usted qué vende? Consideré la pregunta como un insulto y reconozco que mi respuesta fue destemplada y brusca.

Hoy, sin embargo, y desde la experiencia vivida hasta el presente, considero que aquel profesional de la información fue un lúcido adelantado a la hora de enjuiciar la deriva que comenzaban a tener las campañas electorales y los, benévolamente denominados, discursos políticos que en ellas se prodigan.

Decir hoy campaña electoral es aludir al marketing y su traducción específica al castellano: mercadotecnia. Es decir, conseguir que los electores, convertidos en consumidores, compren un determinado producto a base de técnicas en las que lo visual, lo anecdótico y lo coyuntural se impongan, difuminando la reflexión, la memoria y la experiencia del comprador. El envase del producto sustituye al contenido, siempre y cuando lo haya.

El mensaje mayoritario de los oradores (con escasas y notables excepciones) es un rosario de ataques ad hominen, la degradación del discurso como vehículo racional para la reflexión, el conocimiento y la incitación a saber y, sobre todo, el escamoteo de una realidad que los futuros electores comprueban y sufren todos y cada uno de los días en sus carnes.

Sin embargo, y por la experiencia de las últimas décadas, el producto se vende sin grandes diferencias entre las diversas marcas o etiquetas con que es presentado ante el mercado. ¿Por qué? Dos causas se me vienen a la cabeza.

La primera es que a imagen y semejanza de la economía basada en la oferta, y en detrimento de la economía apoyada en la demanda, el elector se convierte en comprador obligado, le guste o no el producto. Un comprador pasivo, simple espectador por mor de ciertos medios de comunicación, el culto al espectáculo también vendido como cultura y los subproductos de hedonismo prestados a plazos. Y ello en el marco del olvido programado de la Historia y hasta de la memoria más reciente. El humanismo, la filosofía y la inquietud por saber son sistemáticamente erradicados de las enseñanzas. El hoy, y sus productos a consumir, es el horizonte.

La segunda de las causas que se me vienen a la cabeza es quizás la más terrible de ellas. Si la política económica, decidida en las Cortes Generales y aplicada por un Gobierno determinado, tiene que homologarse con las que ha hecho otro Gobierno de signo diferente, porque así lo dice la UE, ¿dónde está la diferencia, al fin y a la postre?

Votar es elegir en el mercado mayorista solamente etiquetas

 

 

 

 

eleeconomista

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

5 comentarios

  1. Pues hala, corriendo vas a ver a la guardiana de la noche y sus dragones. En fin…

  2. SEÑOR ANGUITA: LA GENTE ASISTE A LOS DEBATES ELECTORALES DE LOS CANDIDATOS COMO SI ASISTIERAN AL COMBATE DE BOXEO O LUCHA LIBRE, LOS GOBERNANTES SON ELEGIDOS CON LOS VOTOS DE LOS CIUDADANOS QUE CREEN LA INMENSA MAYORIA QUE VOTAN AL CANDIDATO QUE ELLOS VOLUNTARIAMENTE Y CONSCIENTEMENTE HAN ELEGIDO CUANDO EN REALIDAD LA TELE, LA RADIO Y LA PRENSA BASURA Y DEL MOVIMIENTO SON LOS QUE SUBEN A LOS CIELOS O BAJAN A LOS INFIERNOS A UN POLITICO Y LOS QUE DECIDEN MANEJANDO EL CUERPO Y EL ALMA DEL VOTANTE
    Y QUÉ DECIR DE LOS INDECISOS, ¿ QUE ES UN INDECISO Y A QUE ESPERA PA DECIDIRSE Y POR QUIEN? CREO QUE ALGUN INDECISO DEBERÍA REGALAR SU CEREBRO A LA CIENCIA PA QUE ESTUDIE LAS DIFERENCIAS, SI ES QUE LAS HAY, ENTRE UN CUADRÚPEDO DE LA RAZA OVINA O CAPRINA Y EL INDECISO

  3. Partisana&Campesina

    ¿De qué sirve VOTAR en una suciedad criminal pornocapitalista? Si es la tanatocracia quien administra la muerte en vida de l@s esclav@s y la que dicta la sentencia de muerte sin ninguna posibilidad de rechistar?

    Y, para ejemplo, ahí está la Unión Europea que se disfraza con los ropajes de la Libertad (ojo: sólo la de explotar) y de los Derechos humanos (ojo: solo en tanto y en cuanto que residuos infrahumanos) para vendernos una Democracia totalmente banalizada donde el valor de los Radicales Libres no cuenta para nada.

    ¿De qué sirve votar si después un mínimo grupo de «expertos» decide qué es lo que realmente se puede hacer?

    Lo mejor del tiempo presente es que están cavando su tumba esos «expertos» sin percatarse de nada. Y lo más terrible es que al bloquear salidas racionales a la suciedad criminal pornocapitalistas lo único que están haciendo es allanándole el terreno a las pseudoalternativas más irracionales y despóticas como son las fascioliberales ya sin colchones socialdemócratas de ningún tipo.

  4. Como siempre , el Chaman de Anguita dà en el clavo . Andalucia vive el Friday electoral y la peña asisten a los mitenes politicos como si se tratara de unas rebajas . Solo falta que AMAZON se presente a las elecciones andaluzas . Creo que vivimos en una sociedad tarada , que tanto los poderes economicos como politicos , piensan por todos nosotros .
    Para que llamen a los conspiranoicos » FRIKIS » , cuàndo nos advertiàn hace muchos años atras , que las èlites del poder mundial estaban diseñando un plan para lavarnos el cerebro e imponer el nuevo orden mundial . ¿ Se han equivocado ? . O cuàndo afirmaban que los atentados del 11-S a las torres gemelas fuè un autoatentado o de falsa bandera . ¿ Tambièn se equivocaron ? .

  5. También se lo podemos preguntar al señor Iglesias ‘el adaptador de Lenin a los tiempos actuales’ según sus inefables declaraciones, ¿no señor Anguita? Y tampoco vende ya nada su partido del que usted era gran valedor incluso anteponiéndole al de toda su vida?
    Cosas veredes.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: