Entrevista a Jon Iurrebaso: “Se conformará un Movimiento socialista revolucionario vasco de liberación nacional”

Al hilo de la entre­vis­ta man­te­ni­da recien­te­men­te con Iña­ki Gil de San Vicen­te, char­lan­do de las mis­mas cues­tio­nes, hemos man­te­ni­do una con­ver­sa­ción con Jon Iurre­ba­so per­so­na que cier­ta­men­te no pre­ci­sa pre­sen­ta­ción.

Expre­so polí­ti­co de ETA, inde­pen­den­tis­ta, comu­nis­ta y últi­ma­men­te liga­do al Movi­mien­to por la Amnis­tía y con­tra la Repre­sión, ha con­tem­pla­do de pri­me­ra mano la recon­ver­sión de la Izquier­da Aber­tza­le des­de el nacio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio a un mero movi­mien­to social­de­mó­cra­ta…

 

 

Ando­ni Base­rri­go­rri: Jon, eske­rrik asko por esta entre­vis­ta, va a ser dura para ti, es sabi­da tu amplia impli­ca­ción en la lucha de Eus­kal Herria por su inde­pen­den­cia, el socia­lis­mo, la lucha anti­pa­triar­cal… la pri­me­ra pre­gun­ta…

¿Cómo ha podi­do ser que un movi­mien­to, el MLNV, haya pasa­do de ser un movi­mien­to inso­bor­na­ble e inclau­di­ca­ble en su pro­yec­to de liber­tad, a con­ver­tir­se en lo que es hoy, un mero movi­mien­to social­de­mó­cra­ta, como le hemos defi­ni­do?

Jon Iurre­ba­so Atutxa En pri­mer lugar hay que seña­lar que esta trans­for­ma­ción no se ha dado úni­ca­men­te en los últi­mos años, es decir, con el «cam­bio de estra­te­gia». La cues­tión de la lucha y estra­te­gia polí­ti­co-mili­tar se empe­zó a cues­tio­nar hace mucho tiem­po, prin­ci­pal­men­te por par­te de sec­to­res refor­mis­tas, buró­cra­tas y de la peque­ña bur­gue­sía de la Izquier­da Aber­tza­le.

Esto es, el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social se alar­ga, no se vis­lum­bra una solu­ción a cor­to pla­zo y se pre­vé que la repre­sión va a alcan­zar per­so­nal­men­te a mili­tan­tes de estruc­tu­ras de todo el MLNV, como al final ocu­rrió. Esto pue­de haber afec­ta­do a todos los sec­to­res o posi­cio­nes ideo­ló­gi­cas del Movi­mien­to, pero sobre todo a las que ven­go de alu­dir. Esta gen­te comien­za a pen­sar que la lucha ya no es ren­ta­ble pues la repre­sión alcan­za a todos y todas, sean de ETA o no. Ima­gino que al mis­mo tiem­po pien­san que esa situa­ción no la podrá aguan­tar la Izquier­da Aber­tza­le…

De ahí en ade­lan­te, y tam­bién por­que la posi­ción polí­ti­ca e ideo­ló­gi­ca de esta gen­te no ha sido nun­ca estra­té­gi­ca­men­te revo­lu­cio­na­ria, comien­za un lar­go camino que tie­ne su cul­men públi­co a fina­les de 2009 con el cam­bio de estra­te­gia deci­di­do por la diri­gen­cia de esos sec­to­res. Des­pués, es cues­tión de hacer asu­mir al con­jun­to de la Izquier­da Aber­tza­le lo deci­di­do por unos pocos y este tra­ba­jo se hace con mano de hie­rro. Pue­de ser el deba­te, la dis­cu­sión, el pro­ce­so menos demo­crá­ti­co que ha desa­rro­lla­do la Izquier­da Aber­tza­le en su his­to­ria. Se aban­do­na toda posi­ción revo­lu­cio­na­ria y se pro­fun­di­za en el len­gua­je, en la peda­go­gía, en lo que se hace y se deja de hacer bajo un para­guas de tér­mi­nos polí­ti­cos y filo­so­fía total­men­te bur­gués.

Dicho de una mane­ra muy bre­ve, me atre­ve­ría a decir que el ase­si­na­to de Arga­la en 1978 no fue uno más, y mar­có un antes y un des­pués, en tan­to que Arga­la repre­sen­ta­ba en ese momen­to las tesis de la V y VI Asam­bleas de ETA. Eso sig­ni­fi­ca­ba que el pro­ce­so de libe­ra­ción de Eus­kal Herria con­ta­ba con la revo­lu­ción socia­lis­ta vas­ca y que ese pen­sa­mien­to esta­ba ungi­do por una pra­xis polí­ti­co-mili­tar, fle­xi­ble en las for­mas pero con­tun­den­te en el con­te­ni­do y en los obje­ti­vos.

En ese camino hacia la dere­cha, has­ta la inte­gra­ción de la Izquier­da Aber­tza­le en el sis­te­ma, en lo tác­ti­co, en lo ideo­ló­gi­co y en lo estra­té­gi­co ha habi­do cier­tos hitos.

Uno es la estra­te­gia de la nego­cia­ción. La nego­cia­ción entre Esta­dos y movi­mien­tos revo­lu­cio­na­rios de libe­ra­ción es un error empí­ri­ca­men­te demos­tra­do en toda regla por par­te de la insur­gen­cia. Y lo es por­que el Esta­do tie­ne poder para des­vir­tuar­la, incum­plir acuer­dos, obli­gar a la insur­gen­cia a no levan­tar­se de la mesa pase lo que pase, pues el que se levan­ta pier­de, por­que tie­ne los medios de comu­ni­ca­ción para domi­nar la opi­nión públi­ca según le con­ven­ga, por­que cuen­ta con la no inge­ren­cia y, en todo caso, el apo­yo inter­na­cio­nal y un lar­go etcé­te­ra. Sin lle­gar casi a los diez años del ase­si­na­to de Arga­la, comien­za el pri­mer ensa­yo de nego­cia­ción con el Esta­do espa­ñol en Argel (1989) y ter­mi­na (2013) en Norue­ga sin nadie al otro lado de la mesa. La par­te espa­ño­la se nie­ga a acu­dir a la mesa de nego­cia­ción con ETA en Norue­ga pues es públi­co que esta entre­ga­rá sus armas, se disol­ve­rá y disol­ve­rá, ade­más, su teo­ría.

Hacien­do un some­ro repa­so acer­ca del tema de la nego­cia­ción entre movi­mien­tos de libe­ra­ción y Esta­dos, bas­ta con ver algu­nos ejem­plos. Así, el de Eelam Tamil y sus Tigres de Libe­ra­ción que no se rin­dió ante Sri Lan­ka y en con­se­cuen­cia arra­sa­ron el Elam-Tamil, ase­si­na­ron a los tigres, a dece­nas de milla­res de civi­les, inter­na­ron a otros tan­tos en cam­pos de con­cen­tra­ción… O el caso de las nego­cia­cio­nes de las gue­rri­llas de El Sal­va­dor y Gua­te­ma­la con sus res­pec­ti­vos Esta­dos, don­de no hubo cam­bios en las estruc­tu­ras eco­nó­mi­cas, polí­ti­cas o mili­ta­res. Así están los acuer­dos de Oslo de los años 92 y 93 entre los sio­nis­tas y par­te de la resis­ten­cia Pales­ti­na que a día de hoy los pales­ti­nos siguen pagan­do con san­gre. El caso de Sudá­fri­ca don­de lo más rese­ña­ble que ocu­rrió es que no esta­lló una revo­lu­ción social pues se encar­ga­ron de des­ac­ti­var­la antes dan­do un final for­mal al apart­heid racial, con­ti­nuan­do con el apart­heid social, reser­van­do el poder eco­nó­mi­co para la mis­ma eli­te, cons­tru­yen­do una cla­se media negra… El caso del Nor­te de Irlan­da don­de nada ha cam­bia­do sus­tan­cial­men­te… El ejem­plo más recien­te lo tene­mos en Colom­bia. Nadie con sen­ti­do común pen­sa­ba que los pode­res reales de Colom­bia iban a acep­tar nin­gún cam­bio estruc­tu­ral que afec­ta­se al esta­tus quo actual. Hoy en día los ase­si­na­tos de lucha­do­res y lucha­do­ras y exgue­rri­lle­ros y exgue­rri­lle­ras con­ti­núan. Cien­tos de estos exgue­rri­lle­ros y exgue­rri­lle­ras están vol­vien­do a empu­ñar las armas.

Hablan­do de nego­cia­cio­nes en Eus­kal Herria, hay que men­cio­nar el caso de «Liza­rra Gara­zi» por lo que sig­ni­fi­có pos­te­rior­men­te. El PNV jugó bien sus bazas. Tam­bién los refor­mis­tas, buró­cra­tas y la peque­ña bur­gue­sía de la Izquier­da Aber­tza­le. Al cons­ta­tar reite­ra­da­men­te la fal­ta de volun­tad polí­ti­ca por par­te del res­to, ETA deci­de reti­rar­se de la mesa y poner fin al alto el fue­go. El caso del últi­mo pro­ce­so de nego­cia­ción, en 2005/2007, es el defi­ni­ti­vo y, en cier­ta medi­da, ocu­rre algo pare­ci­do. Una vez que los acuer­dos toma­dos en la mesa son incum­pli­dos una y otra vez por par­te del Esta­do espa­ñol, ETA deci­de aca­bar con el alto el fue­go. Más tar­de, y cons­ta­tan­do la diri­gen­cia de la par­te refor­mis­ta y peque­ño bur­gue­sa de la Izquier­da Aber­tza­le que ETA no iba a ren­dir­se, deci­den dar un gol­pe de mano. Así, dan comien­zo públi­ca­men­te a fina­les del 2009, y bajo los «prin­ci­pios Michel», el cam­bio de estra­te­gia en la Izquier­da Aber­tza­le. ETA en un mes rati­fi­ca en un comu­ni­ca­do la deci­sión toma­da por la Izquier­da Aber­tza­le. En un mes. Rese­ñar que el aban­dono de la lucha arma­da iba a sus­ti­tuir­se de algu­na mane­ra por una diná­mi­ca de desobe­dien­cia que nun­ca se imple­men­tó.

Otro hito. Sin entrar en este espa­cio a valo­rar las dife­ren­tes cam­bios que tie­ne la Alter­na­ti­va KAS, y sus fal­tas en cuan­to a con­te­ni­do, sí que hay un cam­bio de raíz al carac­te­ri­zar a esta en 1995 como la «Alter­na­ti­va Demo­crá­ti­ca». De ahí vie­nen otros lodos como el «Pro­ce­so demo­crá­ti­co», el «Mar­co Demo­crá­ti­co», «paz» a secas, «paci­fi­ca­ción», etc. Una obse­sión por uti­li­zar los mis­mos tér­mi­nos de los que nos ocu­pan y explo­tan que se hace enfer­mi­za. ¿Cómo vamos a desa­rro­llar un «Pro­ce­so Demo­crá­ti­co» en dos Esta­dos que no nos reco­no­cen ni res­pe­tan como nación? ¿Cómo crear un «Mar­co Demo­crá­ti­co» en dos Esta­dos que no lo son? Y así hemos aca­ba­do, en su demo­cra­cia y en su sis­te­ma.

Y siguien­do con tu pre­gun­ta apun­to otros fac­to­res y situa­cio­nes que tam­bién han con­tri­bui­do, a un nivel u otro, para lle­gar a la situa­ción actual.

Otro momen­to a seña­lar es el mitin de Anoe­ta de fina­les de 2004 don­de se anun­cia lo que va a venir y a lo que los sec­to­res que men­ciono no están dis­pues­tos a renun­ciar. Es decir, «vamos a sacar el con­flic­to de las calles para lle­var­lo a una mesa…». Ese fue el lema cen­tral del acto. Esa deci­sión, en tér­mi­nos polí­ti­cos y sin mar­cha atrás, sen­ten­cian­do que en una mesa se pue­de nego­ciar algo defi­ni­ti­vo para Eus­kal Herria, cuan­do habla­mos de ETA o del MLNV fren­te a Espa­ña y Fran­cia, es hablar de ren­di­ción. Por cier­to, que duran­te el ulti­mo pro­ce­so de nego­cia­ción entre ETA y el Esta­do espa­ñol, la diri­gen­cia de la Izquier­da Aber­tza­le en vez de movi­li­zar al con­jun­to de la mis­ma por una sali­da a favor de Eus­kal Herria se dedi­có a hacer de árbi­tro (en oca­sio­nes pitan­do a favor del de fue­ra) y a pre­pa­rar su nego­cia­ción de Loyo­la con el PNV y PSOE.

Un fac­tor que a menu­do no se juz­ga en su medi­da es la tre­men­da dife­ren­cia que se da entre todo el poten­cial polí­ti­co-mili­tar de los Esta­dos que nos ocu­pan ante ETA en con­cre­to y ante el MLNV en gene­ral. No sola­men­te en cuan­to a inmen­sos apa­ra­tos coer­ci­ti­vos, de repre­sión o anu­la­ción del enemi­go, sino al des­gas­te des­pro­por­cio­na­do que la lucha gene­ra en la par­te vas­ca y que los Esta­dos ape­nas la sien­ten.

Tam­po­co hay que des­pre­ciar la situa­ción de ero­sión que des­de el ini­cio de la Refor­ma (tran­si­ción que efec­túa el fran­quis­mo con el vis­to bueno de casi todo el entra­ma­do polí­ti­co vas­co y espa­ñol, por resu­mir) se va gene­ran­do macha­co­na­men­te año tras año bus­can­do la nor­ma­li­dad demo­crá­ti­ca espa­ño­la y vas­co-espa­ño­la bur­gue­sa y cipa­ya den­tro del esta­tu­to espa­ñol para vas­con­ga­das.

Igual­men­te se debe con­si­de­rar lo que sig­ni­fi­ca el apo­yo ines­ti­ma­ble que el cipa­yis­mo polí­ti­co y coer­ci­ti­vo vas­co (PNV, sobre todo) otor­ga a nues­tros ocu­pan­tes. Con­ti­nua­men­te ofre­cien­do la mano y ame­na­zan­do y gol­pean­do sin pie­dad al MLNV en gene­ral. Es de pri­mer orden la acción polí­ti­ca y social del PNV para lograr que la refor­ma pene­tre en Eus­kal Herria. Es evi­den­te que el capi­tal no tie­ne patria y en el caso vas­co no hemos teni­do una bur­gue­sía que bus­ca­ra la inde­pen­den­cia. A la bur­gue­sía vas­co-espa­ño­la no le intere­sa la inde­pen­den­cia por­que no le hace fal­ta pues ya tie­ne sufi­cien­te poder polí­ti­co y eco­nó­mi­co en el mar­co en el que se encuen­tra.

De obli­ga­do cum­pli­mien­to es tam­bién seña­lar el cons­tan­te des­gas­te que los refor­mis­tas, buró­cra­tas y la peque­ña bur­gue­sía de la Izquier­da Aber­tza­le y cer­ca­nías han man­te­ni­do a tra­vés de los años. El chan­ta­je ha sido per­ma­nen­te. De una mane­ra sibi­li­na de actua­ción, se pasa por «hay que nego­ciar como sea»… «con­se­guís una nego­cia­ción ya o de lo con­tra­rio…», y se ter­mi­na por entre­gar todo, teo­ría y prác­ti­ca.

Hay otra cues­tión muy impor­tan­te a tener en cuen­ta, la fal­ta de for­ma­ción polí­ti­ca que hemos prac­ti­ca­do duran­te dema­sia­dos años a todos los nive­les y estruc­tu­ras. Evi­den­te­men­te esto va acom­pa­ña­do de la fal­ta de deba­te polí­ti­co e ideo­ló­gi­co. Así, ya tene­mos la obe­dien­cia debi­da enci­ma de la mesa y más cuan­do esta­ba vigen­te la lucha polí­ti­co-mili­tar. De por sí, esa situa­ción no podía desem­bo­car en buen puer­to. Aún menos con los sec­to­res men­cio­na­dos incrus­ta­dos en las estruc­tu­ras de direc­ción de diver­sas orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas lega­les de la Izquier­da Aber­tza­le que hace años (dema­sia­dos) inten­ta­ban crear las con­di­cio­nes para, si el Esta­do espa­ñol no aflo­ja­ba (y sabían que no iba a aflo­jar), dar el gol­pe que al final die­ron, de una mane­ra públi­ca, en el 2009.

Es cla­ro que el MLNV en gene­ral y ETA en par­ti­cu­lar, a par­tir de la déca­da de los 80, no han sabi­do o no han podi­do ase­gu­rar una posi­ción socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria hege­mó­ni­ca en la Izquier­da Aber­tza­le ante una posi­ción refor­mis­ta y peque­ño bur­gue­sa que ha ter­mi­na­do hacién­do­se con la direc­ción del MLNV para lle­var­lo a la situa­ción actual. Vis­to lo vis­to, y con el paso del tiem­po, pien­so que se cui­dó dema­sia­do lle­var ade­lan­te a todos los vago­nes del tren sin mode­lar una loco­mo­to­ra de cla­se blin­da­da cara a los obje­ti­vos fina­les de libe­ra­ción nacio­nal y social.

Ante todo eso, una pre­gun­ta recu­rren­te ¿y las bases? Des­de fue­ra qui­zá sea difí­cil enten­der esta cues­tión, pero no en Eus­kal Herria. La fal­ta de formación/debate y demás con­di­cio­nan­tes que men­cio­na­ba antes, más la con­fian­za abso­lu­ta que se tenía sobre todo en ETA, pero por deri­va­da en las estruc­tu­ras de direc­ción del MLNV, lle­va­ron a una situa­ción en la que todo esta­ba dis­pues­to para el desas­tre. Aún así, a unos y a otros, les ha cos­ta­do no menos de quin­ce años des­mon­tar el MLNV. Y no hablo de ata­car­lo sino de des­mon­tar­lo, pues esto últi­mo se hace des­de den­tro.

Ade­más hay que tener en cuen­ta que el cam­bio ha sido tan pro­fun­do que esta­mos asis­tien­do a esce­nas dolo­ro­sas, ver en TV a quie­nes fue­ron diri­gen­tes aber­tza­les bai­lan­do con Ortu­zar o con­fra­ter­ni­zan­do con quie­nes estu­vie­ron en el GAL y ase­si­na­ban a nues­tra gen­te…

En estos casos don­de se aban­do­nan las posi­cio­nes revo­lu­cio­na­rias y los obje­ti­vos por­que los que se han lucha­do los últi­mos sesen­ta años dan­do un giro de 180 gra­dos, una cosa lle­va a la otra y nadie cono­ce los lími­tes sal­vo los que han tra­ma­do todo esto.

Como cuan­do el Alcal­de de Ore­re­ta qui­tó la pla­ca del mili­tan­te de ETA Egoitz Gurrutxu­ga Gogor­za y pos­te­rior­men­te pre­ten­de hacer­le un home­na­je a escon­di­das mien­tras trae a Ore­re­ta con todos los hono­res a un fami­liar de un poli­cía muer­to por ETA.

O como cuan­do EHBil­du envía a Trump una nota en la que da su «enho­ra­bue­na por las demo­crá­ti­cas y vibran­tes elec­cio­nes» en las que salió ele­gi­do pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos. Al mis­mo tiem­po le mues­tra su «abso­lu­ta dis­po­si­ción, tal y como lo hemos hecho duran­te estos últi­mos años, a seguir coope­ran­do y tra­ba­jan­do con el nue­vo Gobierno de Esta­dos Uni­dos…». Es decir, en tiem­pos de Oba­ma, Esta­dos Uni­dos inva­dió seis paí­ses sobe­ra­nos y sem­bró muer­te, enfer­me­da­des, ham­bre, des­pla­za­mien­tos, con­ta­mi­na­ción, des­truc­ción, ase­si­na­tos difí­ci­les de cal­cu­lar en núme­ro… ¿Y resul­ta que EHBil­du ya cola­bo­ra­ba con Esta­dos Uni­dos? De Trump no digo nada por­que pare­ce que se pre­sen­ta él solo. Hemos pasa­do de com­ba­tir (en teo­ría al menos) al impe­ria­lis­mo a estar dis­pues­tos a cola­bo­rar con él. Y muchos nos pre­gun­ta­mos ¿cola­bo­rar en qué?

O cuan­do el pre­si­den­te de EHBil­du, y refe­ren­cia prin­ci­pal de Sor­tu, se inco­mo­da por­que la patro­nal vas­con­ga­da no les invi­ta a un acto en home­na­je a los empre­sa­rios muer­tos por ETA, con­si­guien­do meses des­pués una cita con CONFESBASK (patro­nal vas­con­ga­da) siem­pre con el obje­ti­vo de nor­ma­li­zar las rela­cio­nes… ¿Cómo se pue­de nor­ma­li­zar una situa­ción con la patro­nal des­de una pers­pec­ti­va de izquier­da? Solo tie­ne una expli­ca­ción, y es des­de la pers­pec­ti­va de la social­de­mo­cra­cia. Y la social­de­mo­cra­cia, como ya está com­pro­ba­do feha­cien­te­men­te en la vie­ja Euro­pa, es una pro­lon­ga­ción más de los dife­ren­tes ins­tru­men­tos del sis­te­ma.

El hecho de apo­yar a las fuer­zas repre­si­vas cata­la­nas o del Esta­do espa­ñol por defen­der la «demo­cra­cia» ante los ata­ques yija­dis­tas en Cata­lu­ña… Esto es lo que fir­mó EHBil­du con el res­to de for­ma­cio­nes polí­ti­cas del par­la­men­to espa­ñol. Sellar con una fir­ma en el par­la­men­to de Espa­ña que quien ile­gí­ti­ma­men­te nos ocu­pa y explo­ta tie­ne un carác­ter demo­crá­ti­co, nos mues­tra el gra­do de sumi­sión al mis­mo.

Nos esta­mos acos­tum­bran­do, qui­zá, a oír uti­li­zar los tér­mi­nos de «recon­ci­lia­ción» (¿con quien nos ocu­pa y explo­ta?), «rela­to» (Espa­ña ten­drá el suyo y noso­tros el nues­tro), «paz» (no hay paz sin jus­ti­cia nacio­nal y social), «víc­ti­ma» (la pri­me­ra víc­ti­ma es Eus­kal Herria y mien­tras no reco­noz­can eso no hay tra­to alguno), «per­so­nas pre­sas» (pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas), «con­se­cuen­cias del con­flic­to» (el con­flic­to sigue sin resol­ver­se) y un lar­go etcé­te­ra. Todo eso es uti­li­zar los expre­sio­nes y esque­mas de nues­tro enemi­go. La razón es bien sen­ci­lla, sumi­sión. Por­que si enten­de­mos que Eus­kal Herria sigue ocu­pa­da y el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co explo­ta­do no pode­mos, de nin­gún modo, uti­li­zar esos tér­mi­nos.

En cuan­to a la fir­ma del pream­bu­lo de un nue­vo esta­tu­to con la bur­gue­sia vas­co-espa­ño­la, par­tien­do des­de la par­ti­ción de Eus­kal Herria efec­tua­da por Espa­ña y Fran­cia, no es sino con­se­cuen­cia logi­ca del vira­je de 180 gra­dos y una acep­ta­ción tar­dia de la refor­ma espa­ño­la del 78. ¿Es crei­ble el plan­tea­mien­to de tres pro­ce­sos (Vas­con­ga­das, Nafa­rroa garaia e Ipa­rral­de) que ten­drán sus pro­pios rit­mos, don­de cada uno por su lado logra­ra la sobe­ra­nía para lue­go cons­truir la Repú­bli­ca Con­fe­de­ral Vas­ca y enci­ma para den­tro de ocho años? ¿Tenien­do como alia­do al PNV que sin lugar a dudas no es inde­pen­den­tis­ta? ¿Y cuan­do a la pri­me­ra de cam­bio el PNV diga no? Y cuan­do el Esta­do espa­ñol y fran­cés digan no ¿Cuál es el plan­tea­mien­to de res­pues­ta, la diná­mi­ca a seguir? Ahí está el quid de la cues­tión, pues plan­tear una fór­mu­la es fácil. El asun­to es a qué esta­mos dis­pues­tos y con qué com­pa­ñe­ros de via­je vamos.

En cuan­to a los bai­la­bles y con­fra­ter­ni­zar… No hace fal­ta que opi­ne por­que me pare­ce más que evi­den­te.

¿No crees que se ha dado al refor­mis­mo mucha can­cha y que hace tiem­po se debe­ría haber reac­cio­na­do reivin­di­can­do las señas de iden­ti­dad del MLNV?

No soy el úni­co que pien­sa que antes de lle­gar a la déca­da de los 80, o en sus ini­cios a mucho tar­dar, habría que haber desa­rro­lla­do una estruc­tu­ra de cla­se revo­lu­cio­na­ria que hubie­ra sido capaz de ser el refe­ren­te prin­ci­pal del MLNV. El con­te­ni­do, actua­li­za­do a la épo­ca, hubie­ra sido el de la V y VI asam­bleas de ETA.

Sola­men­te una orga­ni­za­ción podría haber rea­li­za­do esa labor con garan­tías posi­ti­vas a cor­to, medio y lar­go pla­zo. No hubie­ra sido fácil, cier­to, pero pasa­do el tiem­po es evi­den­te que habría sido impres­cin­di­ble. Esa labor solo la podría haber rea­li­za­do ETA. Y pre­ci­sa­men­te es cuan­do ase­si­nan a Arga­la, si bien es cier­to que ser refe­ren­te no es sinó­ni­mo de impres­cin­di­ble.

Se dice que mucha mili­tan­cia e inclu­so diri­gen­tes de Sor­tu son muy crí­ti­cos con esta deri­va al refor­mis­mo… ¿Por qué pien­sas que siguen dicién­do­lo «en pri­va­do» y no «a los cua­tro vien­tos»?

No ten­go datos con­cre­tos. Des­de lue­go es lógi­co pen­sar que habrá gen­te, que no está en estruc­tu­ras de direc­ción, que no esta­rá de acuer­do con la pra­xis de Sor­tu. Igual que en el EPPK cuan­do die­ron la cifra de que alre­de­dor de 121 pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas no vota­ron sí a la deci­sión colec­ti­va de que indi­vi­dual­men­te cada uno haga lo que le parez­ca con­ve­nien­te para con­se­guir su pues­ta en liber­tad con el tope o línea roja del arre­pen­ti­mien­to y la dela­ción.

Otra cosa es qué hace cada cual y por qué, des­pués de nue­ve años como los que hemos pasa­do y con el futu­ro cer­cano que todos y todas pode­mos pre­veer.

Son ya bas­tan­tes los colec­ti­vos dis­tan­cia­dos de la deri­va de la que esta­mos hablan­do, bas­tan­te mili­tan­cia… ¿No crees que se debe­ría crear des­de ya un nue­vo colec­ti­vo, movi­mien­to o par­ti­do que empie­ce a tra­ba­jar y reilu­sio­nar en lo que han sido los his­tó­ri­cos obje­ti­vos del MLNV? Se habla de la V asam­blea, de sus apor­ta­cio­nes ideo­ló­gi­cas, del nacio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio como adap­ta­ción vas­ca del mar­xis­mo-leni­nis­mo… ¿No temes que esa rique­za ideo­ló­gi­ca se pier­da, se sua­vi­ce por los diri­gen­tes refor­mis­tas o cai­ga en manos de opor­tu­nis­tas o «gurús»? ¿Qué pien­sas que se debe­ría hacer para que no se dé nin­guno de estos casos?

Sobre la pri­me­ra par­te de tu pre­gun­ta, en cuan­to a que se debe­ría crear des­de ya un nue­vo colec­ti­vo, movi­mien­to o par­ti­do que empie­ce a tra­ba­jar y vuel­va a ilu­sio­nar en lo que han sido los obje­ti­vos his­tó­ri­cos del MLNV, decir que hace unos dos años que exis­te Herri­tar Bata­su­na en el con­jun­to de Eus­kal Herria y que, por cier­to, es sis­te­má­ti­ca­men­te nin­gu­nea­da.

En todo caso, en nues­tras manos está la res­pon­sa­bi­li­dad de situar­se en la coyun­tu­ra actual y veni­de­ra y comen­zar a con­for­mar una posi­ción revo­lu­cio­na­ria den­tro de los pará­me­tros del nacio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio de la V y VI asam­bleas de ETA has­ta las apor­ta­cio­nes de Arga­la.

Eso quie­re decir con­tex­tua­li­zar dicho pen­sa­mien­to y dotar­lo de la estruc­tu­ra ade­cua­da. ¿Cómo se hace? Pien­so que, de algu­na mane­ra, debe­rá reco­ger lo que ya tene­mos (pues lo suyo habrá avan­za­do a pesar del esca­so tiem­po reco­rri­do) y reunir simi­la­res que nun­ca serán igua­les. Creo que no hay que olvi­dar que los ins­tru­men­tos para luchar, en este caso las estruc­tu­ras revo­lu­cio­na­rias están suje­tas a la dia­léc­ti­ca de la lucha en movi­mien­to. Por lo tan­to, en mi opi­nión, sin mie­dos, lo que hay que tener cla­ro es que hay cons­truir la estruc­tu­ra más ade­cua­da para cada momen­to y dotar­la de la tác­ti­ca y estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria que acor­de­mos tenien­do en cuen­ta los prin­ci­pios o bases ideo­ló­gi­cas que veni­mos de men­cio­nar. No se pue­de per­der ni media hora en la tarea de poner­se en mar­cha.

En cuan­to a que se pier­da ese pen­sa­mien­to, que aca­ba en la revo­lu­ción socia­lis­ta vas­ca, no pien­so que lo haga mien­tras exis­ta la nación vas­ca pues es la úni­ca posi­bi­li­dad de sobre­vi­vir que tie­ne el Pue­blo Tra­ba­ja­dor vas­co. O al revés. Mien­tras el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co ten­ga el poder es sus manos, Eus­kal Herria sobre­vi­vi­rá. No hay otra garan­tía. Lo digo con total con­ven­ci­mien­to.

Sobre lo de apro­piar­se del pen­sa­mien­to… El refor­mis­mo vas­co de últi­ma hora, efec­ti­va­men­te, se ha apro­pia­do de cier­tas posi­cio­nes y len­gua­je de nues­tro enemi­go nacio­nal y de cla­se. Paz a secas, mar­co y pro­ce­so «demo­crá­ti­cos», etc. Pero nadie que prac­ti­que una diná­mi­ca y línea refor­mis­tas pue­de apro­piar­se del nacio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio, ni de los Etxe­ba­rrie­ta, ni de Txi­kia, ni de Arga­la. Para ello la pra­xis que prac­ti­quen habrá de ser revo­lu­cio­na­ria. Es una con­di­ción sine qua non sal­vo correr el ries­go de hacer el ridícu­lo inclu­so ante tus pro­pios.

En con­ver­sa­ción tele­fó­ni­ca me comen­tas­te que veías el mar­xis­mo, las ideas comu­nis­tas más actua­les que nun­ca… ¿Podrías deta­llar­lo?

Pien­so que haber toca­do fon­do ha ayu­da­do a revi­sar lo que hemos hecho. Bien, mal, peor, lo que hemos deja­do de hacer… A nue­ve años de aquel 2009 pare­ce que las posi­cio­nes de cla­se revo­lu­cio­na­rias debie­ran estar más desa­rro­lla­das en cuan­to a aná­li­sis, con­cre­ción orga­ni­za­ti­va, nivel de expan­sión, etc. Pero los que dise­ña­ron el cam­bio de ciclo/estrategia lo han hecho con todas las con­se­cuen­cias. En estos nue­ve años sobre todo se han dedi­ca­do a des­mon­tar el MLNV, con­ten­tar al enemi­go nacio­nal y de cla­se del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co y a pene­trar al cuer­po social de la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial y Refor­mis­ta con una prác­ti­ca filo­só­fi­ca total­men­te bur­gue­sa y, ade­más, pre­ten­dien­do hacer algo nove­do­so.

Apar­te de la coyun­tu­ra eco­nó­mi­ca penin­su­lar, con­ti­nen­tal, mun­dial, de la cri­sis gene­ral del capi­ta­lis­mo y de que no han hecho sino aumen­tar las razo­nes de toda índo­le para cons­truir un mun­do dife­ren­te, en Eus­kal Herria hemos vis­to de pri­me­ra mano de qué es capaz la bur­gue­sía cipa­ya y, sobre todo, la peque­ña bur­gue­sía, los buró­cra­tas y los refor­mis­tas de la Izquier­da Aber­tza­le.

Vis­ta toda esa situa­ción, los y las que pre­ten­de­mos man­te­ner una posi­ción socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria vas­ca tene­mos cla­ro que el suje­to revo­lu­cio­na­rio ha de ser el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, si lo que que­re­mos es la cons­truc­ción de una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te, socia­lis­ta y anti­pa­triar­cal. Y en ese difí­cil camino, que no tie­ne tiem­po ni des­can­so sal­vo el rit­mo que noso­tros y noso­tras le impon­ga­mos, los más des­po­seí­dos y con­cien­cia­dos serán quie­nes ten­gan la res­pon­sa­bi­li­dad prin­ci­pal del pro­ce­so inte­gral de libe­ra­ción. Esto es, la cla­se tra­ba­ja­do­ra y capas popu­la­res.

Y una vez que se ha con­cre­ta­do quién es el suje­to revo­lu­cio­na­rio es evi­den­te que la bur­gue­sía vas­co-espa­ño­la no pue­de ser par­te del motor ni suje­to del pro­ce­so de libe­ra­ción. En la Izquier­da Aber­tza­le está bas­tan­te exten­di­do que sin el PNV nada serio se pue­de hacer «en cla­ve de país», como a algu­nos les gus­ta decir. A este res­pec­to, vuel­vo a recor­dar una fra­se de Jon Idi­go­ras Gerri­ka­bei­tia: «sin el PNV va a ser difí­cil pero con el PNV impo­si­ble».

Ni que decir tie­ne la impor­tan­cia estra­té­gi­ca que tie­nen las diná­mi­cas de lucha que esca­pan del con­trol par­ti­da­rio ubi­ca­do en el sis­te­ma. Sean cen­tros auto­ges­tio­na­dos, luga­res ocu­pa­dos y otras diná­mi­cas que se están desa­rro­llan­do poco a poco en el amplio movi­mien­to popu­lar vas­co.

Lo mis­mo hay que decir de la herra­mien­ta glo­bal, sec­to­rial, par­cial, tác­ti­ca y estra­té­gi­ca de la desobe­dien­cia. Somos cons­cien­tes que es un tema difí­cil de lle­var a la prác­ti­ca por varias razo­nes. Por una par­te con­lle­va siem­pre un nivel de cho­que, de enfren­ta­mien­to, de des­gas­te. Por otra es y será difí­cil ren­ta­bi­li­zar lo ensa­ya­do en el cam­po de la desobe­dien­cia en cla­ve de avan­ce. Es difí­cil, pre­ci­sa­men­te, por­que al capi­tal y a sus ser­vi­do­res (el Esta­do espa­ñol, fran­cés y todos sus aña­di­dos), se les va la vida con el tema de la desobe­dien­cia. Aún y todo es un deba­te a desa­rro­llar per­ma­nen­te­men­te y que, aún sien­do cons­cien­tes de que es un tema prio­ri­ta­rio, no sé si le damos la impor­tan­cia nece­sa­ria en cuan­to ins­tru­men­to tác­ti­co y estra­té­gi­co.

Esa es la con­clu­sión que poco a poco se va abrien­do ante el desola­dor pano­ra­ma que, de momen­to, tene­mos. Esa preo­cu­pa­ción, ese aná­li­sis de quién es el suje­to revo­lu­cio­na­rio, qué es lo que segu­ro que ya no hare­mos, con quien nos alia­mos tác­ti­ca­men­te y/o estra­té­gi­ca­men­te, visua­li­zar y poner hoy en nues­tras diná­mi­cas un poco del futu­ro que pre­ten­de­mos, saber a cien­cia cier­ta que habre­mos de hacer la revo­lu­ción socia­lis­ta vas­ca… Es la par­te posi­ti­va de la deba­cle del MLNV. Con el tiem­po estoy con­ven­ci­do que se con­for­ma­rá un Movi­mien­to socia­lis­ta revo­lu­cio­na­rio vas­co de libe­ra­ción nacio­nal. En nues­tras manos está.

 

7 de enero de 2019

 

(Boltxe)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. MATANZA DE ATOCHA . 5 muertos .4 heridos .diciembre 1977

    ——–Todavía creo que hay un DESIERTO POR DELANTE QUE TRANSITAR ………….

    …………..Pero todo llega . Lo que ocurre es que existen” tiempos “”……esos tiempos
    se tienen que cumplir para que las coyunturas MADUREN .

    Y son muchas las diferentes CONTRADICCIONES ..LAS QUE SE TIENEN QUE DAR .-

    Si existe voluntad aunque sea mínima ..hay esperanza de “CAMBIOS ” .-

  2. Generala Ramona

    Jo ta ke, irabazi arte!!

    Ezin dugu itxoin gehio, INDEPENDENTZIA ORAIN!!

    EH Antifaszista beti!!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*