Incendios en Galicia. Alberto Núñez Feijóo y Borja Sémper, dos hipócritas del PP

Todo el mundo sabe que arde Galicia. No entraremos a valorar la respuesta dada por las autoridades a esta catástrofe que ha ocasionado ya cuatro muertos, 67 incendios activos, 15 poblaciones cercadas, miles de hectáreas quemadas, carreteras cortadas, colegios cerrados… El fuego arrasa Galicia, sobre todo el sur. La comunidad autónoma mantiene su lucha incansable contra las llamas, con 5.000 personas, entre ellas vecinos y equipos municipales, que tratan de combatir su avance.

Críticas ha habido a la gestión. Estas, por supuesto, no han gustado a la gente del PP que, dicho sea de paso, nunca han tenido miramientos para criticar a otros grupos políticos cuando ellos han estado en la oposición, ante casos incluso menos graves.

Hoy, el portavoz del PP en el parlamento de la Comunidad Autónoma Vasca —CAV—, Borja Sémper se ha comportado como lo que es: un hipócrita y un impresentable.

Refiriéndose a los que han criticado la gestión de la Xunta de Galiza, Sémper ha dicho vía Twitter: “Hoy es uno de esos días en los que ser cargo electo y educado me impide llamar hijos de puta a los que politizan la piromanía y el dolor”.

Posteriormente, dicho individuo ha subrayado que “es obvia la manipulación” y, en otro tuit ha sentenciado: “Es desolador, que al desgarro de ver arder Galicia, comprobar cómo todo vale, cómo la ‘politización del dolor’ es un eufemismo de carroñero”.

Tengan o no razón los críticos con la gestión de Feijóo y su equipo de gobierno, lo que debería recordar el electo Sémper es que, desde su corrupto partido, ellos —incluido él— han vertido críticas para con otros por casos similares y mucho más graves.

Alberto Núñez Feijóo es uno de ellos. En los últimos años, en Galicia ha habido muchos incendios. Pues bien, cuando éste amigo de narcotraficantes era el jefe de la oposición criticó contundentemente al bipartito —PSG y BNG— que lideraba la Xunta y también al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En un acceso de oportunismo y prepotencia, Feijóo se acercó a cabeza de Boi, Pontevedra, una aldea amenazada por las llamas. Ataviado con camisa y pantalones vaqueros se puso a echar agua con una manguera.

Por supuesto que fue fotografiado —ese era realmente su objetivo— y que la imagen se publicó en casi todos los medios de comunicación Era 2006.

Pero ahí no quedó la cosa, ya que aprovechando la presencia de los medios, el actual presidente de la Xunta expresó: “Esto es una experiencia de la que hay que aprender, estas cosas hay que evitar que se vuelvan a repetir, hay que hacer fórmulas de coordinación y selección más razonables, trabajar y decirle a los alcaldes que estén con la gente y que vamos a valorar sus bienes e intentar que se le indemnice por todas sus pérdidas, y pedir a las autoridades que por lo menos blinden sus casas».

Al año siguiente, en 2007 y poco antes de las elecciones municipales, Feijóo volvió a utilizar a las víctimas del incendio como argumento para captar votos, criticando al Gobierno bipartito: “con nosotros no moría gente en los incendios, y con ellos cuatro personas”. Mariano Rajoy, entonces en la oposición, también soltó su perla en aquel caso: “Muchas de las cosas que se han hecho han demostrado que hay quién no sabe gobernar, y la obligación básica de un gobernante es ser eficaz y saber gobernar cuando hay problemas”.

¡Pero cómo son las cosas! Con Feijóo presidiendo la Xunta está ardiendo buena parte de Galicia, ya son cuatro los muertos y, para colmo, hace quince días despidió a 436 brigadistas contratados durante el verano.

Resumiendo, no sabemos si los actuales críticos con la gestión de los incendios son carroñeros, como asegura el portavoz del PP en el parlamento de la CVA. Lo que sí sabemos es que Feijóo en 2006 y 2007 se retrato a sí mismo, y que Borja Sémper, además de reaccionario y mal educado, también es un imbécil.

 

Feijóo y su oportunismo

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. Son del partido popular, que mas podemos decir

  2. En el último párrafo del artículo se insulta gravemente a los imbéciles.

  3. Al Borja me impide llamarle hijo puta, cínico e impresentable porque soy un maleducado. Así que le llamo «aspirante a Goebbels». Aunque lo tiene jodido. Ese puesto se lo disputan hoy en la «piel de toro» muchos. La policia (GC, PN, y diversas «autónomas» policías -ojo no todos- en su mayoría), jueces TC, TS, AN…y como no fiscales DERECHO ESTADO o sea régimen 78.
    En cuanto al de las fotos manguera que decir… que es amigo de un narco?…no me jodas.
    Un narco es un «mandao» a las órdenes de los que CONSTRUYEN LEYES INCENDIOS.
    Y de incendios FEIJOO sabe la ostia, no hay más que verle en el manejo de la manguera. Apaga lo apagado en mangas de camisa (los descamisados? Que diría otro piromano de cepillados estatutos catalanes) vaquero y calzado veraniego. Ojo! tod@s ell@s prendas ignífugas. Los constructores jamás se queman. Al contrario ellos son los que queman montes, aldeas, barrios y hasta algún que otro aldeano.

    Jaén levántate brava sobre tus piedras lunares, no vayas a ser esclava…

    ¿¿¿.??? uy! perdón, es el paralelismo cables.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: