Gabriel Rufián, ese nostálgico de “Convergència i Unió”

Después del fracaso rotundo de la investidura fallida de Pedro Sánchez muchos partidos debieron replantearse su estrategia ya que a ninguno le había funcionado como seguramente esperaba.

ERC, un partido en teoría de izquierdas y catalán, había dado un vuelco importante en su estrategia antes del fracaso de Sánchez, se había lanzado a conquistar el “voto de izquierdas”, pero el ESPAÑOL, seguramente por las continuas crisis en Podemos y por otro lado para intentar “robar” algún voto de Ada Colau, comenzaron con una fuerte campaña “unionista”, campaña que intentaba unir la izquierda catalana y la española, Rufián creó un canal de Youtube en el cual sube entrevistas con diferentes personajes, entre ellos algunos de extrema derecha y que constantemente menosprecian e insultan al independentismo, parece que eso no es impedimento para Rufián, lo cual es lícito, está en su derecho, es su programa, pero no es ÉTICO, siendo un funcionario público, representante de la “izquierda independentista catalana” y “partidario de la independencia”, lo lógico sería centrarse en eso, la independencia de Catalunya, la izquierda española es un problema de cualquiera, menos de los independentistas.

Tardà y Rufián actualmente se están representando a ellos mismos, representan también la “inocente esperanza” de que el estado español negociará y CUMPLIRÁ algo que beneficie a Catalunya, y seguramente representan una parte de su electorado, cada vez más desilusionado con el cambio ideológico de ERC, al menos en Catalunya. El partido de Junqueras necesita “ampliar la base” para dificultar el camino de Puigdemont como único líder o al menos el más fuerte del independentismo, el problema es que ERC está “ampliando la base” si es que lo está haciendo, en España, diariamente en las redes sociales se encuentran más usuarios que critican duramente a “la nueva ERC”, algunos de ellos declaran públicamente que han sido sus votantes toda la vida pero que ahora se sienten decepcionados con la declaración de intenciones en favor de “los carceleros del PSOE” como el mismo Rufián los llamaba no hace mucho tiempo.

Seguramente ERC pensaba que la crisis en Podemos obligaría Iglesias a aceptar cualquier oficina perdida en algún rincón de la Moncloa, eso y la abstención de ERC ya daba a Sánchez la presidencia, solo falta saber que recibiría ERC a cambio de este “enorme gesto” (según Rufián) exponiéndose tanto a la eventual y lógica pérdida de votos por parte del independentismo, no hace falta ser un iluminado para darse cuenta que en política TODO es a cambio de algo.

A ERC le salió mal la jugada

Después de fracasar “en las españas” ERC ha doblado la apuesta, y está intentando hacer renacer el viejo resentimiento independentista “Anti-convergente”, algo así como “Si no votas o no apoyas ERC eres convergente”, que automáticamente se asocia con Pujol y con toda la marranada del 3%, de esta manera les otorga a los “fieles votantes” de ERC una antigua arma de ataque. ¿Qué logra ERC con esto? Disipar el fiasco de la abstención a Sánchez, direccionar la mente de sus votantes (muy pocos) al pensamiento único de que ERC es bueno y TODOS los que están contra el partido son convergentes, y lo más importante de todo, evitar mediante la polémica hacer declaraciones con las palabras “Independencia” y “Vía Unilateral”, eso enfadaría a Sánchez, daría discurso y votos a la derecha española y dejaría por los suelos cualquier posible pacto.

Seguramente en unos meses tengamos nuevamente elecciones, de no llegar a las mismas en España si habrán en Catalunya, y no es el mejor momento de ERC, si esto sumado a la posible activación de La Crida por parte de Puigdemont, la subida del PSOE, que tendría los números para NO necesitar al partido de Junqueras, y algunos factores más, la vida de ERC como partido independentista de izquierdas pende de un hilo, de confirmarse algunos de estos factores, volveremos a escuchar a Rufián, Tardà y compañía hablando de independencia, tal vez acepten públicamente la existencia de un pacto con el estado español para liberar a los presos políticos, y ante el incumplimiento por parte del PSOE deciden dar marcha atrás en la abstención y se pasarán al NO definitivo, con esto conseguirían hacer llegar el mensaje (si cuela), que hicieron todo esto por los presos, que la culpa es del “malvado estado español” y que por eso vuelven a confiar en la vía unilateral, hay “personas-asesores” que se encargan de pensar las excusas-estrategias ante el cambio de discurso de los partidos políticos.

Rufián, un nostálgico de Convergència

Un político del nivel de Gabriel Rufián debería saber que en los últimos años el independentismo ha dado un salto mental gigante, democráticamente hablando, aparte de ser un movimiento con las ideas claras (a pesar del problema de liderazgo), el independentismo difícilmente vota un partido por su siglas, al menos a día de hoy, la gente vota a la persona que cree que mejor representa sus objetivos, la gente vota quien a pesar de todo se mantiene en el discurso anterior del 1 de Octubre, o al menos no se aleja tanto. Ya no hay convergentes entre los votantes indepes, ni tampoco ninguna simpatía con Pujol, Convergencia solo vive en el recuerdo de algunos “nostálgicos de la mierda ajena” que carentes de un discurso propio y coherente, sacan la “palabra mágica” de la galera para disimular la incapacidad propia, para que nos entendamos, que Rufián tilde de “convergente” a un indepe que discrepa con ERC, produce en las personas la misma sensación que debe sentir el mismo Rufián cuando discute de política en algún debate y el adversario también carente de argumentos le responde “El 3%”.

ERC en general, debe entender que el tema Pujol es ajeno al votante indepe, sea del partido que sea, para el 99% de los indepes “el 3%” es una vergüenza del PASADO, debe entender que votar Puigdemont, no es ser convergente, que votar Front Republicà no es ser neoconvergente, es simplemente votar a quien te representa mejor, al igual que la gente que vota ERC, el independentismo ya pasó página de los partidos, de las siglas, de los insultos que usa la derecha española hace años para desprestigiar a los partidos indepes, la gente pasó, pasa y seguirá pasando página de muchos de ustedes también, no importa el partido, que cambiando el discurso creen que la gente los seguirá votando, y no, la gente quiere otra cosa, el pueblo pide UNIDAD y después de eso lo que haga falta.

Ahora ERC está en una situación complicada, está sin pactos con el PSOE, perdiendo adeptos diariamente por mantener una estrategia de confrontación entre independentistas, estrategia con la que el único perdedor es ERC, y lo peor de todo, es que tiene muy pocos meses para volver a venderse como independentista, catalán y de izquierdas… Pero lo hará, no tiene otra salida, salvo que sus representantes estén más cómodos en Madrid… pero ese es otro tema.

 

(Leo Coronio / Català Digital)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*