Guardias Civiles denuncian al dueño de un gimnasio por «delito de odio» por no dejarles entrar

Los Guardias civiles realizaron una denuncia ante la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de Barcelona, que ha citado como testigo a la recepcionista del local y como investigado al dueño del establecimiento, acusado de un «delito de odio». El dueño del establecimiento en Martorell les habría pedido información de cuál era su oficio y se negaron a decir la verdad, alegando motivos  de seguridad.

 

(Imagen de archivo de la represión el día del referéndum)

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: