Hasta el moño. Carta a Anna Gabriel

Estimada Ana,

De nuevo, y seguramente no será la última vez, te han hecho diana de insultos, críticas y mofas por una cuestión que no tiene nada que ver con tus ideas, declaraciones o actos. Y es que tienes todos los números para que no sólo lo que digas o hagas -sino también y, sobre todo, lo que llevar para cubrir o enseñar tu físico- sea el centro de atención de esta caverna mediática, lamentablemente cada vez más caverna y más mediática.

Ser mujer, de izquierdas e independentista es un triple combo mortal que te convierte aún más en el blanco perfecto de un machismo podrido pero aún vivo y con demasiado altavoces. Después de que, en los últimos tiempos, te las hayas oído decir de la altura de puta, traidora, amargada y malfollada , probablemente no te habrá sorprendido todo lo que algunos se han permitido el lujo de opinar sobre ti desde que has aparecido en una entrevista a la televisión suiza, con las uñas pintadas, el pelo suelto y un clip recogiendo hacerte el flequillo.

El caso es que si en vez de haberte apetecido dejarte crecer el pelo y ponerte un abrigo, hubieras decidido raparse te y hacerte un tatuaje en el brazo, la reacción habría sido la misma : criticarlo, porque sí. Porque, más allá de las que analizan seriamente tanto los unos como las otras , hay quien sólo se fija en las mujeres cuando hay un cambio de peinado, de vestido o de color de las uñas.

Una vez más, has sido objeto de unas críticas amplificadas por tu popularidad pero que todas las mujeres hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas de forma tristemente cotidiana. En tu caso y en el de muchas compañeras, los medios de comunicación se sienten alarmantemente cómodos con estos ataques y, por extensión, con un machismo perenne y agresivo que tardamos demasiado en erradicar por completo.

Cuando no es una axila es un fleco y, cuando no, algo más insignificante como es un clip. Nunca hubiéramos imaginado que una pequeña aguja de pelo sería tan mágica y podría dejar en evidencia a los que nos atacan indiscriminadamente para querernos sumisas, calladas y cobardes. Sabemos que la fuerza, el convencimiento y la valentía que has demostrado hasta ahora no temblará ni un segundo por unas palabras que no tienen valor desde el momento que quien las pronuncia no tiene honor, pero sería injusto no hacer frente. Oposición frontal a quienes, armados de un poder subterráneo e invisible, se atreven a atacar el físico o la estética porque su bajeza intelectual, moral y humana no les permite atacar lo que hay detrás de un cabello más o menos modulados. Quién sabe, tal vez inconscientemente saben que tienen la batalla perdida. También en este terreno.

Ver como supuestos profesionales de la comunicación no sólo se quedan con la anécdota sino que obvian el quid de la cuestión es, para el gremio, como mínimo una pena. Pero ya lo decía Simone de Beauvoir: «El poder sólo tolera las informaciones que le son útiles». Por ello, más allá de la misoginia que los lleva a criticarte saben, también, que les sale más a cuenta hablar del peinado que de la injusticia que te ha llevado a Suiza y que se cierne sobre presos y exiliados y ha herido de muerte la democracia.

 

ANNA BONET, ELI BORREDA, ELISENDA ROVIRA y LAIA SOLDEVILA


Estimada Anna,

De nou, i segurament no serà l’última vegada, t’han fet diana d’insults, crítiques i mofes per una qüestió que no té res a veure amb les teves idees, declaracions o actes. I és que tens tots els números perquè no només allò que diguis o facis -sinó també i, sobretot, allò que portis per cobrir o ensenyar el teu físic- sigui el centre d’atenció d’aquesta caverna mediàtica, lamentablement cada vegada més caverna i més mediàtica.

Ser dona, d’esquerres i independentista és un triple combo mortal que et converteix encara més en el blanc perfecte d’un masclisme podrit però encara viu i amb massa altaveus. Després que, en els darrers temps, te les hagis sentit dir de l’alçada de puta, traïdora, amargada i malfollada, probablement no et deu haver sorprès tot el que alguns s’han permès el luxe d’opinar sobre tu des que has aparegut en una entrevista a la televisió suïssa, amb les ungles pintades, els cabells deixats anar i un clip recollint-te el serrell.

