ITALIA recordó el 40 aniversario del mayor atentado fascista; 85 muertos y el terrorismo de Estado y la OTAN en la sombra

Se trata del acto terrorista más grave que haya sufrido Italia tras la Segunda Guerra Mundial, en el que murieron 85 personas y más de 200 resultaron heridas en Bolonia.

Inmediatamente después del atentado, el Gobierno presidido por Francesco Cossiga y las fuerzas de policía atribuyeron la explosión a causas fortuitas y, más tarde, la atribuyeron a las Brigadas Rojas.

Se probó que los servicios secretos del estado habían puesto pistas falsas para entorpecer las investigaciones.

La organización terrorista de extrema derecha Nuclei Armati Rivoluzionari ​ reivindicó el atentado.

Italia conmemoró este domingo, exigiendo «verdad y justicia», el 40 aniversario del atentado de Bolonia (noreste), perpetrado por militantes de extrema derecha, que causó la muerte de 85 personas.

El 2 de agosto de 1980, una bomba estalló en la sala de espera de la estación ferroviaria de Bolonia, dejando 85 muertos y más de 200 heridos.

«Necesitamos la verdad. Sin verdad el país no tiene futuro. Buscar la verdad significa buscar la justicia», declaró la presidenta del Senado italiano, Elisabetta Casellati, presente en la ceremonia.

«Estamos al lado de las familias, de los que creen en el estado, de los magistrados que trabajan para destruir el velo que nos separa de la verdad», declaró en un tuit el jefe de gobierno italiano Giuseppe Conte.

Por su parte, el presidente italiano Sergio Mattarella, que días pasados visitó la ciudad, reafirmó en un mensaje la «exigencia de una plena verdad y justicia».

Numerosas personalidades se sumaron a esta exigencia y reclamaron que se levante el secreto de estado que hay en el expediente.

Dos integrantes del grupo de extrema derecha italiano Núcleos Armados Revolucionarios (NAR) fueron condenados a cárcel perpetua por el atentado y un tercero, menor en el momento de los hechos, a 30 años.

Otras personas, entre ellas miembros de los servicios militares de inteligencia, fueron condenados a penas de entre siete y diez años de cárcel por obstrucción de la justicia.

Las familias de las víctimas y numerosos italianos piensan que los tres terroristas de extrema derecha condenados son simples ejecutantes y que los que ordenaron el atentado siguen sin ser identificados e impunes.

Los últimos resultados de la investigación «confirman que este vil atentado fue una bomba «negra» pensada por los responsables de la P2, ejecutada por la mano de obra fascista de los NAR y protegida por los hombres de la P2 integrantes de los servicios secretos», declaró Paolo Bolognesi, presidente de la asociación de las víctimas del atentado de Bolonia.

El objetivo era golpear a Bolonia la roja», afirmó Bolognesi citado por la agencia  ANSA.

La logia masónica P2 (Propaganda Due) estaba presidida por el tristemente célebre Licio Gelli, fallecido en diciembre de 2015 a la edad de 96 años.

Gladio, una estructura paramilitar secreta anticomunista ligada a las estructuras del propio Estado, estuvo detrás (y delante) de la matanza.

 

 

infobae

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: