Falleció la militante revolucionaria Belén González Peñalba

Estaba ingresada en el Oncológico de Donostia, Gipuzkoa, y fue durante la madrugada del pasado miércoles cuando el corazón de la histórica militante de ETA dejó de latir.

Los médicos le retiraron la pulsera telemática que tenía por su situación de prisión atenuada, e inmediatamente se recibió una llamada del centro de control para preguntar por el motivo. La respuesta ya la conocen.

Con 60 años cumplidos —hubiese llegado a los 61 el 23 de diciembre— Belén González Peñalba contaba con cuatro décadas de militancia revolucionaria.

Durante buena parte de los 80, se le ubica en el “comando Madrid”. Sin embargo, fue a finales de esa década cuando su nombre se hizo público de manera más notable, esta vez por representar a ETA, junto a Eugenio Etxebeste e Iñaki Aracama, en la mesa de negociación con el Gobierno de Felipe González en Argel. Esta era la primera vez que el Estado accedía a negociar con ETA; al Gobierno le representaron Juan Manuel Eguiagaray y, el luego condenado por terrorismo, Rafael Vera.

También representó a la organización armada en la negociación llevada a cabo con el Gobierno de José María Aznar, en Zurich, 1999.

Fue tras el fracaso de las negociaciones de Argel cuando la delegación vasca, ella incluida, fue deportada a Santo Domingo —República Dominicana—. Allá pasaron una larga década en difícil situación humana. En 1998 se les declaró en paradero desconocido y un año después, en octubre de 1999, Belen González fue detenida en la ciudad francesa de Pau.

Cuando esto hubo ocurrido, su participación en las negociaciones con los enviados de Aznar a Zurich era de dominio público.

Después de la citada detención, ya nunca recuperó la libertad. Las cárceles francesas de Fleury, Rennes, Joux La Villa y Fresnes fueron los lugares donde pasó los primeros seis años. Después fue extraditada al Estado español, donde fue condenada a cientos de años de cárcel por los atentados de Madrid.

Entre 2005 y 2009 cumplió condena en las cárceles de Soto del Real, Valladolid y A Ama de Pontevedra. Durante su permanencia en esta prisión fue que le detectaron el cáncer que esta semana acabó con su vida. Operada en Galiza, después fue enviada a casa en calidad de prisión atenuada.

El próximo domingo, en Lazkao, su pueblo natal, hay convocado un acto de despedida.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Tengo que ser sincero, conmigo mismo, no me atrevo simplemente , a decir, que lucho por su ideal y que en paz descanse, es tanto el miedo que, nos han difundido el pasado TOP Tribunal de Orden Publico, hoy AN Audiencia Nacional que este, nos impide
    ser libres en nuestros sentimientos humanos., aunque cada gobierno de cada nacion, tenga un calificativo muy diferente de su guerrilla rebelde , como en Siria, cometiendo mas barbaros atentados que los vascos. La verdad es que en esta España post franquista, nos ha dejado una gran huella de intimidacion, incluso en el esterior. Salud y Republica, en paz descanse esta persona humana.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: