Final de fútbol femenino: Macron abucheado y un grito en las tribunas «igualdad salarial»

La ovación retumbó y sorprendió. «Equal pay, equal pay» («igualdad salarial, igualdad salarial»), cantó el público estadounidense. Su selección acababa de ganar la cuarta Copa del Mundo de su historia -la segunda de manera consecutiva- después de derrotar a Holanda 2 a 0 en Lyon y las fanáticas eligieron reivindicar una demanda política.

Esa proclama le ganó al clásico «Dale, campeón» que enaltece a las vencedoras.

Estados Unidos confirmó su poderío en el fútbol femenino en la tarde francesa, una hegemonía que no es sólo futbolística. Llegar al estadio fue complicado porque los y las hinchas colmaron la ciudad. Hubo largas filas para tomar el metro y el Tram que conducían al estadio; y todos iban con la camiseta de algunas de las futbolistas.

En un estadio en el que el presidente francés Emmanuel Macron y Gianni Infantino, presidente de la FIFA, fueron abucheados, Megan descorchó el champagne para celebrar.

«Estoy contenta y orgullosa de que el público haya cantado ‘equal pay’, realmente siento que mi discurso les ha llegado», dijo Rapinoe en la conferencia de prensa.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email