El “giro a la centralidad” de ERC preocupa a la CUP porque puede provocar consecuencias desmovilizadoras

Introducción

Llevar a puerto una negociación con el PSOE y seguir movilizando al pueblo de Catalunya, para supuestamente intentar alcanzar la independencia, resulta del todo incompatible. Y es que el PSOE ya ha dicho por activa y por pasiva que no habrá derecho a la autodeterminación, y tampoco otras importantes cosas para que la independencia de Catalunya pueda ser efectiva.

Es evidente, pues, que si ERC firma un acuerdo con el PSOE, aunque nunca lo reconozca, la desactivación, por su parte, de las movilizaciones del movimiento independentista será un hecho. De alguna manera, de un tiempo a esta parte, ERC ya está ha metido su mano en el interruptor desactivador del mencionado movimiento. No en vano, en los últimos tiempos sus dirigentes han sido acusados de ello en no pocas ocasiones.

La noticia

La CUP, por ejemplo, hace bastante que viene avisando de este riesgo. Su diputada en el Congreso Mireia Vehí ha alertado hoy de que el «giro a la centralidad» de ERC y un eventual acuerdo que suponga la investidura de Pedro Sánchez (PSOE) como presidente del Gobierno puede tener consecuencias negativas como la desmovilización del movimiento independentista.

Vehí ha recordado que la CUP defiende conseguir derechos por medio de la desobediencia, pero considera que la estrategia de ERC va ahora en otro sentido: «ERC está en un proceso de ocupar el espacio central de este país. Pensamos que esta construcción de partido puede afectar negativamente a las necesidades de este país. Que genere desmovilización. Esto nos parece un problema».

La diputada de la formación anticapitalista ha analizado la estrategia de los republicanos, que considera basada en que un gobierno del PSOE dará una estabilidad al Estado que «repercutirá de manera positiva en el pueblo catalán, tanto en la consecución del derecho a la autodeterminación como en las personas represaliadas», pero ella cree que no sucederá.

Vehí apoya su reflexión en la reunión que mantuvieron el 17 de diciembre con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y con el secretario general del Grupo “Socialista”, Rafael Simancas, en la que constataron que los del PSOE «son como una pared en relación al derecho a la autodeterminación y la amnistía» a los condenados por el proceso independentista. Para la CUP, el eventual acuerdo ERC-PSOE para la investidura se sigue en marcando «en la lógica del chantaje de la represión, porque no es una dinámica de autotutela de derechos, sino de paz social con el Estado vacía de contenido».

«Cuando digo ‘vacía de contenido’ quiero decir que sí, que tendrás una mesa bien bonita que tendrá un cartelito que pondrá ‘diálogo’ y todo el mundo quiere diálogo, pero es que lo que tienes es un cartel, no tienes consecución práctica. ¿Por qué lo haces? Porque así tienes la posibilidad de erigirte como la nueva fuerza gobernante del país en las principales instituciones del Estado. Esto no lo compartimos», ha zanjado.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: