Extraña y cruda paradoja: El Ayuntamiento de Barcelona ha sido tomado por la PAH que dirigió Ada Colau (la del “cambio”)

Decimos que es una paradoja porque se supone que, tras más de cuatro años gobernando Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, al que se hartaron de calificarlo como del “cambio”, resulta que activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), plataforma de la que Colau fue dirigente, ha ocupado hoy el Ayuntamiento de la capital de Catalunya.

 

Ada Colau en su época de dirigente de la PAH; ¡quién la ha visto y quién la ve!

 

Y es que las cifras que expone la PAH son alarmantes. En la última década se han desahuciado 644.718 familias en España. Catalunya, aseguran, sigue liderando el ranking. En Barcelona hay 11 desahucios diarios.

Ante esta coyuntura, la PAH ha ocupado a media mañana el hall del Ayuntamiento para exigir a la alcaldesa, pero también al president Torra y a la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, realojamientos dignos para las familias que han sido desahuciadas.

Los activistas han entrado con colchones y tiendas. Denuncian que ahora mismo en Barcelona hay 600 personas procedentes de desahucios y que los que han sido reubicados se encuentran «en pensiones indignas, muchas de ellas con evidente falta de higiene o seguridad».

Denuncia la PAH que hace muchos meses que han puesto en alerta a todas las instituciones sobre lo que califican de «violación de los derechos humanos», pero siempre acaban recibiendo la misma e inaceptable respuesta: que «no hay pisos» y «no tenemos ninguna otra solución».

Los y las ocupantes de la PAH han advertido que «sin la creación y primera reunión de un comité de emergencia» donde estén las tres administraciones responsables, el consistorio, la Generalitat y el Gobierno de España no desocuparán el Ayuntamiento de Barcelona.

Indignante resulta para los portavoces de la PAH que algo tan sensible e importante para el realojo de las familias desahuciadas se haya dejado en manos de una empresa del sector turístico, la Snw Travel. Es por eso que piden al los responsables del consistorio que revisen y cambien el convenio firmado.

Otra cosa que critican es el excesivo tiempo de espera (casi dos años) que los desahuciados deben esperar para acceder a un piso.

Según cálculos de la PAH, en la actualidad existen en Catalunya unas 1.500 familias (550 en Barcelona) a la espera de una vivienda de emergencia. Un drama, sin duda, en toda regla.

 

La ocupación parece que no va a ser breve

 

Artículo relacionado:

 

GUILLERMO FERRARI. Colau se acerca cada vez más a la casta y el 155

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*