Firma a firma: Del negocio de change.org a la ejecutiva de Pedro Sánchez en la dirección del PSOE

El exdirector de Change.org Francisco Polo ha sido fichado por Pedro Sánchez para la dirección (la ejecutiva) del PSOE. Muchas personas consideran a change.org una web caritativa al servicio de causas justas, y de hecho en el día de hoy desde el PSOE se amplifica la antigua profesión del tal Polo. Sin embargo, Manu Vilella escribía en computerhoy. com el meollo del negocio de cahnge.org:

De piedra nos quedamos al leer ayer que una plataforma como Change.org vende el teléfono de sus firmantes, así como sus correos electrónicos, a las ONGs. ¿Es Change.org un lobo con piel de cordero? ¿Es Change.org el Facebook o Google de las recogidas de firmas online? Albert Medrán, director de comunicación de Change.org en España nos escribe, a raíz de la publicación del artículo. Te ofrecemos también la visión de la compañía.

“Tú llegas y les dices que tienes por ejemplo 50.000 euros para una campaña. Ellos la difunden, y luego te pasan los datos de los firmantes. A cambio te cobran 1.5 euros por correo electrónico y 6 euros por teléfono. Los precios varían dependiendo del contrato firmado con ellos”. Éstas eran las explicaciones que ha facilitado a la fuente de la noticia alguien que conocería de primera mano cómo funcionan los entresijos de la plataforma para promover el cambio, ya que formaría parte de una organización.

El artilugio que estaría empleando la plataforma de recogida de firmas para causas “justas” sería la de dejar seleccionada una casilla de verificación que daría permiso a change.org para compartir los datos de sus firmantes con las organizaciones y, en definitiva, con terceros. La mayoría de usuarios dejaría marcada la casilla sin percatarse de lo que realmente esconde.

El periódico online resalta la existencia de una campaña en vigor, llamada “Urgente: mujeres y niños refugiados necesitan tu ayuda”, en la que se puede comprobar, sin ir más lejos, la existencia de la casilla preseleccionada y donde se ceden a la plataforma los datos privados del usuario.

El motivo detrás de la venta de estos datos a ONGs no es otro más que permitir que éstas puedan a posteriori contactar con el usuario para que colabore con ellas económicamente. Se trata del público idóneo para estas ONGs, ya que está sensibilizado con la causa y será mucho más fácil de convencer que cualquier otro para que haga su donación. Es por ello que los precios que se manejan por la compra de los datos es tan elevada: 1.50 € por cada dirección de correo y 6 € por teléfono.

¡Vaya negocio! No es de extrañar que la compañía tiene 18 delegaciones y da trabajo a más de 300 empleados en todo el mundo

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: