El Supremo busca resquicios legales para evitar la imagen de presos políticos recogiendo las actas de diputados

Los recientemente elegidos como diputados Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull (Junts per Catalunya) y Oriol Junqueras (ERC), y el senador Raül Romeva (ERC) podrían ser suspendidos de sus cargos por encontrarse en prisión. Este hecho es el que está analizando el Tribunal Supremo (TS), quien, según fuentes jurídicas, podría darles permiso para tomar posesión de sus cargos y estudiar una posible suspensión de los mismos a continuación.

Según publica EiTB, las decisiones que se adoptarán en las próximas semanas afectan a los dirigentes presos que han obtenido escaño tras las elecciones estatales, cuatro de ellos en el Congreso español: Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull (Junts per Catalunya) y Oriol Junqueras (ERC); y Raül Romeva (ERC) en el Senado español.

De esta forma, y una vez que el órgano jurídico tome “conocimiento formal” del resultado de las elecciones, debe comunicar a las cámaras legislativas su “especial situación procesal”, cuestión que conllevaría la suspensión en el ejercicio del cargo en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que se aplica a personas procesadas mientras estas se encuentran en prisión.

Así, la decisión todavía debe ser deliberada por el propio órgano jurídico, ya que la ausencia de precedentes impide adelantar cuál será su postura en este sentido.

Dicha suspensión se produciría el 21 de mayo, una vez tomen posesión de sus escaños. No obstante, los cuatro diputados y el senador deberán acudir de forma presencial al Congreso y al Senado, y jurar o prometer su cargo. Todo ello tras obtener el necesario permiso de la Sala que les está juzgando por “rebelión” y “malversación de fondos públicos”.

Tal y como informa EiTB, las defensas de las cinco personas presas podrían solicitar al TS, a lo largo de los próximos días, el permiso necesario para que estas puedan abandonar la cárcel y estar presentes el próximo 21 de mayo, fecha en la que tomarán formalmente su condición de diputados y senador.

Las defensas de las personas encausadas han señalado la posibilidad de que el máximo órgano jurídico deba pedir permiso al nuevo Congreso español, mediante la tramitación del denominado suplicatorio, para poder seguir procediendo penalmente contra ellos. Ello obligaría, según esta parte, a suspender las sesiones mientras se tramita dicho permiso.

 

arainfo

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. Libertad para todos los presos políticos.
    Ése es el único «resquicio legal».
    Votar no es delito.
    Pegar a los que quieren votar sí lo es.
    El «Tribunal SuperMemo» es ilegítimo.

    Freedom for all political prisoners.
    That’s the only «loophole».
    Voting is not a crime.
    Beating up those who just want to vote is.
    The «SuperDumb Court» is illegitimate.

  2. angelaJUSTICIERA

    Pero no nos contaban (de la Vox Populi: cuento de contar leyendas) que en este Reino criminal Francobourbónico existía una cosa rara que se debía de llamar por mor de las convenciones (perdón, mentiras basadas en el consenso sin posesión de senso alguno) jurídicas «di/visión de poderes».

    Parece que ni siquiera lo de la di/visión del trabajo jurídico no se ha entendido suficientemente bien. Y algún día habrá que explicarlo al dedillo y con todo el senso (sentido) común que sea posible.

  3. EL SUPREMO QUÉ?
    LO UNICO QUE CONOZCO YO COMO SUPREMO ES LA NOVELA DE AUGUSTO ROA BASTOS: «YO EL SUPREMO» Y PARECE SER QUE EL SUPREMO DE ROABASTOS Y EL SUPREMO DE ESPAÑISTAN COINCIDEN EN ALGO MAS QUE EN EL NOMBRE