HAITÍ vivió la realidad de los «Cascos azules» de la ONU

Cientos de niños en el país más pobre del hemisferio occidental nacieron de abusos o violaciones cometidos por los Cascos Azules.

Estos miembros de la misión ONU luego abandonaron a los niños nacidos y sus madres, en muchos casos solo adolescentes.

La acusación está contenida en un nuevo estudio publicado en Conversation, una revista académica internacional apoyada por un consorcio de universidades. El estudio de Sabine Lee, que dicta clases en la Universidad de Birmingham, y Susan Bartels, de la Universidad de Queens en Ontario, se basa en entrevistas realizadas en 2017, el año en que se cerró la misión de mantenimiento de la paz llamada Minustah, después de 13 años de operaciones.

El sondeo fue con con 2500 haitianos y se citan 265 casos de niños hijos de Cascos Azules. Entre los encuestados, algunos citaron casos de violación, pero más a menudo el esquema involucraba una relación sexual con los menores a cambio de un pequeño pago o una comida.

El resultado fue cientos de «pequeños Minustahs», escriben los investigadores, que reunieron información sobre «una serie de niñas de 12 y 13 años que estaban embarazadas y se fueron a vivir en la pobreza con un niño en sus manos».

«La explotación y el abuso sexual por parte del personal de la ONU es inaceptable», reaccionó el portavoz del departamento de mantenimiento de la paz, Nick Birnback, recordando que el secretario general Antonio Guterres ha hecho de la tolerancia cero una prioridad de su mandato.

El informe, el último en documentar casos de abuso sexual por parte de los Cascos Azules después de casos en Mozambique, Bosnia, República Democrática del Congo y la República Centroafricana, acusa esta vez al personal militar de 13 naciones diferentes, en su mayoría brasileños y uruguayos, que fueron repatriado cada vez que se descubrió un embarazo.

La misión de estabilización de la ONU en Haití fue aprobada en 2004 para ayudar a las instituciones haitianas en un contexto de inestabilidad política, después de la destitución del presidente Jean Bertrand Aristide y ante la delincuencia organizada generalizada en el país.

Su mandato se extendió luego del terremoto de 2010 y después del huracán Matthew de 2016.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: