El gobierno exige a los trabajadores lo que no hace con el campechano y la banca

La paralización de toda actividad económica llega con retraso. Los poderes fáctico-empresariales, pensando -como es costumbre- en sus intereses y no en la salud de los trabajadores, retrasaron una decisión que, al igual que cerrar Madrid, parecía obvia para frenar los contagios. Tanto que en otros lugares del mundo, con un grado alto de afectados, se tomó sin dilación.

Hace una horas el ejecutivo de Sánchez, aprovechando que se pueden rebañar unos días a la Semana Santa, decide parar las industrias. Eso sí, advierte que esos días y horas que remunerará a los trabajadores tendrán que devolverse en jornadas laborales. Está bien que en estas circunstancias excepcionales es necesario colaborar pero es significativo que en su comparecencia, Pedro Sánchez, no mentara que Juan Carlos I debería devolver sus dineros suizos ni tampoco que la Banca haga lo propio con los millones entregados para su rescate. Bien que hacen falta esos euros en estos momentos.

Algunos sindicatos se lo han recordado con claridad:

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email