Hipocresía y cinismo en torno al Coronavirus: ¿Por qué los gobernantes no cierran las grandes superficies?

No cabe duda de que a los gobernantes locales y nacionales se les podría colgar la etiqueta de hipócritas y cínicos. ¿Por qué? Ahora lo explicamos muy brevemente.

Resulta que, por pura lógica, para intentar evitar los contagios del coronavirus nos dicen que guardemos distancia entre las personas. Para prevenir las aglomeraciones, además, han prohibido la asistencia de los alumnos a las escuelas y universidades. También todos los espectáculos y actividades programados. En los pueblos y ciudades (en muchos al menos) han suspendido las ferias semanales y las extraordinarias.

Hasta aquí queremos creer que muy bien. Pero si la concentración de las personas es un foco importante de contagio que se debe evitar a toda costa, ¿por qué nuestros cínicos e hipócritas gobernantes no exigen el cierre de las grandes superficies? Mercadona, Carrefour, Eroski, Alcampo, Ikea…

Estas (abarrotadas estos días por histéricos ciudadanos) no es que tienen permitido la apertura diaria sino que, además, gracias al coronavirus, a los gobiernos (que siempre han favorecido a las multinacionales) y a la estupidez humana (que vive sumida en el alarmismo y compra y acapara hasta lo que no necesita) están haciendo el agosto.

Capitalismo en estado puro (y duro).

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: