EDITORIAL. Asumió Donald Trump, la derecha que ha gobernado siempre en EE.UU cambia de cara

Trump es de extrema derecha e imprevisible claman desde las terminales mediáticas. Es una manera de decir que Obama, Clinton (Bill e Hillary)…. eran otra cosa. Quizás de derecha, sí, pero previsibles. Lo cierto es que Trump es el resultado de la más que mala gestión de los llamados «demócratas» (una suerte de socialdemócratas de derecha pero tan imperialistas y pro-capitalistas como los «republicanos»). El voto de la clase obrera de EE.UU ha sido determinante, estaban hartos de seguir perdiendo social y economicamente con las sonrisas de Obama e Hillary. Hay quien dijo que las elecciones de EE.UU habían dejado dos noticias, una buena y otra mala, la primera es que habían perdido los demócratas y la corrupta Hillary Clinton, y la segunda es que había ganado Donald Trump. Parece decir que la teoría-praxis que viene asolando las mal llamadas «democracias» occidentales de votar siempre al menos malo para evitar lo peor se está cayendo. Los socialdemócratas lo saben, por eso su crisis y la necesidad de no acudir a su rescate. A partir de ahora lo mejor de la sociedad estadounidense comenzará a movilizarse contra un impresentable filo-fascista como es Trump, pero en muchas de esas manifestaciones quedará claro que contra las políticas similares que practicó Obama no hubo ira (salvo contadas y respetadas excepciones) en estos últimos ocho años. Ahí está el problema y el germen del voto Trump, al fascismo (se llame Barack o Donald) sino se le combate, avanza.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email