El cas és que si en comptes d’haver-te vingut de gust deixar-te créixer els cabells i posar-te un abric, haguessis decidit rapar-te’l i fer-te un tatuatge al braç, la reacció hauria estat la mateixa: criticar-ho, perquè sí. Perquè, més enllà de les qui analitzen seriosament tant els uns com les altres, hi ha qui només es fixa en les dones quan hi ha un canvi de pentinat, de vestit o de color de les ungles.

Un cop més, has estat objecte d’unes crítiques amplificades per la teva popularitat però que totes les dones hem patit en algun moment de les nostres vides de forma tristament quotidiana. En el teu cas i en el de moltes companyes, els mitjans de comunicació se senten alarmantment còmodes amb aquests atacs i, per extensió, amb un masclisme perenne i agressiu que tardem massa en eradicar del tot.

Quan no és una aixella és un serrell i, quan no, quelcom més insignificant com és un clip. Mai hauríem imaginat que una petita agulla de cabell seria tan màgica i podria deixar en evidència els qui ens ataquen indiscriminadament per voler-nos submises, callades i covardes. Sabem que la força, el convenciment i la valentia que has demostrat fins ara no tremolarà ni un segon per unes paraules que no tenen valor des del moment que qui les pronuncia no té cap honor, però seria injust no fer-hi front. Oposició frontal als qui, armats d’un poder subterrani i invisible, s’atreveixen a atacar el físic o l’estètica perquè la seva baixesa intel·lectual, moral i humana no els permet atacar el que hi ha darrere d’uns cabells més o menys modulats. Qui sap, potser inconscientment saben que tenen la batalla perduda. També en aquest terreny.

Veure com suposats professionals de la comunicació no només es queden amb l’anècdota sinó que obvien el quid de la qüestió és, per al gremi, com a mínim una pena. Però ja ho deia Simone de Beauvoir: “El poder només tolera les informacions que li són útils”. Per això, més enllà de la misogínia que els porta a criticar-te saben, també, que els surt més a compte parlar del pentinat que de la injustícia que t’ha portat a Suïssa i que plana sobre presos i exiliats i ha ferit de mort la democràcia.

media.cat

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. JULIAN GRIMAU 1963

    Libertad Presos Políticos !!!

    Libertad exiliados y represaliados Políticos !!!

    No a la Monarquía heredera del Franquismo !!!!

    Viva la III República !!!!

  2. Lo que se escribe estos días contra Ana Gabriel es de traca. Pero, es la misma de siempre. Lo mejor de todo ello es que se ponen al descubierto todos esos tontólogos que opinan acerca de Todo sin saber absolutamente nada de Nada. Los medios de desinformación y manipulación ideológica de masas embrutecidas por el capital mediático y tanatocrático se ven retratados ellos mismos en sus míseras categorías mentales.

    Yo espero que Ana GABRIEL sepa muy bien utilizar la puerta que la Universidad helvética le abre en una de sus Facultades de Derecho. Y que podamos aprender de ella las lecciones que guarda en su coleto para poner en solfa las categorías opresivas y explotadoras del Derecho, así que ¡mucho ánimo y pa´lante, Ana!

  3. Ana, para mi personalmente, eres la mas bella, porque cuando sale una mujer asi de valiente y con una conciencia, de justicia Social, las cualidades humanas, superan a las mas bellas mujeres, esteticamente. Te admiro como mujer , porque aun habiendo hombres muy valientes, que, los hay, tu eres el ejemplo entre tantas que luchan por La Republica Catalana y por la justa distribucion de la riqueza, con tus compañeros de la CUP Anticapitalistas. Animo Ana Gabriel, te lo desea, un emigrante mas de los que, nunca encontro la posibilidad de retormo en el Cortijo privado de Los Borbones y politicos corruptos y represores PP$o?e y CsC de Rivera y Arrimadas al sol del IBEX35. Salud y Republica. LIBERTAD PARA LOS PRESOS POLITICOS y Exsiliados.

  4. Triste que la gente tenga que huir por la persecución de sus ideas , además de escapar de la pobreza .
    Ana Gabriel es una mujer valiente que no merece en ningún caso ser encarcelada .
    Conclusión: Se puede expoliar al pueblo impunemente pero nunca poner en riesgo a las élites retrogradas y sus privilegios

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: