ARGENTINA. Es Santiago

Cuarenta años atrás cuando los simpatizantes y militantes de la izquierda comenzaron a ser detenidos, torturados y desaparecidos, los sicarios del fascismo decían a los familiares que sus hijos y nietos estaban de joda (de fiesta) que cualquiera sabe dónde están, que los buscaran en los boliches y en el extranjero. Incluso lanzaron una campaña publicitaria con el eslógan «los argentinos somos derechos y humanos» en respuesta a lo que era una evidencia: la violación de los derechos humanos con prácticas que bebían directamente de los nazis.

Hoy, la detención y asesinato de Santiago Maldonado, ha traído consigo las mismas mañas. Una cadena de políticos- basura que ante la desaparición de Santiago salían a sus medios de desinformación masiva a decir lo mismo: «está en Chile», «lo vieron en una fiesta en Viña del Mar», «lo esconden los mapuches…» o el conocido «miren la pinta que tiene», «se metió en líos», «es anarquista»… . El fascismo cambia de generación pero no de argumentario ni de mañas. Su ideario es aplicar el terror y lanzar montañas de basura para que sus acólitos coman y vomiten.

Santiago Maldonado fue asesinado. Macri y su mafia tienen otro cadáver encima de la mesa. Siguen chupando importado en Punta del Este pero la historia no ha terminado.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: