El ilegítimo jefe del Estado aboga por el “buen periodismo”; pone como ejemplo a la Agencia EFE

Vaya, qué cosas suceden. Está claro que existen personas sin vergüenza que para defender sus insultantes privilegios son capaces de soltar la mentira más grande sin sonrojarse lo más mínimo; de otra manera no se entiende sus habituales comportamientos.

El rey Felipe VI es uno de ellos. Hoy ha abogado por recuperar «la esencia del buen periodismo» como vía para transmitir relatos creíbles a los ciudadanos, preservar el rigor, la independencia y la imparcialidad de los medios y luchar contra la propagación de noticias falsas. Casi nada, como si no le conociéramos.

El ilegítimo jefe del Estado ha presidido en la Casa América de Madrid la entrega de los premios internacionales de periodismo Rey de España en su 36 edición y el 15 premio de periodismo Don Quijote, convocados (qué casualidad) por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

También han asomado por allá la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, diversos ministros, como el de Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, y el presidente de la Agencia EFE,Fernando Garea.

La edición de este año ha reconocido la labor de informadores y medios de comunicación de España, Venezuela, México, Argentina, Brasil, Bolivia, Nicaragua y Portugal en las categorías de prensa, radio, televisión, fotografía, periodismo digital y periodismo ambiental y desarrollo sostenible.

Felipe VI les ha felicitado por «su calidad, su sensibilidad y su buen hacer» y por ser ejemplo de que»el ejercicio de una prensa libre» contribuye cada día a «la construcción de sociedades más informadas, más justas y democráticas».

El cuñado de Urdangarín ha animado a «rescatar el espíritu del mejor periodismo clásico» con el propósito de ofrecer «relatos sólidos, comprobados y que den garantías a los ciudadanos de que lo que se está contando está suficientemente contrastado».

Y ha añadido: «Es el buen periodismo el que favorece el desarrollo del espíritu crítico en individuos y sociedades, ese sentido que nos capacita para distinguir y discriminar en la cantidad inabarcable de datos, informaciones y opiniones».

El hijo del campechano, sí a Juancar nos referimos, ha hecho hincapié en que «el mejor periodismo» debe esforzarse en combatir las noticias falsas, «no solo por una elemental cuestión ética, sino porque el falseamiento de la realidad distorsiona injustamente la opinión de las personas».

Felipe VI ha destacado, sin el más atisbo de sonrojo en su rostro, la preservación de los valores periodísticos tradicionales, como la veracidad, el rigor o la imparcialidad. Así, ya que la Agencia EFE cumple 80 años, es «sinónimo de periodismo de calidad, profesional, imparcial y riguroso».

No hace falta añadir nada más, con el ensalzamiento a la agencia que nació tras el triunfo de Franco para servirle, ya queda todo dicho.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. Asi esta el pobre pueblo , con su falsimedia que, no acabamos de levantar cabeza, con este Regimen impuesto por el DICTADOR FRANCO y con Presos Politicos y exiliados, raperos y vascos perseguidos, ese es su periodismo que le ocultan la represion y el malestar de los pueblos, no tiene el valor de hacer un referendum sobre si le quiere el pueblo o si desea la III Republica . El vive en su informacion ficticia. EFE la cortina que le rodea al Borbon.

  2. Y PA QUE QUEE TÓ EN FAMILIA QUE PONGA DE MEJOR Y BUENISIMA PERIODISTA A SU ESPOSA Y ALTEZA REAL CONSORTE DOÑA LETICIA

  3. Claro Martinez, es que Felipe VI es el Rey de España. No tiene necesidad de pensar en todo lo que usted dice. Pero eso también lo sabe, ¿verdad?

  4. Sopalajo de Arrierez

    O sea, que el Borbón entrega/preside los premios al buen periodismo, y la prensa va a hablar mal de él, ¿no? Qué país.

    Respecto a lo de «luchar contra la propagación de noticias falsas», ¿lo dirá por lo de las armas de destrucción masiva de Irak, que la prensa del Sistema se limitó a promocionar, sin comprobación de fuentes ni rigor periodístico alguno?

    Por supuesto, en estos premios tan sólo entra la prensa obediente, que dice lo que ellos quieren que diga, y algún bloguero para dar el pego, pero bloguero de los suyos también.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: