El ministro Grazón (IU) confirma que el impuesto a la «comida basura» no llegará a la mesa del Consejo de ministros

Tras el chasco de no poder prohibir las Casas de apuestas, llega el no poder aplicar el impuesto a la comida basura. Se anunció a bombo y también platillo, pero…  pasadas unas semanas parece que no se puede.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, acaba de confirmar que los planes del Gobierno para gravar la denominada ‘comida basura’  no se podrán aplicar hasta que no se pacten y aprueben unos nuevos Presupuestos Generales del Estado.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, el ministro ha recordado que «tenemos problemas con el consumo no saludable que hace que tengamos niveles de obesidad elevados». En este sentido, Garzón ha señalado que «la fiscalidad a la alimentación no saludable no es recaudatoria sino desincentivadora para su consumo» pero ha reconocido que esta no se activará hasta que se aprueben las cuentas públicas, que requerirán una negociación a muchas voces.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar