FRANCIA. Una mujer argelina no le dio la mano a la autoridad y le han denegado la nacionalidad

El Consejo de Estado francés, la máxima instancia judicial administrativa, acaba de denegar la nacionalidad a una argelina por negarse a estrechar la mano de los representantes de la nación durante una ceremonia de naturalización. La Justicia considera que ese gesto de descortesía, en un momento tan solemne y en un lugar tan simbólico como la Alcaldía, es una razón «que impide que esa persona pueda ser considerada como asimilada a la comunidad francesa».

Los hechos tuvieron lugar en Isère, en el este de Francia, en junio de 2016. La mujer, una argelina musulmana casada en 2010 con un ciudadano francés, se negó expresamente a dar la mano al representante del Estado y a otro alto funcionario, alegando «razones religiosas». En la Sharía, la mujer solo puede tener contacto físico, por ligero que sea, con su marido o con sus parientes.

«Tras estimar que tal comportamiento, en un lugar y en un momento tan simbólicos, reveló una falta de asimilación, el primer ministro no hizo una aplicación inexacta de las disposiciones del artículo 21-4 del Código civil», dice la decisión final del Consejo de Estado. El artículo citado prevé que «el gobierno puede oponerse, por indignidad o por un defecto de asimilación no solo linguístico, a conceder la nacionalidad al cónyuge por un plazo de dos años».

 

Agencias.-

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: