El Portavoz del SAT, Óscar Reina, se niega a entrar en el juicio por los carros con comida expropiados al Mercadona

15 de los 20 miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) acusados de robar carros de la compra en un supermercado de Écija (Sevilla) en 2012 han aceptado una pena de seis meses de cárcel sustituibles por una multa de 720 euros, mientras que otros cinco han ido a juicio.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Sevilla tenía previsto enjuiciar este miércoles a los veinte sindicalistas, pero quince de ellos han alcanzado un acuerdo de conformidad por el que serán condenados por un delito de robo con violencia a medio año de prisión que será sustituido por 12 meses de multa con una cuota de 2 euros diarios.

Entre estos encausados se encuentran Andrés Bódalo, exconcejal de Jaén en Común y candidato número 1 de Podemos al Congreso de los Diputados por esa provincia en las elecciones generales de 2015, que disfruta del tercer grado penitenciario tras ser condenado a tres años y medio de prisión por agredir a un edil de Jódar (Jaén), o Francisco Molero, que está cumpliendo una condena de cinco años por la acción ‘Rodea el Congreso’.

También han aceptado el acuerdo Manuel Rodríguez, exdiputado de IU por Sevilla; José Caballero, secretario de Organización del SAT, y Antonio Nogales (IU), alcalde de Pedrera (Sevilla).

Entre los acusados que han ido a juicio, para quienes la Fiscalía y el supermercado Mercadona solicitan un año y seis meses de prisión, figura Óscar Reina, portavoz nacional del SAT, quien no ha entrado en la sala.»El sindicato siempre ha sido pacífico y no aceptamos que se habla de robo con violencia», ha dicho Reina a los periodistas.

El único acusado que ha comparecido ante la jueza, V.J.F., ha explicado que el día de los hechos, el 7 de agosto de 2012, se quedó fuera del súper.

También han comparecido cinco empleados del establecimiento, la mayoría de los cuales ha coincidido en que temieron por su integridad física.

El juicio proseguirá este jueves porque los policías nacionales citados como testigos de la defensa han recibido la citación esta misma mañana y necesitaban documentarse.

Según la Fiscalía, los acusados entraron el 7 de agosto en el Mercadona y «tras cargar una veintena de carros», cuyo contenido estaba valorado en 1.400 euros, se dispusieron a irse «sin pagar», pero «distintos empleados se interpusieron» y los sindicalistas «de forma tumultuaria los acometieron».

Tres de los acusados «agredieron» a algunas empleadas del súper y les provocaron contusiones y crisis de ansiedad, por lo que la fiscal les atribuye un delito de faltas y solicita varios meses de multa a razón de 6 euros diarios e indemnizaciones de entre 180 y 450 euros.

El SAT alega en su defensa que entregó el contenido de los carros a una corrala en Sevilla.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email