Esta imagen no ha sido capturada en un país del Tercer Mundo, sino en un hospital de Gran Bretaña

Vaya con la opulenta Europa, después de todo lo que muchos de sus países saquearon durante siglos a gran parte del mundo, sobre todo en América y en África, aún no han conseguido, con lo robado (y lo que siguen robando), resolver de manera equilibrada las necesidades de sus pobladores. No es que no tengan a día de hoy recursos, lo que sucede es que la mayor parte los reparten entre cuatro explotadores individuos y para el resto les reservan únicamente las migajas. Estas siempre han sido las señas de identidad del capitalismo.

En la opulenta Gran Bretaña se ha dado un caso sin duda vergonzoso. Resulta que un niño de cuatro años, llamado Jack, fue trasladado en ambulancia al Leeds General Infirmary afectado por lo que parecía una neumonía. Ante la saturación de urgencias y la falta de camas, trasladaron a Jack a una sala, lo tumbaron sobre un abrigo extendido en el suelo y lo taparon con una manta. Y así estuvo durante cuatro horas, con una máscara de oxígeno.

Según palabras de Sarah, la madre del niño, el pequeño Jack estuvo ocho horas en el la sala de espera de urgencias del hospital, el doble del tiempo de espera habitual. Y no fue hasta trece horas y media después que Jack se pudo tumbar en una cama.

Sarah ha expresado al Yorkshire Evening Post que lo que le ha pasado a su hijo demuestra que la sanidad pública en Gran Bretaña está en crisis. Y es que, según parece y para mayor desgracia, tampoco había ambulancias; ellos tuvieron que ir con una de su médico de cabecera.

La buena suerte del pequeño Jack no llegó por parte del buen funcionamiento de la sanidad pública de su país que, como hemos podido comprobar, fue inexistente, sino porque al final resultó que no tenía neumonía. El diagnóstico fue de gripe y amigdalitis.

Por su parte, la dirección de el Leeds General Infirmary pidió disculpas a Jack, a su madre y a toda la familia, asegurando que hacía tres años que no se encontraban con las urgencias tan saturadas. Vaya, ¡qué humanos!

 

Exterior del hospital General Infirmary

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email