Entrevista a Pascual Serrano: “Las redes sociales han democratizado la desinformación”

Periodista español. Fundador de Rebelión. Tiene varios libros publicados: Desinformación: Cómo los medios ocultan el mundo; La prensa ha muerto; ¡Viva la prensa! y Medios democráticos: una revolución pendiente en la comunicación. Publica semanalmente sus Perlas Informativas, para desmontar las mentiras de los medios.

—¿Tiene sentido ser periodista cuando todo el mundo informa por internet?

—En realidad, no “todo el mundo informa por internet”. Lo que sucede es que todo el mundo dice cosas por internet, que no es lo mismo. Lo importante no es que haya periodistas, sino que existan medios de comunicación honestos y rigurosos donde ellos trabajen. Reconociendo las bondades de internet, hemos de decir que, desgraciadamente, internet y las redes sociales, más que democratizar la información, lo que han democratizado es la desinformación. Ahora ya todos difunden fake news, además de las correspondientes estupideces de gatitos y cosas absurdas varias. Por ello es más necesario que nunca la existencia de un periodismo veraz y profesional. No me creo lo del periodismo ciudadano. Una cosa es que los ciudadanos puedan proporcionar o recoger testimonios valiosos y otra cosa es pensar que eso es periodismo.

—Con sus Perlas informativas, usted ha venido demostrando que los medios mienten descaradamente y asumen una posición ante determinados sucesos. ¿Por qué entonces se siguen llamando medios independientes?

—Los medios se hacen llamar independientes, libres, objetivos, neutrales y, si se les dejase, hasta de virginales se calificarían. Forma parte de la estrategia para convencer de que, frente a los políticos con ideología, ellos solo ofrecen información objetiva y neutra. No es verdad, todos somos dependientes de algo: del dinero de tus accionistas y anunciantes o de tus principios y valores. Busquemos mejor a los segundos.

—En Venezuela hay elecciones municipales este 9 de diciembre; sin embargo, algunos medios y dirigentes siguen diciendo que en Venezuela hay dictadura. ¿Cómo se ha montado esa mentira?

—Los modelos políticos dominantes saben que no pueden ocultar sus deficiencias, su deterioro democrático, sus ausencias de prestaciones sociales, sus violaciones de derechos humanos. Lo único que les queda es no permitir que ninguna opción alternativa gane prestigio o pueda ser un ejemplo. Así ellos se mantienen como el mal inevitable. Cuando surge alguna experiencia novedosa que alcanza algún éxito o simplemente les deja en evidencia, hay que desautorizarla: decir que es una dictadura, que tiene presos políticos, que reprime… La batalla consiste ahora en la confrontación de las dos versiones y no hay garantías de que vaya a ganar la que dice la verdad.

Gana, como en la mayoría de las guerras, la que dispone de armas más potentes y operarios más eficaces. Toca espabilarnos.

—Las corporaciones mediáticas quitaban e imponían gobiernos. ¿Eso todavía es posible?

—Suelo pensar si es posible evitar que lo hagan. Vivimos tiempos en los que, por mucha potencia militar que se tenga, se necesita tener el apoyo de la opinión pública, nacional o internacional. Eso no es del todo un consuelo, porque con ese apoyo se puede hacer todo tipo de barbaridades y hemos comprobado cómo lo han conseguido en numerosas ocasiones. Los ciudadanos europeos y estadounidenses fueron convencidos de que había que bombardear y fragmentar un país soberano como Yugoslavia porque había una limpieza étnica; de que se invadía Afganistán para liberar a las mujeres que eran lapidadas por los talibanes o que se derrocaba a Sadam porque tenía armas de destrucción masiva. En estos momentos hay barcos con emigrantes a la deriva por el Mediterráneo que prefieren morir en alta mar antes que acercarse a Libia, donde caerían en manos de esclavistas.

Esa es la Libia liberada por la OTAN*.

—¿Por qué se habla tanto de Venezuela en España?

—Los profesionales de la comunicación se refieren a la agenda setting, que es la capacidad que tienen los medios, no de imponer un determinado pensamiento (que muchas veces también), sino de definir los asuntos sobre los que hablaremos con nuestros compañeros de trabajo, mientras vamos en el autobús o durante la comida con nuestra familia. Solo con definir esa agenda se ha conseguido dominar las mentes. El asunto Venezuela es muy eficaz. Sirve para desviar los problemas internos de España, para estigmatizar un modelo díscolo, para demonizar grupos políticos españoles que apoyan la Revolución Bolivariana… Nunca Venezuela resultó tan útil a la derecha española. Pronto México, con la llegada de López Obrador, será importante para los medios españoles. Ayer fue noticia en el diario El País que la película sobre Mercury no se podría estrenar en Venezuela, ¿pero cuándo le ha interesado a la prensa española qué películas veían los venezolanos?

 

(Roberto Malaver / Ciudad CCS)

 

*Desconocemos si Pascual Serrano sigue siendo miembro de Rebelión o si lo era cuando en ese medio se hartaron de publicar artículos sobre el caso de Libia (con Siria fue exactamente lo mismo). Firmados muchas veces por un tal Santiago Alba Rico, en ellos se llegaba, incluso, a justificar la actuación de la OTAN en aras (casi nada) de liberar al pueblo. Efectivamente, como dice Serrano con cierta ironía, Libia quedó “liberada” por la OTAN. Alba Rico y compañía ahora no dicen nada al respecto, están muy calladitos.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. FEDERICO GARCÍA LORCA - ASESINADO EN 1936 -SIN APARECER

    ————La han democratizado …….pero aún no tienen SUFICIENTE PODER .-

    POR DESGRACIA –

  2. Efectivamente en Rebelion se podía leer la justificación de bombardeos a Libia por la coalición occidental para liberar al pueblo ultrajado y bombardeado por Gadafi. Y era esa tal Alba Rico ( ¿o es la CIA infolitrada la que habla?).
    Si se han callado porque ya no esta en la agenda actual para hablar el tema de Libia , ahora dirán que Sadam también maltrata y tortura !! a su población.
    No lo sé porque despues de leer aquello yo ya no he vuelto a asomar la cabeza por esa red «social»…

  3. Perdon, donde digo Sadam queria decir Bassar AlAssad de Siria.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: