EDITORIAL. El muro que mira la Transición y el miedo

El muro apareció apuntalando un pequeño talud junto a las vías del tren, garantizando sin pretenderlo las miradas de miles de personas. Por eso, desde el inicio se ganaron los metros cuadrados para las primeras consignas, y un acuerdo no escrito que no sería de organización alguna, sino del barrio obrero todo. Una foto del archivo de un vecino confirma que la palabra «Amnistía» escrita en rojo sobre un fondo negro, inauguró el paredón. Le siguieron «Viva la revolución sandinista», «Crimen de Almería: Guardia Civil culpable», «Felipe, ¿y el cambio, para cuándo?», «OTAN no, Bases fuera», «1968-1988: El Che vive en la lucha», «Huelga General, viva la clase obrera», «Borbones…, sois unos borbones»

Pero de a poco, el muro fue cediendo espacio a los hijos del rock and roll, a dibujos contra la heroína, a decorado publicitario de una campaña de botas invernales para el suplemento de un dominical, a respuestas bélicas contra un barrio cercano al que alguien parece ser que le declaró la guerra desde este otro, y vivas a algún equipo de fútbol. Hace unos días fue renovado por grafiteros nocturnos con figuras semi galácticas de un realismo y colorido impresionantes, debajo firmaron con un teléfono y un email por si alguien quiere contratarlos.

El vecino que de alguna manera lo custodia dice que el muro sigue ahí, en pie, esperando su momento.

 

EDITORIAL

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: